Skip to navigation – Site map
Literatura áurea ibérica

Soñar con el Imperio portugués, desde Hamburgo: el singular destino del médico, astrólogo y poeta Manuel Bocarro Francês

Roland Béhar

Abstracts

The life of the Portuguese converso Manuel Bocarro Francês (Jacob Rosales after his reconversion to Judaism) presents the singular case of a complex trajectory in different European courts, where the pursuit of personal success as physician, astrologer and poet went hand in hand with the pursuit of a prophetic vision of the political role of his country. The article shows that the continuity of this trajectory was made possible by the formal attachment of Bocarro to a literary and linguistic framework determined by the imperial dreams of Portugal in the first half of the 17th century: to express the epic vision of a world submitted to the Portuguese monarchy, it had, even in a place as far as Hamburg, to use the forms codified by the literary tradition from Camões.

Top of page

Full text

I.

1A Manuel Bocarro Francês, también conocido como Jacobo Rosales después de su conversión al judaísmo, nacido en Portugal sobre el año 1588 y muerto hacia 1662, en Italia, se le conoce por varios motivos, que han incentivado su estudio desde perspectivas disciplinarias diversas. Entre estos motivos serían de citar su papel como médico en distintas cortes europeas (en la española y en la danesa), su desempeño de funciones diplomáticas al servicio de los Austria, que le valió en 1641 la dignidad honorífica de «Conde Palatino», pero también su protagonismo en el mundo intelectual judío de su tiempo, en cuanto autor mesiánico, o incluso sus ambiciones literarias.

  • 1 Para una primera visión de conjunto de los estudios sobre Bocarro, véase Michael STUDEMUND‑HALEVY y (...)
  • 2 Miguel de BARRIOS, Relación de los poetas y escritores de la nación judaica amstelodama, Ámsterdam: (...)

2En todos estos campos, logró cierto reconocimiento. Lo indican muestras de estima por parte de contemporáneos suyos tan destacados como Galileo Galilei o el célebre rabí mesiánico de Ámsterdam Menasseh Ben Israel. Una carta de este último publicada en el Bonum Nuncium Israeli de Paul Felgenhauer (Ámsterdam, 1655) menciona un panegírico que Rosales le había dedicado1. Asimismo, la famosa Relación de los poetas y escritores de la nación judayca amstelodama de Miguel de Barrios (Ámsterdam, 1683) menciona a Bocarro/Rosales, aunque confundiéndolo con su hermano Joshua, quien también parece haberse dedicado al culto de las musas: «Josiahu Rosales, hermano del Doctor Rosales que fue Conde Palatino, compuso en Octava rima los Anefaulesis [sic], que intituló de Bocarro.»2 El aspecto por el que más se le recuerda quizá sea su papel destacado en la historia del mesianismo portugués, junto con Bandarra y el Padre António Vieira, por haberse hecho el eco de las esperanzas sebastianistas de su tiempo, en su caso combinadas con especulaciones cabalísticas, todo lo cual le valió repetidas condenas por parte de la Inquisición, no solo durante su vida, sino también en el siglo XVIII.

  • 3 Posiblemente evocaría las hazañas de su hermano Jacobo Rosales –aunque también podría tratarse de u (...)

3Ahora bien, Manuel Bocarro/Jacobo Rosales nutrió fuertes ambiciones literarias, cuya legitimidad la posteridad se negó a ratificar, aunque es de recordar que Franz Julius Delitzsch, en su ensayo Zur Geschichte der jüdischen Poësie (Leipzig, 1836), recalcara aún su importancia como poeta peninsular por su Vera Mundi Compositio. Ubicaba este poema junto a la Araucana de Ercilla, al Sansón Nazareno de Antonio Enríquez Gómez y al Bocarro, poema hoy día perdido de Josias o Joseph Rosales, hermano de Jacobo Rosales3. Lo más probable, sin embargo, es que no lo haya leído.

  • 4 Sería útil, al respecto, como nos lo señaló Jesús Antonio Cid durante las jornadas en que se presen (...)

4En lo que sigue, no se aportarán nuevos documentos sobre una trayectoria a la vez bien documentada –si se considera lo errática que fue– y a la par misteriosa en sus motivaciones, que parecen haber sido tanto espirituales como pragmáticas4. Existen ya distintos trabajos que reúnen lo establecido por la crítica acerca de Manuel Bocarro, y éste no es lugar de volver sobre ello. Se tratará, más bien, de mostrar el papel que las letras y, más en concreto, la poesía pudo desempeñar en la construcción pública de la trayectoria intelectual y vital de Bocarro, como modo de dar forma a sus aspiraciones mesiánicas y políticas. Para ello, después de recordar su trayectoria vital, se examinará con más atención una obra tardía de su producción, el enigmático Regnum Astrorum Reformatum (Hamburgo, 1644), en el que se puede apreciar especialmente el aspecto por el que Rosales más destacó, en su tiempo y ante la mirada de los investigadores más recientes: su doble y harto singular condición de portugués a la vez converso y sebastianista.

II.

5Salieron de su pluma las publicaciones siguientes:

MADRID

61. «Epigrama» y «Ode», in: Pedro de Herrera, Descripción de la Capilla de Nª Srª del Sagrario que erigió en la Stª Iglesia de Toledo el Ill.mo S.or Cardenal D. Bernardo de Sandoual y Rojas [], y Rel.on de la Antiguedad de la Stª Imagen: con las Fiestas de su Traslación […], Madrid, en Casa de Luis Sánchez, 1617, lib. IV, fol. 117v y 136v138r.

LISBOA

  • 5 Existe una edición fac-símil en Henrique de SOUSA LEITÃO, Manuel Bocarro Francês e o «Tratado dos c (...)

72. Tratado dos Cometas que Appareceram em Novembro Passado de 1618, Lisboa: Pedro Craesbeeck, 16195.

83. Vera Mundi Compositio, 1622 (perdida).

94. Anacephaleoses da Monarchia Luzitana, Lisboa, Antonio Alvarez, 16246.

ROMA

  • 7 Existe una edición fac-símil moderna: Manuel BOCARRO FRANCÊS, Luz Pequena Lunar e Estelífera da Mon (...)

105. Luz pequena, Lunar, E estelífera Da Monarchia Luzitana. Explicação do Primeiro Anacefaleoses, Roma, 16267.

116. Foetus Astrologici, Roma, 1626 (libro cuya edición se ha perdido, y cuyo texto solo se conoce por la reed. de Hamburgo, 1644).

HAMBURGO

127. Brindis Nupcialis Egloga Panegyrica Representada dos Senhores Isach e Sara Abas, Hamburgo, 1632.

138. «Ode» y «Epigrama», in: Moshe ben Guidon Abudiente, Gramatica Hebraica, Hamburgo, 1633.

ÁMSTERDAM

149. Clio in Auctoris Gloriam (1637), Ode Saphicum (1637) y Poculum Poeticum (1639), editados en Zacuto Lusitano, De Medicorum Principum Historia, Liber Tertius, Ámsterdam, 1637, para los dos primeros, en Z. Lusitano, De Medicorum Principum Historia, Liber Quintus, Ámsterdam, 1639, para el tercero. La Clio se reeditó en los Opera omnia de Zacuto (Lyon, 1642).

1510. Panegyricus in Laudem Eximii & Praestantissimo Sapientis, Nobilisq[ue] Viri, Menasseh ben Israel, poema laudatorio que precede el De Termino Vita de Menashe ben Israel, Ámsterdam, 1639. Reed. en Paul Felgenhauer, Bonum Nuncium Israeli, Ámsterdam, 1655. Junto con el De Termino se imprime el Epos Noetikon sive Carmen Intellectuale, Ámsterdam, 1639.

1611. Armatura Medica: hoc est modo addiscendae medicinae per Zacutinas historias, earumque Praxin, en el segundo volumen de los Opera Omnia (1643) de Zacuto Lusitano.

HAMBURGO

1712. Status Astrologico Anacephaleosis da Monarchia Luzitana, Hamburgo, Henrici Werneri, 1644.

1813. Foetus Astrologici libri tres, Hamburgo, Henrici Werneri, 1644 (dedicado a D. Francisco de Melo).

1914. Regnum Astrorum Reformatum, Hamburgo, Henrici Werneri, 1644, que consiste en el índice de esta obra, seguido del texto del Status Astrologico y del Fœtus.

FLORENCIA

2015. Fasciculus Trium Verarum Propositionum, Florencia, 1654 (dedicado a Cósimo III de Medici): segunda edición de la Vera Mundi Compositio, la tercera edición del Foetus Astrologici (con una cuarta parte), y la segunda edición del Epos Noetikon sive Carmen Intellectuale.

  • 8 Véase Israel‑Salvator RÉVAH, «Une famille de “nouveaux-chrétiens” : les Bocarro Francês», Revue des (...)
  • 9 1617 es el año de la célebre y misteriosa Spongia de Torres Rámila contra Lope de Vega. Sobre la or (...)
  • 10 Pedro de HERRERA, Descripción de la Capilla de Nª Srª del Sagrario…, Madrid: Luis Sánchez, 1617, fo (...)
  • 11 Así le llama la mención del nombre del autor al margen del epigrama antes citado.

21El simple elenco de las publicaciones de Bocarro permite reconstruir parte de las vicisitudes de su recorrido europeo. Nacido en Lisboa hacia 1588 en el seno de una familia conversa8, estudió en el colegio jesuita de Santo Antão de Lisboa, para luego estudiar en Alcalá de Henares, donde se hizo bachiller en medicina, y en Sigüenza. Tomó parte en Toledo, en octubre de 1616, en un certamen poético por la traslación de la Virgen del Sagrario, con una oda y un epigrama en latín, que parecen ser sus primeras obras entregadas a la imprenta, en el volumen que recoge las composiciones poéticas, la Descripción de la Capilla de Nª Srª del Sagrario de Pedro de Herrera (Madrid, 1617). El propio Luis de Góngora había tomado parte en el acto con unas octavas («Era la noche, en vez del manto escuro…»), publicadas en el volumen, que de hecho parece haber sido orquestado por sus partidarios en la magna contienda que lo opuso a los antigongorinos y, en especial, por Pedro de Torres Rámila9. Así es como el epigrama de Bocarro10 se encuentra en una sección junto con epigramas de Juan de Montoya, de Juan de Guevara, de Pedro de Torres Rámila, de Jerónimo de Loaysa, de Gabriel del Corral o de Vicente Espinel. El «Licenciado Manuel Bocarro Portugués»11 aparece desde el inicio como perfectamente insertado en la República de las Letras ibérica. Este punto de partida evidencia más la distancia que recorrerá después, desde su vuelta a Lisboa hasta Livorno, pasando por Roma y Hamburgo.

  • 12 Entre otras obras publicadas en torno al extraordinario acontecimiento, véanse, en la península ibé (...)

22De vuelta a Lisboa, en 1619, va perfilando su singularidad literaria como autor, con el Tratado dos Cometas que appareceram em Novembro Passado de 1618, en la imprenta del célebre impresor lisboeta Pedro Craesbeeck. Dedicado a D. Fernão Martins Mascarenhas, obispo e inquisidor general de Portugal, el libro comentaba el fenómeno de los dos cometas que causó una abundante literatura en aquel momento y que desencadenaría incluso una vasta polémica respecto a la manera de interpretar dichos cometas, según Aristóteles o no12.

  • 13 O que canto he tudo de V. Mag. & assi lho offereço neste seu conselho de Portugal, adonde parece, q (...)

23Siguiente etapa de su trayectoria fue Madrid, donde llegó en 1622, para ponerse al servicio de don Baltasar de Zúñiga, tío del Conde de Olivares y Presidente del Consejo de Estado. Durante esta residencia, publicó la primera edición de su Vera Mundi Compositio (1622), hoy perdida, y, sobre todo, sus Anacephaleoses da Monarchia Luzitana (Lisboa, 1624). Esta última es, bajo todos los aspectos, una obra esencial de Rosales, dedicada a Felipe III de Portugal (Felipe IV de Castilla)13, sobre cuyo proyecto, según se verá, volvió constantemente.

24Ambicionaba Rosales exponer en esta obra el destino de la Monarquía Lusitana, a modo de recapitulaciones (anacephaleoses) en cuatro libros:

  • el Stado Astrológico, dedicado a Felipe III de Portugal, único libro en publicarse.

  • el Stado Régio, dedicado a Diogo da Silva e Mendoça, Marqués de Alenquer y duque de Villa Franca, en el que recordaba las vidas de los reyes de Portugal.

  • el Stado Titular, dedicado, como el Tratado dos cometas, a Fernão Martins Mascarenhas, obispo e inquisidor general de Portugal, que presentaba a los nobles y miembros del alto clero, así como los territorios portugueses de ultramar.

  • el Stado Heróico, dedicado a Teodósio II, duque de Bragança y padre del futuro João IV, evocaba las hazañas de famosos portugueses.

25La edición de 1624 no editaba más que las 131 estrofas del Stado Astrologico. El carácter inconcluso de sus proyectos será, como veremos, un rasgo recurrente de la vida de Bocarro, en cuanto fue una constante proyección, si no huida hacia adelante. De inspiración autonomista, el poema pronosticaba, con la ayuda de la astrología, que la monarquía portuguesa iba a asumir el papel de último reino de la historia, para mayor gloria de sus súbditos y de la fe cristiana que iba a conquistar el mundo entero. Proponía con esto una reformulación portuguesa del mito sebastianista del Quinto Imperio, ahora a favor de la casa de Braganza.

26Para ello, Bocarro elige la forma del poema épico, la más digna para una empresa de tamaña importancia. Son de recordar las palabras con que lo expone en su Advertencia ao lector:

  • 14 Anacephaleoses da Monarchia Luzitana. Pello Doctor Manoel Bocarro Frances, Medico, Philosopho, & Ma (...)

Em quantos outros buscano nouos modos de recreação, se diuirtião em varios passatempos, quise u, a imitaçaõ de Alciato, empregar as horas que furtaua a meus studos na meditação de alguas rimas. E porq[ue] estaua desconfiado (por mina pouca energia poetica) da materia, quis encobrirlhe os deffeitos na eleição da forma, que sendo a da Monarchia Luzitana, me pareceo se estimaria por si, quando a Ryma a não fizesse deleitosa, & amauel. Este meu pensamento reprouam muytos detractores, dizendo, que jà que poetizaua, o deuia fazer nalgum Poema heroico, cuja essencia consistia cantar de hum sò varã, & que despois por Episodios, metesse o que prentendo da Monarchia Luzitana: & assi julgão este meu trabalho por imperfeito, como ja calumniaraõ o de Camões por dizer,
As armas, & varões assinalados.
São estas objeções rediculas, porque como a fabula seja alma do verso, como diz Aristoteles, o Canto de cousas heroycas fica sendo, poema heroico, sem que se tenha respeito, q[ue] seja a empresa, ou assumpto de hum, ou mais varões: assi Silio Italico excellentissi. Poeta no seu liuro de bello púnico, propõe por objeto as armas dos Romanos.

Ordior arma quibus cœlo se gloria tollit, Æneadum.
Lucano na sua Pharsalia diz, que canta as guerras ciuis.
Bella per Æmathios plusquã ciuilia campos,

Iusque datum sceleri canimus.
E como excelentemente proua Hieron. Fract. no tract. de poetrica à materia do poeta saõ todas as cousas, o officiio cantallas em verso, ou pera a proueitar, ou pera deleytar, a forma da poesía he aquillo que se canta: pe lo que eu q[ue] canto a Monarchia Luzitana, como se forão os feitos dum capitão famoso, lhe dou à poesia forma Luzitana heroica & excellente14.

27Bajo la retórica de la captatio benevolentiae, Bocarro desarrolla su concepto de la poesía épica como forma necesaria para la exposición de la gloriosa gesta de los portugueses en la historia de la salvación humana. Desde un punto de vista literario, ubica este concepto bajo la doble autoridad de Alciato –en cuanto símbolo del sabio erudito humanista– y Camões –en cuanto mayor vate de su amada patria lusa–, cuya autoridad se fortalece aún con el recuerdo de Silio Itálico y de Lucano como excelsos ejemplos poéticos de la Antigüedad. La evocación, aunque mal citada, del Naugerius sive de Poetica de Jerónimo Fracastoro, le permite a Bocarro cerrar su recorrido introductorio, justificando el uso del verso para una materia que podría parecer ajena a la poesía. Las Anacephaleoses se definen así como un poema serio, científico en cuanto pretenden revelar el verdadero conocimiento del desarrollo político de Portugal y del mundo. Bocarro define como sigue el proyecto de la primera Anacephaleosis:

  • 15 Ibid., fol. 3v°.

E no I. Anac. (que intitulo stado Astrolog. & dedico a sua Magestade, como o Sõr desta Monarchia:) mostro Astrologicamente como em Portugal ha de ser a ultima, & mais poderosa Monarchia do mundo, & de passo toco na Pedra Philosophal, pella qual se conuerten todos os metais em ouro15.

28El canto épico del Stado Astrologico cobraba la forma de un diálogo entre el autor y una ninfa, expresión de la Honra («do mundo a Honra verdadeira»). El exordio recoge las fórmulas típicas del poema épico, con una marcada insistencia en la idea neoplatónica de la prisca theologia y del furor a la vez poético y profético:

Se, em quanto, do Acestereo almo Museo,
Tristeza me conduz a eterno pranto,
Descanço, qual aflicto o Rey Hebreo,
Se entre o grave tormento tal vez canto:
Sem competencia do soberbo Orpheó,
Auxilio busco no Apollineo canto
Que a pena inda, que aflija, & que atormente,
Parece, que cantada se não sente.

  • 16 Ibid., fol. 5r°-v°.

A supremos furor banhou divino,
Emulação Platonica, Monarchas,
Tendo na Lyra, escudo diamantino,
Contra a potencia das prefixas Parcas:
No tecto transformados Cristalino,
(Bem como com Calixto se vio Arcas)
Poetizando se achárão, & o do espanto
Reyno, se suspendeo co Thracio canto
16.

29La invocación a Febo de las estrofas 58 ya afirmaba la preeminencia de Portugal:

E tu que no Apogeo te levantas,
Da que emprendo, materia, Illustre Ephebo
Cujo Sceptro compreende illustres quantas
Partes Thetis circunda, e Gyra Phebo;
Tu Monarcha Bettigena, a quem tantas
Magestadas respeitão, sem que Erèbo
Te possa vacillar ao peito forte,
Pois por tal se izentou da Ley da Morte.

Humanando a prezença, que deidade
Imita Sacra vê do Luzitano,
Que dominas, Imperio Magestade,
Que no mundo te faz mais soberano:
Ouve da Monarchia a potestade
Não confirmada só por braço humano,
Mão tambem pella força do destino,
Que nos Astros retrata, o Ceo divino:

Ouve, sublime Rey, que não fingindo.
Do Luzo a Monarchia & Sceptro, canto,
Em quanto tu da fama a porta abrindo,
Me dàs materia a mais subido canto:
Então de nouo o peito reuestindo
Do poetico furor, se aspiro a tanto,
Pode ser que a Alexandre, se viuera,
Enueja inda mayor o entristecera.

  • 17 Ibid., fol. 6r‑v.

E vos, ò fortes Luzos, que criastes,
Do que proponho intento, o graue effeito,
Aduerti, que nas glorias que ganhastes,
Sò pretendo, cantandoas, ser aceito:
Não ornado de Lybidos Cerastes,
Mas de nobre douirina o Luzeo peito,
Maravilhas, que vio cantar se exhorta;
Sonho da Acharonteà ebúrnea porta:
17 […]

30Sin entrar en los detalles del poema, se puede observar cómo, unas octavas más adelante, la supremacía portuguesa se decide en el mismísimo consejo de los dioses:

  • 18 Ibid., fol. 9r.

Vendo pois o consorte de Lucina
Valor nos Portuguezes tão supremo,

No Concilio dos Deoses determina,
Em seus hõbres formar ao Throno extremo:
As Monarchias todas, que arruina
Da fortuna o poder, que eu nunca temo,
Nos vossos se hão de unir de tal maneira,
Que seja a mais potente, & derradeira18.

31Y el final del poema, en las octavas 127128, concluye con el anuncio de la gloria futura del «Imperio Luzitano»:

Muytos perecerão, se não me engano,
Reynos do mundo, o Polo o significa,
Mas o famoso Imperio Luzitano,
Livre do Ocazo, eterno se amplifica:
O do Gentio, Mouro, o do Octomano,
Que inçeusarios a Lucifer dedica;

Sojeito ao forte Luzo, breuemente
Veràs que adora a Christo Omnipotente:

  • 19 Ibid., fol. 26r‑v.

Veràs hum só Pastor, hum sò rebanho,
Que o sucessor de Pedro só proueja,
Nem na terra, nem no liquido estanho,
Impugnarà ninguem à Madre Igreja:
O ser de Portugal será tamanho
Que o Mundo todo só nele se veja.
Empório do Universo, sumo e grande,
Porque seu Monarca todo o mande
19.

  • 20 Ibid., fol. 27v:

32Una Peoratio [sic] concluye finalmente la Anacephaleosis, en latín, con una profecía superlativa, que anuncia que el mundo entero pertenecerá a Portugal20.

  • 21 Ibid., fol. 28r‑39v.
  • 22 Ibid., fol. 40r‑58r.
  • 23 Ibid., fol. 29v: «as razões que eu disse, & o modo que ensinou o Napolitano proponho neste Anacepha (...)
  • 24 Castello‑Branco lo cita en su Ennoea (1734), refutación del Mundus Subterraneus de Athanasius Kirch (...)
  • 25 Ha sido posible el rastreo de ejemplares conservados del Stado Astrologico de 1624 en las bibliotec (...)

33El Stado Astrologico de 1624 destacaba también por la presencia, después del poema, de dos comentarios: la Annotaçam Chrysopea21 y la Annotaçam Astrologica22. La Annotaçam Chrysopea se considera como el primer texto de alquimia impreso en portugués. Consistía en un comentario de las octavas 37 a 56 del Stado astrologico, impresas con una letra cursiva que las distinguía del resto, concebidas como reflejo de unas explicaciones que habría dado a don Baltasar de Zúñiga sobre el arte de crear oro23. Si bien dicho texto recibió la estima de algunos intelectuales de la época24, las consideraciones de Rosales sobre la alquimia, la sospecha de actividades especulativas cabalísticas y, sobre todo, el hallazgo por la inquisición portuguesa, en su casa, del manuscrito del cuarto libro de la Anacephaleosis, el Stado Heroico, en el que invitaba al duque de Braganza, Teodósio, a que cogiera el cetro de la monarquía lusitana –y probablemente sea Rosales el primero en aplicar la leyenda del rey encubierto al de Braganza (lo cual explica la proliferación de copias manuscritas de sus libros en bibliotecas de Portugal, y fuera de Portugal)25–, todo ello, junto a una denuncia por su hermano por judaísmo, obligó a Rosales a abandonar rápidamente el reino de Castilla.

  • 26 Véanse Luigi GUERRINI, «“Luz pequeña”. Galileo fra gli astrologi», Bruniana & Campanelliana, 7‑1, 2 (...)

34El siguiente paradero de Rosales resultó ser Roma donde, con una carta de presentación de la mano de Galileo, y con una serie consistente de observaciones acerca de las causas de la prohibición de algunos versos o incluso estrofas en la primera edición de la Anacephaleosis, publicó la Luz pequena, Lunar, E estelífera Da Monarchia Luzitana. Explicação do Primeiro Anacefaleoses (1626), en la que brinda a sus lectores muchas explicaciones para aquello que había formulado en las octavas de su poema26.

35Así, por ejemplo, la explicación de lo que designa bajo el término de «moros»:

  • 27 M. BOCARRO, Luz pequena, Lunar, E estelífera Da Monarchia Luzitana. Explicação do Primeiro Anacefal (...)

Aqui se nomeiam turcos, mouros, maometanos, seu cetro, a terra de seu dominio, Turquia, Berbéria. Todos estes nomes são equívocos e querem dizer os contrários dos portugueses, de seu reino e senhor, sejam quais forem, ou cristãos, ou mouros, e propriamente são aqueles que querem dissipar o reino. E assim Argel, na oitava 99, quer dizer a terra que desfaz e rouba o reino de Portugal, seja qual for; e comumente chamamos Argel à terra de piratas e sem justiça, ainda que de cristãos; e os portugueses chamam os castelhanos, mouros brancos27.

36Lo mismo para los soldados de Cristo, que son os fidalgos portugueses, el heresiarca, que es el Príncipe secular; la barca de Pedro, el reino de Portugal; Asterot e Belfegores, aquellos que dominan y quieren ser idolatrados. Se instaura así una equivocidad generalizada que le permite hacer de su poema épico una defensa del mesianismo judaico cuando oficialmente pretendía ser una visión del destino de Portugal.

37Rosales va publicando sus obras movido por un constante afán de actualizar la significación de sus versos, en la búsqueda de un lugar tanto en el espacio como el tiempo, donde la pronosticación se convertía en el horizonte que constantemente había que renovar para volver a justificar la situación inestable de Rosales en el sistema poético y político de su tiempo, pero sin jamás renunciar a su pertenencia al espacio peninsular, aunque fuera a la distancia, desde Hamburgo o Livorno o Florencia, con un afán incansable de reeditar sus obras en versiones más completas y puestas al día, al mismo tiempo que justificadas con aparatos de notas.

III.

  • 28 Véase la obra fundamental de Hermann KELLENBENZ, Sephardim an der Unteren Elbe: Ihre Wirtschaftlich (...)
  • 29 Sobre la imprenta judía en Hamburgo, véanse los trabajos de M. STUDEMUND‑HALEVY, «Sephardischer Buc (...)

38En 1632 y, de nuevo, en 1644, Bocarro aparece afincado en Hamburgo, que se había convertido en un centro importante para la emigración sefardí, llegando a competir con Amberes y con Ámsterdam28. Numerosos impresos en lengua castellana y, sobre todo, portuguesa, demuestran la importancia de la comunidad judía allí establecida, al amparo de la relativa libertad de derechos debida al estatuto de la ciudad como ciudad imperial29.

  • 30 Gramatica Hebraica Parte primeira, Onde se mostram todas as regras nesessarias assim para a intelig (...)
  • 31 Recuérdese en especial su Fin de los días (Glückstadt, 1666), que demuestra el ulterior interés del (...)
  • 32 Su importancia como tal ha sido recalcada solo en tiempos muy recientes, en particular por Anthony  (...)

39No es este el lugar para describir toda la riqueza de la literatura judía de lengua española y, sobre todo, portuguesa, que transitó y se creó en Hamburgo, así como lo hiciera en otras capitales del norte como Bruselas –donde Miguel de Barrio publicó la mayor parte de su obra– y, sobre todo, Ámsterdam. Una obra basta para demostrar la importancia del mundo intelectual hispanoluso en la conformación del discurso literario judío en la capital del río Elba: la Gramatica Hebraica de Abudiente (Hamburgo, 1633), en cuya concepción tomó parte Manuel Bocarro, es decir Jacobo Rosales, junto con su hermano Joseph Rosales 30. Este pequeño manual, de un autor conocido por otras obras aún31, resulta destacable por distintas razones. La primera es que se trata de la primera gramática lusohebráica impresa del norte de Europa. La segunda, es que es no solo una gramática, sino también un arte de escribir en prosa y en verso, es decir, una retórica y poética. Cobra así una relevancia particular dentro del estudio del alcance del mundo literario hispanoluso como marco de referencia de la creación literaria de su época, mucho más allá de las fronteras geográficas estrictas de la península y de sus posesiones europeas y ultramarinas32.

40El propio Abudiente explica la concepción de su obra en su epístola preliminar Ao Lector:

  • 33 Gramatica Hebraica Parte primeira, op. cit., fol. A2v.

Ainda que sempre me pareseo (Lector amigo) seria esta arte obra muy útil, assy a os nossos portugueses, como para os Talmidim que comesaõ a gozar de algua Luz da Lingua santa, nunqua me rezolui a pola em publico, ate me darem animo alguns senhores e amigos, a cujo requerimento me determinei a mostrarte esta primeira parte della: em a qual te explico tudo o necessario para falala, e entendela, diuidindoa (para mais clareza) em quatro Tratados, dos quais o primeiros tres, ensinaõ toda a arte da Gramatica, e em o quarto se mostraõ que se haõ de obseruar em hua perfeita orasaõ em proza, e se tras despois a poetica, expondo o methodo, e pezo, que os versos em a santa lingua haõ de ter, para serem recebidos entre os poetas Hebreos […]33.

  • 34 Después del aprendizaje de las letras, de su pronunciación, de su acentuación y del papel de los ve (...)
  • 35 Si el capítulo primero examina los distintos tipos de escritura hebraica, los cinco siguientes enun (...)
  • 36 Consúltese la reciente edición crítica: Juan DÍAZ RENGIFO (seud. Diego GARCÍA, S.I.), Arte poética (...)

41La estructura cuadripartita del libro refleja el método del aprendizaje del lenguaje hebreo pero, también, la ordenación del saber literario en el ámbito sefardí de la Europa septentrional. Después de tres tratados en los que se enseñan los rudimentos del hebreo34, el cuarto, así como lo anunciara Abudiente en su epístola al lector, va dedicado, con seis divisiones, al estudio de las formas poéticas que el aprendiz de poeta puede considerar, desde su formación portuguesa o española35. Especial atención despierta en el estudioso de las influencias hispanolusas en la concepción hebrea de la poesía durante el siglo XVII el capítulo cuarto, donde Abudiente trata De Alguns versos que immitam os Espanhois, e Purtuguezes, e alguas regras para elles. No se trata en realidad de escribir sonetos u otras formas en hebraico, sino formas que se parezcan a ellas, salvando todas las diferencias prosódicas. Los ejemplos que Abudiente da de esta imitación de las formas, todos de su propia pluma, son el soneto, la octava y los ecos, antes de pasar a la evocación de diversas formas catalogadas como coriozidades e galantarias: versos compostos de nomes, versos com dous sentidos, versos de duas Linguas, versos em quadro, y laberintos. Todas ellas aparecen frecuentemente como muestras de la ingeniosidad poética áurea, especialmente difundidas desde la publicación del Arte poética española de Juan Díaz Rengifo (Salamanca, 1592, con numerosas reediciones)36. Este capítulo, el penúltimo, demuestra así la fuerza con la que las formas de las lenguas romances determinan el marco de la expresión poética, haciendo eco, al mismo tiempo, a las formas que el lector observa al inicio de la misma gramática: después de la oda y del epigrama de Jacobo Rosales, aparecían dos sonetos, unas décimas –de Joseph Rosales, el hermano de Jacobo–. Formas, todas, que remiten al uso de la península ibérica, y más concretamente al gusto gongorino entonces ya plenamente asentado en las mentes de su tiempo. Ello explica que, cuando busca plasmar sus visiones poéticas, Rosales las moldee en las formas que le vienen dadas por la educación literaria que recibiera entre Lisboa y Alcalá de Henares a inicios del siglo XVII.

IV.

  • 37 Véase en especial Enrique Johan CORREDERA NILSSON, «Todos somos godos». Las relaciones hispanosuec (...)

42Gracias a su estatuto particular, Hamburgo desempeñó un papel diplomático de primer rango en las negociaciones que llevaron a la firma de los tratados de paz de Westfalia, en 164837. Desde allí, y con el apoyo de su red de contactos internacional, Rosales intentó durante su segunda estancia en la ciudad del Elba hacer irradiar su influencia por toda la Alemania septentrional. Envió el Reino reformado de los astros (Regnum Astrorum Reformatum), quizá la más singular de sus obras, a numerosos personajes importantes de su tiempo. La portada completo del libro, un gran in-folio, reza:

Imagen 1: Manuel BOCARRO FRANCÊS, Regnum Astrorum Reformatum, Hamburgo, Heinrich Werner, 1644, portada.

Imagen 1: Manuel BOCARRO FRANCÊS, Regnum Astrorum Reformatum, Hamburgo, Heinrich Werner, 1644, portada.

Imagen retocada a partir de la imagen del ejemplar de la Herzog August Bibliothek Wolfenbüttel, http://www.gbv.de/​vd17-cms/​vd17_image_full_view?zuid=34311485-bf5e-4676-9e9c-64b93d28d696 [Consultado el 31/5/2017].

  • 38 Véase el catálogo de su biblioteca, el Catalogus variorum & insignium in omni facultate & lingua li (...)
  • 39 Así, por ejemplo, en el espacio cercano a Hamburgo: en la biblioteca universitaria de Göttingen (si (...)
  • 40 Herzog August Bibliothek, Wolfenbüttel, sign. 4.1. Astron. 2°.

43El prefacio de este Regnum Astrorum Reformatum, a la vez astronómico y astrológico, era un Supplex præloquium ad Monarchas omniumque ordinum principes et magnates. En ello lanzaba Bocarro a los príncipes de la Alemania septentrional una invitación a que financiaran un libro del cual sólo publicaba allí el índice y cuyo coste total no iba a ser inferior a la cantidad faraónica de 15.000 thaler. Bocarro, para este proyecto, necesitaba el apoyo de la magnificencia no de un príncipe, sino de cuantos príncipes pudieran hallarse favorablemente dispuestos en aquel gran ensamble de principados, ducados, condados y demás dominios y ciudades del Sacro Imperio. Se sabe, por ejemplo, que el Regnum Astrorum Reformatum figuraba en la biblioteca de Constantijn Huygens, poeta y entonces secretario del stathouder FedericoHenrique de Nassau38. Se conservan ejemplares de esta obra en distintas bibliotecas de Europa39, y en entre los cuales destaca un ejemplar que conserva un envío del autor al príncipe, como es el caso del ejemplar de la biblioteca ducal de Wolfenbüttel40.

44La revolución de la imprenta había cambiado el modo de concebir la circulación y la producción de los textos. Con su Regnum Astrorum Reformatum, Bocarro apostaba claramente por la posibilidad de proponer libros partiendo desde un concepto renovado de la República literaria de entonces y con la posibilidad, para decirlo con un término de hoy día, de un crowdfunding nobiliario. Huelga decir que del Regnum Astrorum Reformatum de Jacobo Rosales nunca se publicó más del mencionado índice, ya de por sí impresionante. Se conservan, empero, huellas interesantes de los intentos de difusión de su proyecto.

  • 41 Publicado por Kenneth BROWN y Reyes BERTOLÍN CEBRIÁN, «Spanish, Portuguese, and Neo‑Latin Poetry Wr (...)

45En el ejemplar mencionado del Regnum Astrorum Reformatum se conserva una carta de la mano de Bocarro enviada al duque Augusto el Joven de BraunschweigWolfenbüttel. Este testimonio directo de su actividad, que no es del todo desconocido41, merece ser recordado aquí, en cuanto arroja una luz interesante sobre la estrategia de Bocarro. El portugués invoca su pertenencia al mundo cultural «peninsular» ibérico, tanto portugués como español, para crearse un capital simbólico, una autoridad que le confiere mayor peso a su carta a Augusto el Joven, duque de Braunschweig y de Wolfenbüttel, mecenas de renombre y potencial costeador de su proyecto. El prefacio mencionado lleva la fecha del 1º de agosto de 1644, la carta del 12 de agosto del mismo año. Por un lado, Bocarro profetiza la gloria futura de la casa ducal de Braunschweig y Wolfenbüttel –de hecho, es de recordar que la nieta de Augusto el Joven llegaría a casarse con el Emperador Carlos VI, Carlos III de Habsburgo, el contrincante de Felipe V en la Guerra de Sucesión hispánica–. Por el otro lado, y como cosa «más necesaria en la miseria actual en que se encuentra», pide al duque que subvencione el opus magnum que está proyectando.

46El designio de aquel libro, que parece haberse quedado en una mera propuesta, demuestra la dimensión claramente imperial del pensamiento de Bocarro, asociada con una praxis poética original, que se preciaba no sólo de médico y de astrólogo, sino también de poeta –de vate profético–.

47Peculiarmente interesante resulta el contenido del libro séptimo, que proyectaba un repaso general por la geografía del mundo, o al menos del mundo que Rosales contemplaba como suyo –con la curiosa exclusión de América–:

Tratatus unicus hujius Libri VII.
Cap. 1. De Regno Portugalliae.
Cap. 2. De Regnis Hispaniarum.
Cap. 3. De Regno Galliæ.
Cap. 4. De Magnæ Britanniæ Regnis.
Cap. 5. De Romano Imperio.

48En el mapa de las fuerzas europeas, consideradas desde las influencias astrales, Portugal y España se presentan en primer lugar, seguidas por Francia e Inglaterra, para luego pasar al Sacro Imperio donde, antes de enumerar cada una de las potencias germánicas, Rosales evoca el poder que tienen en él las «potencias extranjeras» (Cap. 6. De externis potentijs in Romano Germano Imperio), españoles, franceses, suecos y otros príncipes exteriores:

§. 1. Hispanorum potentia, dominia, & fortuna in Romanogermano Imperio, hoc sæculo per sua Astrologica principia, Astrologice examinantur ; & rerum eventa futura, etiam Astrologice predicuntur.
§. 2. Idem inquiritur cira [sic] Gallos Modernos.
§. 3. Idem late disquiritur circa SUECOS: & reliquos exteros Principes.

para luego pronosticar nuevas invasiones del Imperio y de los portentos que habrían de suceder hasta el año 1653, y hasta 1660:

§. 4. Prognosticum de nova gente in Imperium invasura, quomodo Astrologice intelligendum sit.
§. 5. Portenta, quæ in unoquoque Imperio, Regno, & Dominio, Astra denuntiant, his nostris temporibus, usque ad annum 1653. & 1660. quomodo ad particulares sucessus emendari, & corrigi possunt.

  • 42 Cap. 7. De Regnis & Provincijs vocatis hereditarijs Augustissimæ Domus AUSTRIACÆ.
    Cap. 8. De Bavariæ
    (...)
  • 43 Sobre este punto, véase, de próxima publicación, Andreas HERZ, «“Tout le monde”. Hamburg als diplom (...)

49Después de este primer recorrido, que ubica el Sacro Imperio en el centro de un sistema político que halla en España su punto de partida, Boccaro prosigue con los principados del Imperio y con las demás potencias europeas de menor peso político, en especial italianas, como si ya se proyectara hacia ellas, presintiendo que habría de huir allí42. Esta visión astrológica del devenir de los intereses «peninsulares» en el desarrollo de la Guerra de Treinta Años se beneficiaba de una atalaya especial, ya que, al hallarse Bocarro en Hamburgo, donde se llevaban a cabo las negociaciones preliminares para la Paz de Westfalia, que se firmaría en 1648, Rosales pudo anticipar, atisbar, adivinar, cuando no pronosticar las tendencias principales que iban a regir la política de los años subsiguientes43.

  • 44 Sectio 1. De Magnis mundi successibus in pace, & bello, per principia Regnorum lib. 7 explicata, de (...)
  • 45 Sectio 2. De Annis climactericis, & Crisibus Regnorum ex Pythagoricis numeris.
  • 46 Sectio 3. Comentariolum in nostros tres libros de Fœtu Astrologico, in proœmio adductos.
  • 47 Sectio 4. Carmina BANDORÆ, (qui apud Lusitanos, veluti Propheta habetur,) Lusitana & Latina reddita (...)
  • 48 Sectio 5. Illa quoque, quæ prophetica in S.S. & in dictis doctorum hominum, circa mundi successus, (...)
  • 49 Sectio 6. Quod omne bellum, præter purum putum defensivum, sit reprobum in natura rerum; ejusque da (...)

50El octavo y último libro del proyecto de Bocarro iba a reunir la parte más especulativa (Lib. 8. Reliqua ad imperiorum successus pertinentia exponuntur). Versaría sobre el futuro de los estados del mundo, a partir de numerosas y elegantes consideraciones relativas a la razón de estado44, sobre los años climatéricos45, propondría un pequeño comentario sobre su Fœtus Astrologicus46, explicaría las Trovas de Bandarra47, daría la razón de las profecías de los textos sagrados48, y fundamentaría, finalmente, una crítica radical de cualquier guerra como contraria a la naturaleza del mundo49. A todas luces, Bocarro ambicionaba recapitular su obra anterior y conferirle una nueva unidad dentro de una gran síntesis final, suerte de expansión de las Anacephaleoses da Monarchia Luzitana que había publicado veinte años antes, en 1624.

51Encuadernado junto con el Regnum Astrorum Reformatum, la biblioteca de Wolfenbüttel y otras bibliotecas conservan una reedición del Stado astrologico de Rosales, ahora bajo título en latín: Status astrologiae. Ambos impresos procedían de la gran operación de comunicación de Rosales, que buscaba hallar apoyos en el Imperio, que le servía como de nueva monarquía sobre la cual aplicar sus visiones mesiánicas a favor de Portugal. Aunque afirmara que el texto editado en 1644 en Hamburgo retomaba la versión correcta de su Stado astrologico, tal como la habría entregado a la imprenta, y sin las partes que tantos disgustos inquisitoriales le causaron –en especial, sin las octavas alquímicas, cuya autoría rechazaba entonces–, un breve examen de este Status astrologiae muestra que Rosales modificó una serie de detalles de su texto.

  • 50 Este aspecto ha sido abundantemente estudiado. Véase Antonio José SARAIVA, «Bocarro-Rosales and the (...)

52El nombre de Cristo desaparece, y aparece una mención de Bandarra, el famoso zapatero que había inventado con sus Trovas el sebastianismo, el mito del Encoberto, y a quien consideraban en Portugal como un profeta. Rosales, así, se convierte en una figura de primer plano del mesianismo de su tiempo50.

53Sobre todo, Rosales sustituyó las veinte octavas alquímicas por otras tantas, en las que explica el valor que conviene atribuir a su texto:

Entende ao Literal o que te digo,
Que tambem por Metafora se entende,
Que isto, dos versos, he Direito antiguo,
Do Vate a voz tamben, tudo compreende.

  • 51 Véase S. NEVES SILVA, «“Luz vem de Luz lugar amigo/ De Deos”: Messianismo Judaico e Tradição Calabí (...)

54Desarrolla en estas octavas la teoría de los dos reinos, el presente, portugués, y el venidero, que será el del Descoberto, a quien identifica con el Mesías. El lugar destacado de la nación portuguesa deriva, según la ninfa en cuya boca Rosales pone su visión mesiánica, del hecho de que «LUZO vem da LUZ lugar amigo / De Deos»: los lusos, es decir los portugueses, provienen de la luz divina –lo cual explica el papel de la Luz ya en el escrito de 1626 publicado en Roma51.

55La Salvación tiene dos esferas: una, política y terrestre, recibe la luz de la luna y de las estrellas, y obedece a un monarca no judío, vinculado con la corona portuguesa; otra, espiritual y escatológica, está bañada de la luz solar y obedece al Mesías esperado por los judíos. De ahí la insistencia de Rosales en los dos Tronos, los dos Imperios, Olimpo duplicado («Dobrado Olympo»). Rosales restablece así a Felipe IV en tanto rey legítimo de Portugal, visión que supo mantener al menos un tiempo, hasta que tuviera que huir de nuevo, esta vez a Italia, a mediados del siglo XVII.

56En todo este movimiento de constante proyección profética, Bocarro reafirma sin embargo siempre el valor también literario de su empresa. No se trata solo de expresar unas verdades de las cuales se considera el profeta, sino que conviene –conforme con la visión neoplatónica de la poesía inspirada– hallar la forma más adecuada para ello: la poesía épica. De este modo, Bocarro pretende emular al mismo Camões e inscribe su propia poesía dentro del gran canon literario portugués. Y, cuando se halla lejos de su tierra, no renuncia a los versos con los que, ya en 1624, expresara su convicción de la grandeza portuguesa.

57Todo lo contrario: considera que, siendo la forma épica imitada de Camões la forma más insigne de la poesía, y por tanto la más idónea para su inspiración profética, le corresponde conservarla traduciéndola al latín para, así, hacerla resonar más allá de los límites actuales del imperio portugués.

  • 52 Status astrologicus. Anacephalæosus I. Monarchiae Lvsitanæ. Doctoris Immanuelis Bocarri Frances, Y (...)

58El Status astrologiae se convierte por ello en una reedición del texto portugués, mas cum versione latina. La presentación en dos columnas de las octavas permite al lector una lectura simultánea de las palabras inspiradas en portugués y de su versión «imperial», es decir latina52:

  • 53 Se copia del ejemplar de la HAB de Wolfenbüttel, donde la palabra de ha sido corregida a la mano do(...)

Portuges.

Versio latina.

1.

Octostichon 1

Se en quanto de53 Acestorico Musæo

Si in quanto ab Acestorico Musæo,

Tristeza me conduz a eterno pranto,

Me conducit tristitia ad longum planctum,

Descanso, qual aflicto o Rei Hebreo

Quiesco, ut visum Saulo in Rege Hebræo,

Se entre o grave tormento, tal vez canto;

Si cano, inter tormentum, etiam tantum:

Sem competentia de soberbo Orpheo,

Haud competentia cum superbo Orpheo,

Auxilio busco no Apollineo canto,

Auxilium quæro, ob Apollineum cantum;

Que a pena inda que aflija, & que atormente

Nam pæna, etsi afligat, qua punitur,

Pareçe que cantada, senao sente,

Videtur, quod cantata non sentitur.

2.

Octostichon 2.

Emulaçaó Platonico, divino

Æmulatio est Platonica, divinus

Furor banhou a çelebres Monarchas,

Furor perfudit celebres Monarchas;

Tendo na lyra, escudo diamantino,

Illis scutus, lyra, adamantinus,

Contra a potençia das prefixas Parcas;

Contra potentes, & præfixas Parcas:

Transformados no tecto crystallino

Illic translatos tectus crystallinus,

(Bem como, com Calisto, se vio Arcas,)

(Ceu olim cum Calixto visus Arcas,)

Poetizando se acharaó, & o do espanto

Poêtando, eos accepit ; & pavoris

Reino, se suspendeo, co Thraçio canto.

Regnum, suspendit cantus Tracij oris.

59Así es como Bocarro se sirve en su libro de la correspondencia ya observada entre formas poéticas hispanoportuguesas y formas hebreas, tal como las describiera Abudiente en su Gramatica hebraica (1633). Transpone simplemente al latín lo que valía para el hebreo, manifestando así que ambas son las lenguas sagradas frente a las cuales la lengua portuguesa busca afirmarse mediante el estro poético de Bocarro quien, pese a todas sus tribulaciones por una Europa desgarrada por la Guerra de Treinta Años, nunca renunció a su patria.

Top of page

Notes

1 Para una primera visión de conjunto de los estudios sobre Bocarro, véase Michael STUDEMUND‑HALEVY y Sandra NEVES SILVA, «Tortured Memories. Jacob Rosales alias Imanuel Bocarro Francês. A Life from the Files of the Inquisition», in: Stephan WENDEHORST (ed.), The Roman Inquisition, the Index and the Jews. Contexts, Sources and Perspectives. Leiden: Brill, 2004, p. 107‑151.

2 Miguel de BARRIOS, Relación de los poetas y escritores de la nación judaica amstelodama, Ámsterdam: s.n., 1683, p. 56.

3 Posiblemente evocaría las hazañas de su hermano Jacobo Rosales –aunque también podría tratarse de una confusión debida a lo afirmado por Miguel de Barrios–.

4 Sería útil, al respecto, como nos lo señaló Jesús Antonio Cid durante las jornadas en que se presentó una primera versión de este texto, realizar un trabajo de investigación archivístico, en especial en el Archivo histórico nacional, para rastrear posibles huellas de la acción diplomática y, también, de espionaje del agente que fue Rosales, en Hamburgo y en Flandes.

5 Existe una edición fac-símil en Henrique de SOUSA LEITÃO, Manuel Bocarro Francês e o «Tratado dos cometas de 1618», [Lisboa]: Biblioteca Nacional de Portugal, 2009.

6 Un ejemplar se halla digitalizado en la BNP de Lisboa. Reimpr. e  Lisboa: Typografia Lacerdina, 1809. Es de señalar, de hecho, que el periodo de las guerras napoleónicas fue un momento de brote mesiánico en algunos ámbitos portugueses, que atestigua también la publicación de una obra como el Bandarra Descuberto nas suas trovas. Colleção das Professias as mais notaveis em respeito à felecidade de Portugal, e Cahida dos maiores Inperios do Mundo, Londres: W. Lewis, 1810.

7 Existe una edición fac-símil moderna: Manuel BOCARRO FRANCÊS, Luz Pequena Lunar e Estelífera da Monarquia Lusitana – Prefácio de Galileu introdução, notas e fixação do texto por Luís Miguel CAROLINO, Río de Janeiro: Museu de Astronomia e Ciências Afins, 2006. La introducción ofrece una valiosa síntesis de los conocimientos actuales sobre Bocarro. Se puede consultar en la red.

8 Véase Israel‑Salvator RÉVAH, «Une famille de “nouveaux-chrétiens” : les Bocarro Francês», Revue des Études Juives, 116, 1957, p. 73‑87.

9 1617 es el año de la célebre y misteriosa Spongia de Torres Rámila contra Lope de Vega. Sobre la orientación pro‑gongorina del volumen y, quizá, del acto religioso, en el que no participaron los partidarios de Lope de Vega, véase Joaquín de ENTRAMBASAGUAS, Estudios sobre Lope de Vega, Madrid: CSIC, 1967, vol. II, p. 279‑280, y Expostulatio Spongiae. En defensa de Lope de Vega, Pedro CONDE PARRADO y Xavier TUBAU MOREU (ed.), Madrid: Gredos, 2015, p. 14.

10 Pedro de HERRERA, Descripción de la Capilla de Nª Srª del Sagrario…, Madrid: Luis Sánchez, 1617, fol. 117v: «Has urnas, funebre decus, tumulumque superbum / Ossibus, et satis debita propitiis, / Bernardus Rojas, et Sandoval erigit; illis / Ut sit terra levis, queis modo terra fuit. / Haud regni imperium, haud Romæ, templique thyaræ / Hæc, sed cum pietas reddidit alta Deum.»

11 Así le llama la mención del nombre del autor al margen del epigrama antes citado.

12 Entre otras obras publicadas en torno al extraordinario acontecimiento, véanse, en la península ibérica, el Discurso Mathematico sobre los dos Cometas que se han parecido (Valencia, 1618) de Antonio LUCIANO, el Breve Discurso acerca del Cometa visto en el mes de Noviembre deste año de 1618 y sus significaciones (Lisboa, 1618), la Explicación y Pronóstico de los dos Cometas de 1618 por B. del Valle prof. Catedrático de Astrología en la Insigne Univ. de Salamanca, Granada, 1619, o el Tratado de cometas dividido en dos partes, Granada, 1619. Fuera de España: la Dissertatio de Cometa 1618, [¿Lovaina?] 1619 de Erycius PUTEANUS, la Dissertatio de cometa 1618 de Pierre GASSENDI, en Francia, o las Observationes Cometarum anni 1618 factae in India Orientale a quibusdam Soc. Jesu, mathematicis in Sinense Regnum navigantibus (Aschaffenburg, 1620) de W.P. KIRWITZER. Especial resonancia tuvieron la De tribus Cometis anni 1618. Disputatio astronomica publice habita in Collegio Romano Societatis Iesu ab uno ex Patribus eiusdem Societatis (Roma, febrero-marzo 1619, con reediciones) de Orazio GRASSI, matemático en el Colegio Romano, al cual contestó el Discorso delle comete, compuesto a instancias de Galileo por su alumno Mario GUIDUCCI, con la subsecuente respuesta de GRASSI, la Libra astronomica ac philosophica (1620) y la de GALILEO, a su vez, con su célebre Il Saggiatore (1623), a la cual GRASSI respondió una última vez, con la Ratio ponderum (1626). Sobre esta polémica existe una bibliografía abundante; véase por ejemplo Antonio BELTRAN MARI, «Galileo, Grassi y el gran cometa de 1618. Las polémicas latentes», in: Miguel Ángel GRANADA (ed.), Novas y cometas entre 1572 y 1618. Revolución cosmológica y renovación política y religiosa, Barcelona: Universitat de Barcelona, 2012, p. 225‑254. Sobre la posición de Bocarro acerca de los cometas, véase, en el mismo volumen, L. M. CAROLINO, «Manuel Bocarro Francês, the Comet of 1618, and the Impact of Stoic Cosmology in Portugal», p. 195‑224, así como Carlos ZILLER CAMENIETZKI, L. M. CAROLINO y Bruno MARTINS BOTO LEITE, «A disputa do Cometa: Matemática e Filosofia na Controvérsia entre Manuel Bocarro Francês e Mendo Pacheco de Brito acerca do Cometa de 1618», Revista Brasileira de História da Matemática, vol. IV‑7, 2004, p. 3‑18 y L. M. CAROLINO y C. ZILLER CAMENIETZKI, «Tokens of the Future: Comets, Astrology and Politics in Early Modern Portugal», Cronos, 9, 2006, p. 33‑58.

13 O que canto he tudo de V. Mag. & assi lho offereço neste seu conselho de Portugal, adonde parece, que sò se deue: assi por ser a materia, & sujeyto Portuguez, como porque nos Insignes Varões que rezidem neste Conselho se Ilustra, & Eterniza V. Mag. pois em cada qual se representa a Excelencia, & grandeza Luzitana.

14 Anacephaleoses da Monarchia Luzitana. Pello Doctor Manoel Bocarro Frances, Medico, Philosopho, & Mathematico Luzitano. Dirigidos ao Senhor della el Rey N. Senhor, Lisboa: Antonio Alvarez, 1624, fol. 3r‑v.

15 Ibid., fol. 3v°.

16 Ibid., fol. 5r°-v°.

17 Ibid., fol. 6r‑v.

18 Ibid., fol. 9r.

19 Ibid., fol. 26r‑v.

20 Ibid., fol. 27v:

Africa, & Europa, atque Asia ampla, & America mundum
Componunt, atque his omnibus æquor adest:
Per mare, per terras mundi has, percurrere partes
Cunctas, Lysiades publica fama canit:
In super Imperium Rex Luzitanus in omnes
Protulit has partes, & sua signa tulit:
Hercúleas ultra victricia signa columnas
Intulit, & nunquam victus ab hoste fuit:
Extremus mundi gentes, Garamantas, & Indos
Subjecit; dederant ultima regna manus:
Omnis terra procul, vulgato nomine tanto
Lysiadum tremuit: nunc quoque Turca pavet:
Nunc ruit in peius sine Throno, & laude vagantur
Lysiades propria: heu terra dolore gemit:
At citiùs cecidit regnum hoc, quo latiùs orbem
Possessit, vel quo latiùs arma tulit:

Sic etiam tandem ceciderunt cætera mundi
Imperia, ut tangunt culmina summa cadunt;
Forsitan at regnum hoc in pristina fata redibit,
Eriget atque caput, sidera summa petens:
Seminaque Alphonsi, quondam promissa, resurgcnt,
Et sua Lysiadis sydera magna dabunt.

21 Ibid., fol. 28r‑39v.

22 Ibid., fol. 40r‑58r.

23 Ibid., fol. 29v: «as razões que eu disse, & o modo que ensinou o Napolitano proponho neste Anacephaleosis da oytaua 37. atte 56. por donde he necessario que sobre estas oitauas façamos hua breue Chrysopeya annotação.»

24 Castello‑Branco lo cita en su Ennoea (1734), refutación del Mundus Subterraneus de Athanasius Kircher. Véase Anselmo Caetano CASTELLO‑BRANCO, Ennoea, ou Aplicação do Entendimento sobre a Pedra Filosofal, ed. facsímil, Lisboa: Fundação Calouste Gulbenkian, 1987, Prologo Galeato, p. 83: «E porque esta Arte de fazer Ouro verdadeiro, e puro, não he proibida por nenhum Direito positivo [...] por esta razão confiadamente dedicou ao Papa Leão X. João Aurelio Augurello tres livros escritos em versos Hexametros, em que se tratava da Pedra Philosophal, com o titulo de Chrisopeia, & vellus Aureum, seu Chrysopeia Mayor, & Menor; sobre a qual tambem escreveo em verso Heroico Lusitano o famoso Poeta Bocarro, sendo gratissimos aos Portuguezes, e Romanos estes Poemas, os quaes não seriaõ tão estimados dos Pontifices, e Monarchas, se por elles, ou por alguma Ley Divina, ou humana fossem prohibidos.»

25 Ha sido posible el rastreo de ejemplares conservados del Stado Astrologico de 1624 en las bibliotecas siguientes: en la Biblioteca Nacional de Portugal, Lisboa (cuatro ejemplares: RES. 235/2 A. [digitalizado]; RES. 1077 P.; RES. 1078 P.; RES. 1079 P.); en la Biblioteca de la Universidad de Coimbra (R‑9‑14; R‑34‑18; V.T. ‑17‑6‑33; V.T. ‑17‑8‑2; V.T.‑17‑8‑3); en la Biblioteca Nacional de España, Madrid (3/24272 y R/18399); en la Biblioteca nazionale centrale de Florencia; en la Biblioteca nazionale centrale de Roma; en la Staats- und Universitätsbibliothek de Hamburgo (Scrin A/439); en la British Library, Londres (Humanities and Social Sciences, St Pancras Reading Rooms, 1578/1161, digitalizado); en Washington, en la Biblioteca del Congreso (PQ9191.B6A7 Rare Book Coll., antes en la colección del conde de Olivais Penha Longa); en Toronto, en la biblioteca Thomas Fisher Rare Books (Rare Book, port BOC34 A62 1624). Probablemente haya que completar el listado de estos ejemplares, que merecerían un estudio de conjunto y contrastivo.

26 Véanse Luigi GUERRINI, «“Luz pequeña”. Galileo fra gli astrologi», Bruniana & Campanelliana, 7‑1, 2001, p. 233‑244, y Francisco MORENO‑CARVALHO, «A Newly Discovered Letter by Galileo Galilei: Contacts Between Galileo and Jacob Rosales (Manoel Bocarro Francês), a Seventeenth‑Century Jewish Scientist and Sebastianist», Aleph: Historical Studies in Science and Judaism, 2, 2002, p. 59‑91.

27 M. BOCARRO, Luz pequena, Lunar, E estelífera Da Monarchia Luzitana. Explicação do Primeiro Anacefaleoses, Roma, 1626, p. 42.

28 Véase la obra fundamental de Hermann KELLENBENZ, Sephardim an der Unteren Elbe: Ihre Wirtschaftliche und politische Bedeutung vom Ende des 16. bis zum Beginn des 18. Jahrhunderts, Wiesbaden: Franz Steiner Verlag, 1958, así como M. STUDEMUND‑HALEVY, Die Sefarden in Hamburg. Zur Geschichte einer Minderheit, 2 tomos, Hamburgo: Buske, 1994‑1997.

29 Sobre la imprenta judía en Hamburgo, véanse los trabajos de M. STUDEMUND‑HALEVY, «Sephardischer Buchdruck in Hamburg», Lusorama, 32, 1997, p. 85‑101; 33, 1997, p. 41‑72; id., «Sephardische Bücher und Bibliotheken in Hamburg», Menora, 8, 1997, p. 150‑180; id., «Zwischen Amsterdam und Hamburg. Sephardische Bücherschicksale im 17. Jahrhundert», in: Norbert REHRMANN y Andreas KOECHERT (ed.), Spanien und die Sepharden. Geschichte, Kultur, Literatur, Tübingen: Niemeyer, 1999, p. 69‑92.

30 Gramatica Hebraica Parte primeira, Onde se mostram todas as regras nesessarias assim para a inteligencia da lingua, como para compor e escreuer nella em proza e uerso, com a elegancia e medida que conuem, por Moseh filho de Gidhon Abudiente, em Hamburguo [sic] 3 de Elul, Anno da criasam 5393. La Staats- und Universitätsbibliothek Hamburg ha digitalizado un ejemplar de la misma, que se puede consultar en: http://resolver.sub.uni-hamburg.de/goobi/PPN735801274.

31 Recuérdese en especial su Fin de los días (Glückstadt, 1666), que demuestra el ulterior interés del ámbito judío de Hamburgo por las tesis de sabatianismo. Gershom SCHOLEM llamó la atención sobre este librito del que se conservan poquísimos ejemplares –habiendo sido prohibido por las mismas autoridades hebreas de Hamburgo en el momento de su publicación–: véase su Sabbatai Sevi. The Mystical Messiah 16261676, trad. R.J. Zwi WERBLOWSKY, Princeton: Princeton University Press, 1973. Para estudios más recientes, véase Florbela VEIGA FRADE, «Sabataísmo em Hamburgo e a obra Fin de los Dias (1666) de Moseh Gideon Abudiente (1610‑1688)», Interdisciplinary Journal of Portuguese Diaspora Studies, 1, 2012, https://portuguese-diaspora-studies.com/index.php/ijpds/article/view/8. Fin de los Días ha sido editado, con traducción y comentario hebreo por Shlomo AVAYOU y Abraham (Avi) ELQAYAM (ed.), Lws ʾAng'eles (Qaliypwrnyah): Hwṣaʾat Krwb, 5774 (2014).

32 Su importancia como tal ha sido recalcada solo en tiempos muy recientes, en particular por Anthony KLIJNSMIT, «“Se qual o ouro entre todos os metais”. Abudiente’s Hebrew Grammar (1633)», in: M. STUDEMUND‑HALÉVY y Peter KOJ (ed.), Die Sefarden in Hamburg. Zur Geschichte einer Minderheit, Hamburg: Helmut Buske Verlag, 1994, vol. 1, p. 319‑373, y F. VEIGA FRADE, «A Importância do Português na “Nação Portuguesa de Hamburgo” e a Gramática Hebraica (1633) de Moshe Gideon Abudiente», Capa, 5‑2, 2013, http://www.seer.ufrgs.br/webmosaica/article/view/45024. Para los intereses literarios de Abudiente, véase Zvi MALEAKHI, «Moshe Gideon Abudiente et son œuvre littéraire», in: M. STUDEMUND‑HALÉVY y P. KOJ (ed.), op. cit., p. 307‑317.

33 Gramatica Hebraica Parte primeira, op. cit., fol. A2v.

34 Después del aprendizaje de las letras, de su pronunciación, de su acentuación y del papel de los verbos (Tratado I), se estudia el verbo, con sus conjugaciones (Tratado II), y el nombre, con sus formas, así como el adverbio (Tratado III).

35 Si el capítulo primero examina los distintos tipos de escritura hebraica, los cinco siguientes enuncian cuestiones propiamente relativas a la poética. El segundo, Da antiguidade da poesía, sua origen e difiniçaõ, segundo os Hebraicos querem, compara varias opiniones relativas al origen de la poesía. El tercero, recuerda las principales formas poéticas hebraicas, con un breve resumen de sus características.

36 Consúltese la reciente edición crítica: Juan DÍAZ RENGIFO (seud. Diego GARCÍA, S.I.), Arte poética española, ed., intr. y notas Ángel PÉREZ PASCUAL, Kassel: Reichenberger, 2012. Un caso especial sería el de los versos en dos lenguas. De este tipo de versos, Díaz Rengifo enumera toda una serie, derivada del manual de versificación toscana de Antonio DA TEMPO, De ritimis [sic] vulgaribus, videlicet de sonetis, de balatis, de cantionibus extensis, de rotondellis, de mandrialibus, de seruentesijs; et de motibus confectis, Venecia: per Simonem de Luere, 20 Iunij 1509. Sobre la forma especialmente compleja del verso en varios idiomas, véase Roland BÉHAR, «Un cas d’hybridation linguistique: l’invention de l’“hispano‑latin”», en prensa.

37 Véase en especial Enrique Johan CORREDERA NILSSON, «Todos somos godos». Las relaciones hispanosuecas desde 1640 hasta la paz de Oliva, Madrid: Editorial Complutense, 2009.

38 Véase el catálogo de su biblioteca, el Catalogus variorum & insignium in omni facultate & lingua librorum, bibliothecæ [...] Constantini Hugenii [...]. Quorum auctio habebitur Hagæ-Comitis in officina Abrahami Troyel [...] ad diem lunæ 15 martius 1688, Hagæ‑Comitis: apud A. Troyel bibl., 1688, consultable en transcripción on line: https://adcs.home.xs4all.nl/Huygens/varia/catal-a.html

39 Así, por ejemplo, en el espacio cercano a Hamburgo: en la biblioteca universitaria de Göttingen (sign. 4 ASTR I, 1482), en la de Rostock (LIIb‑39 – deseamos agradecer a Sylvia Sobiech y Christiane Michaelis las informaciones respecto a este ejemplar de su biblioteca), en la Herzog August Bibliothek de Wolfenbüttel (sign. 4.1. Astron. 2°), o en la biblioteca real de Copenhague, y se tiene constancia de un ejemplar perdido durante la Segunda Guerra Mundial en Berlín (2” Ok 3291). Pero también, en el sur de Europa, en la Biblioteca Nazionale Centrale de Florencia (Mag. 20‑Z.5‑179) y en la Biblioteca Nacional de Madrid (sign. 2/55780(1)).

40 Herzog August Bibliothek, Wolfenbüttel, sign. 4.1. Astron. 2°.

41 Publicado por Kenneth BROWN y Reyes BERTOLÍN CEBRIÁN, «Spanish, Portuguese, and Neo‑Latin Poetry Written and/or Published by Seventeenth-, Eighteenth-, and Nineteenth‑Century Sephardim from Hamburg and Frankfurt (2)», Sefarad, 61‑1, 2001, p. 3‑56. Se le reproduce aquí:

Serenissime Princeps:

Dum ante .22. annos, in aulam Hispaniorum Regis, eius fratrem Infantem Cardinalem Ferdinandum, in Mathematicis instruerem; labor ea, (mihi dixerat semel Rex) ut in his Infans ita eruditus euadat, quemadmodum Celsissimum Principem, Ducem Brunsvicensem AUGUSTUM JUNIOREM, in omni scibili esse perfectissimum audimus.

Alterum a nobis postulatum, et in rerum hoc misero statu, magis necessarium, auxilium existit, ut Serenissimus Princeps, ex sua clementissima, liberalissimaque munificentia, nobis sucurrere velit, pro subsidio Tanti Operis, ne prae defectu excudi nequeat. Deus Optimus Maximus Vostram Serenissimam Celsissimam incolumen, et prosperam cum Subditorum felicitate, tueri, et seruare uelit. etc. Hamburgi. 12. Augusti .ann. 1644.

Vostrae Serenissimae Celsissimae

Humilius, obedientissimus

Doctor Manuel Bocarro Frances

42 Cap. 7. De Regnis & Provincijs vocatis hereditarijs Augustissimæ Domus AUSTRIACÆ.
Cap. 8. De Bavariæ Ducatu & adhærentibus Dominijs.
Cap. 9. De Palatinatu Rheni.
Cap. 10. De Hassiæ Landtgraviatu
Cap. 11. De Misniae Marchionatu & Saxoniæ Ducatu Electorali cum adhærentibus Dominijs.
Cap. 12. De Wirtembergensi Ducatu ; omnia generaliter & particulariter, uti in superioribus fecimus, tractantur.
Cap. 13. De Principatu Anhaltino.
Cap. 14. De Comitatu Nassovico.
Cap. 15. De Marchia brandeburgensi Electorali.
Cap. 16. De Luneburgensi Ducatu.
Cap. 17. De Ducatu Brunsvicensi.
Cap. 18. De Pomeraniæ Ducatu.
Cap. 19. De Megaloburgensi Ducatu.
Cap. 20. De Ducatu Holsatiæ.
Cap. 21. De Archiepiscopatu Bremensi.
Cap. 22. De Ducatu Saxoniæ Vinariensis
Cap. 23. Comitatus Oldenburgensis.
Cap. 24. Comitatus Emdanus in Frisia Orientali.
Cap. 25. De Westphalia. (§1. De Espicopatibus Monasteriensi, Osnabrugensi & Verdensi ; §2. De Comitatibus Westphaliæ.)
Cap. 26. De Ducatu Juliaci, Cleviæ, & Bergæ.
Cap. 27. De Ducatu Lotharingiæ.
Cap. 28. De Coloniensi Archiepiscopatu Electorali.
Cap. 29. Trevirensem Archiepiscopatum Electoralem.
Cap. 30. Moguntinum archiepiscopatum electoralem.
Cap. 31. Particulares constellationes, que Viros ad Electoratum Eclesiasticum extollunt, cum varijs exemplis in utramque sortem exponuntur.
Cap. 32. De reliquis Germaniæ Ecclesiasticis Dominijs.
Cap. 33. Ceteri Romano-Germani Imperij Comitatus, & Baronatus, eodem modo explicantur…
Cap. 34. De Belgio.
[…]
Cap. 35. De Regnis Norwegiæ & Daniæ.
Cap. 36. De Regno Sueciæ, & Provincijs adhärentibus.
Cap. 37. De Regno Poloniæ.
Cap. 38. De Magni Moscovitæ Imperio.
Cap. 39. De Transsilvaniæ Principatu.
Cap. 40. De Helveticis confæderatis, sive Suitzeris.
Cap. 41. Idem de Geneva, Protestantium Urbe.
Cap. 42. De Italia ac primo de Romanæ Ecclesiæ seculari Dominio, omnes Italiæ Provincias Ecclesiæ subjectas comprehendente.
Cap. 43. De Hispanorum Dominiis in Italia : ac primo de Regno Neapolitano.
Cap. 44. De Regno Duarum Siciliarum.
Cap. 45. De Sardinia, Majorica, & Minorica.
Cap. 46. De Ducatu Mediolanensi.
Cap. 47. De alijs oppidis in Tusciæ littore. Agitur de Astris Hispanorum in Italia, hoc tempore dominantibus.
Cap. 48. De Serenissima Venetorum Republica sub qua Histria, Forum Julii, Marchia Tarvisiana, & Lombardiæ pars ad usque Bergomum, continetur.
Cap. 49. De Magni Ducis Hetruriæ Ducatu.
Cap. 50. De Ducatu Mantuano
Cap. 51. De Genuensi Republica.
Cap. 52. De Duce Parmensi.
Cap. 53. De Duce Mutinensi.
Cap. 54. De Urbinati Ducatu
Cap. 55. De Comitatu Mirandulano.
Cap. 56. De Republica Lucensi.
Cap. 57. De Ducatu Sabaudiæ, sub quo Pedemontium est.
Cap. 58. De Helvetiis supra Lacum, de Rhætis, & Grissonis in Alpibus.
Cap. 59. De Magno Turcarum Imperio.
Cap. 60. De Regnis Africæ.

43 Sobre este punto, véase, de próxima publicación, Andreas HERZ, «“Tout le monde”. Hamburg als diplomatisches Zentrum im Vorfeld der Westfälischen Friedensschlüsse (1648)», in: Roland BÉHAR, Mercedes BLANCO y Jochen HAFNER (coord.), Villes à la croisée des langues (XVIeXVIIe siècles). Anvers, Hambourg, Milan, Naples et Palerme, Ginebra: Droz, en prensa.

44 Sectio 1. De Magnis mundi successibus in pace, & bello, per principia Regnorum lib. 7 explicata, deductis, ubi de amicitia, & inimicitia Regnorum inter se, respectu dominij, & respectu Principum Regentium late discurritur : agiturque de æquilibrio Principum Europæ, pro aliorum vel vicinorum securitate ; & de vera STATUS RATIONE elegans politicus tractatus.

45 Sectio 2. De Annis climactericis, & Crisibus Regnorum ex Pythagoricis numeris.

46 Sectio 3. Comentariolum in nostros tres libros de Fœtu Astrologico, in proœmio adductos.

47 Sectio 4. Carmina BANDORÆ, (qui apud Lusitanos, veluti Propheta habetur,) Lusitana & Latina reddita, explicantur.

48 Sectio 5. Illa quoque, quæ prophetica in S.S. & in dictis doctorum hominum, circa mundi successus, Regna, & Monarchias; & rerum tandem finem inveniuntur, genuine a nobis explicantur.

49 Sectio 6. Quod omne bellum, præter purum putum defensivum, sit reprobum in natura rerum; ejusque damna afferuntur: & de benevolentia Principum erga Subditos ; & de Subditorum obedientia erga Principes, necessario, & jure divino habenda.

50 Este aspecto ha sido abundantemente estudiado. Véase Antonio José SARAIVA, «Bocarro-Rosales and the Messianism of the Sixteenth Century», in: Yosef KAPLAN, Henry MÉCHOULAN y Richard H. POPKINS (ed.), Menasseh ben Israel and his World, Leiden, New York et al.: E.J. Brill, 1989, p. 240‑243 y, más recientemente, F. MORENO‑CARVALHO, «A Portuguese Jewish Agent of the Philips and a Sebastianist: The Stange Case of Rosales/Manuel Bocarro», in: Luís Filipe SILVÉRIO LIMA y Ana Paula TORRES MEGIANI (ed.), Visions, Prophecies and Divinations. Early Modern Messianism and Millenarianism in Iberian America, Spain and Portugal, Leiden-Boston: Brill, 2016, p. 161‑178.

51 Véase S. NEVES SILVA, «“Luz vem de Luz lugar amigo/ De Deos”: Messianismo Judaico e Tradição Calabística em Manuel Bocarro Francês e Rosales (c. 1588‑1662?)», in: José Alberto R. SILVA TAVIM, Maria Filomena LOPE DE BARROS y Lúcia LIBA MUCZNIK (ed.), In the Iberian Peninsula and Beyond. A History of Jews and Muslims (15th17th Centuries), Newcastle upon Tyne: Cambridge Scholars Publishing, 2015, 1, p. 308‑327.

52 Status astrologicus. Anacephalæosus I. Monarchiae Lvsitanæ. Doctoris Immanuelis Bocarri Frances, Y Rosales. Olim 10. Maij, Anni 1624, Ulyssipobe, excusi Tractatus. In quo continentur miranda prognostica, super Regnorum Hispaniarum, & totius Europæ mutationem: & Virorum Admirandorum, ultimæque Monarchiæ prædictionem. Secunda editio, ab Auctore denuo recognita, & latine reddita, [Hamburgo: Heinrich Werner, 1644], fol. D3r.

53 Se copia del ejemplar de la HAB de Wolfenbüttel, donde la palabra de ha sido corregida a la mano do. Esta corrección supone la comprensión de la lengua portuguesa por parte del lector –posiblemente el mismo autor, quien releería antes del envío del ejemplar que por otro lado acompaña con una carta–.

Top of page

List of illustrations

Title Imagen 1: Manuel BOCARRO FRANCÊS, Regnum Astrorum Reformatum, Hamburgo, Heinrich Werner, 1644, portada.
Credits Imagen retocada a partir de la imagen del ejemplar de la Herzog August Bibliothek Wolfenbüttel, http://www.gbv.de/​vd17-cms/​vd17_image_full_view?zuid=34311485-bf5e-4676-9e9c-64b93d28d696 [Consultado el 31/5/2017].
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/26872/img-1.png
File image/png, 319k
Top of page

References

Electronic reference

Roland Béhar, « Soñar con el Imperio portugués, desde Hamburgo: el singular destino del médico, astrólogo y poeta Manuel Bocarro Francês », e-Spania [Online], 27 | juin 2017, Online since 12 June 2017, connection on 23 November 2017. URL : http://e-spania.revues.org/26872 ; DOI : 10.4000/e-spania.26872

Top of page

Copyright

Licence Creative Commons
Les contenus de la revue e-Spania sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Top of page
  • Logo CLEA
  • Logo GDRE AILP
  • Logo DOAJ
  • Revues.org