Navigation – Plan du site
La Paix des dames. Femmes, paix et pacification en péninsule ibérique au moyen âge (Xe-XVe siècle)

La paz de las plegarias: lecturas religiosas de la reina María de Luna

Josefina Planas

Résumés

Cette étude aborde quel rapport la reine María de Luna, première épouse du roi Martin Ier d’Aragon, avait à la sensibilité religieuse de la “devotio moderna” en analysant une série de manuscrits enluminés. Ces codex réalisés en marge du livre d’heures, illustrent la religiosité pratiquée à la cour, basée sur la nécessité d’un retour aux sources du christianisme le plus authentique. Le Bréviaire du roi Martin (Paris, BnF, ms. Rothschild 2529) se distingue d’entre ces codex par de nouvelles propositions iconographiques qui peuvent être interprétées à la lumière de textes rédigés par les théologiens de la Couronne d’Aragon et d’autres exemplaires enluminés que les historiens de l’art n’ont pas commentés, bien qu'ils aient suscité un grand intérêt dans le contexte religieux de l’époque.

Haut de page

Texte intégral

  • 1 Carta dirigida por Francesc Eiximenis al rey Martín el Humano, el día 15 de Julio de 13, con motivo (...)

“…seyor, la seyora duquesa sa comana humilment en vostra gracia. sapiatz seyor, que viu axi com se pertany de dona excellent e savia e de muller de tan gran seyor, en molta honestat e bonea e per aytal se fa tenir davant Deu e davant homens…”1.

  • 2 Áurea L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón, Madrid: CSIC, Instituto Jerónimo Zurita, 194 (...)
  • 3 Núria SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo de una reina bajomedieval,Zarag (...)
  • 4 El título original es: Power, Piety, and Patronage in Late Medieval Queenship. María de Luna, Nueva (...)

1La reina María de Luna, mujer de notable personalidad, ha sido objeto de dos monografías que de un modo u otro han tratado de plasmar sus acciones y su pensamiento político. La más antigua en el tiempo, de Áurea L. Javierre Mur, se erigió durante años en una lectura clásica sobre la soberana2. Más reciente es la publicación de Núria Silleras Fernández, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo de una reina bajomedieval3, basada en su tesis doctoral, leída en la Universitat Autònoma de Barcelona el año 2002 y en otras publicaciones previas de la misma autora4. Las aportaciones de estas investigadoras, pese a la distancia cronológica mantenida entre ambas y la utilización de una metodología dispar que en el caso de Núria Silleras incide en el entramado familiar y los lazos de poder establecidos en la corte de María de Luna y de Martín I de Aragón, se complementan ofreciendo una visión amplia y coherente del perfil de la reina. Sobre esta base previa, hemos sentado nuestro estudio dedicado a la paz política y espiritual de María de Luna y a los diversos agentes que intervinieron para conseguirla.

  • 5 Este factor propició la existencia de una nobleza superior dentro de la alta nobleza. Bonifacio PAL (...)

2María de Luna fue la hija primogénita y heredera del conde Lope de Luna, señor de Segorbe y de Brianda de Agout, hija del gran senescal de Provenza Fouquet de Agout. Esta circunstancia la convirtió en cabeza de uno de los patrimonios señoriales más destacados de los reinos de la Península Ibérica. Después de la batalla de Épila, el rey Pedro IV concedió al linaje de los Luna el título condal. Esta categoría nobiliaria no la había recibido nadie hasta entonces en Aragón, fuera del rey5. Nacida, con toda probabilidad, en 1358 se crió y se educó en la corte de la reina Leonor de Sicilia desde temprana edad. En el ambiente cortesano de la tercera esposa del rey Pedro el Ceremonioso, la joven condesa convivió con su futuro esposo, el infante Martín, adquiriendo una formación intelectual acorde con su rango que incluía su interés por las lecturas piadosas y una gran afición musical. Contrajo matrimonio con el infante el día 13 de Junio de 1372 y a raíz de la muerte del rey Pedro el Ceremonioso, su sucesor Juan I, concedió a su hermano menor el título de duque de Montblanc, cediéndole en 1380 el reino de Sicilia. María de Luna dirigió los asuntos de sus propios estados y desempeñó un papel activo en la administración de las posesiones de su marido. En 1385, el duque de Montblanc la nombró su lugarteniente del reino de Valencia y le dio autoridad sobre sus bienes en dicho territorio.

3La ausencia, durante cinco años (1392-1397) del esposo de la reina, instalado en Sicilia con el objetivo de asentar la corona de su hijo Martín el Joven, la obligó a administrar sus posesiones y a recaudar fondos para mantener la causa siciliana. Superior a su marido en su capacidad de gobierno, María de Luna procuró que parecieran decisiones espontáneas del monarca las que se deben, en ocasiones, a sugerencia suya, fruto de la mutua confianza existente entre ambos desde la infancia. La compenetración de la pareja regia se pone de manifiesto a través de la intensa relación epistolar mantenida entre ambos. Sus cartas, teñidas con el tono formulario habitual en este tipo de documentos, dejan entrever rasgos de abrumadora cotidianeidad. Uno de los testimonios más explícitos es una misiva expedida en Valldaura el día 18 de Septiembre de 1404, en ella el rey se dirigía a la soberana en estos términos:

  • 6 Daniel GIRONA LLAGOSTERA, “Itinerari del Rey en Martí (1403-1410)”, Anuari de l’Institut d’Estudis (...)

Reyna molt cara Muller. Sabents certament que us tornara en consolacio e plaer vos certificam que per gracia de Deu som be sans e en bona disposicio de nostra persona. Axi matex vos certificam, reyna molt cara Muller, que per conservacio de la sanitat de nostra persona haven proposat de purgar nostre cors, e ja de fet, segons ordinacio dels metges continuam cascun dia pendre exarop. Per auant reyna molt cara Muller, nos vos farem saber com nos serem trobats ab la purga; pregant vos, reyna molt cara Muller, que de la sanitat e bon stament de la vostra persona nos certifiquets com pus sovin porets per postres letres e en altre manera car plaer nos en farets molt gran. E tingue us, reyna molt cara Muller, en la sua guarda l Esperit Sant6.

  • 7 La reina María empeñó objetos que pertenecían al rey Juan I y también dio a los diputados la villa (...)
  • 8 El rey Martín pasó previamente por Aviñón, ciudad donde se entrevistó con Pedro Martínez de Luna (B (...)
  • 9 N. SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo…, p. 105.
  • 10 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…,p. 11.

4Cuando el día 19 de Mayo de 1396, Juan I moría a consecuencia de un accidente mientras cazaba en los bosques de Torroella de Montgrí, la duquesa de Montblanc que residía en Barcelona, tomó posesión del trono en nombre de su marido. Fue nombrada lugarteniente en ausencia del rey y conducida con gran solemnidad al palacio real mayor por los diputados de Cataluña, quienes acordaron enviar una embajada a Sicilia, solicitando al infante Martín que regresara para tomar posesión de su reino, en cuanto le fuera posible. De este modo, María de Luna se aseguraba con prudencia y sagacidad el control del reino, frente a la reina viuda Violante y a la amenaza de conquista por otra pretendiente al trono, Juana de Foix, hija de Juan I de Aragón y Matha d’Armagnac7. Los intentos de la reina María por evitar una contienda bélica con Mateo de Foix indujo, más adelante, a Bernat Metge en Lo Somni a parangonar a la reina con Quinto Fabio Máximo, el estadista y militar romano (c. 230 a. J.C.), quien con prudencia y cautela salvó a Roma de la derrota ante los cartagineses. La actividad política de la soberana no quedó interrumpida tras el regreso del rey Martín I a los territorios continentales de la Corona de Aragón en 13978: ejerció una destacada actividad política en el reino de Valencia, debido a los constantes enfrentamientos de la nobleza. Desde el año 1401, cuando María de Luna fue nombrada lugarteniente general del reino, hasta 1406 año de su muerte, el monarca Martín I le encomendó la responsabilidad de imponer y mantener la paz9. El temple recio aragonés, unido a su tenacidad y a su pragmatismo forjaron a una gobernante apta que supo actuar con firmeza ante los conflictos emanados del gobierno del reino, desempeñando el papel de intercesora y negociadora. Esta toma de posición contrasta con la actitud mucho más pasiva e indecisa de su esposo, hombre culto inclinado hacia la vida tranquila y apacible10. En este contexto, resulta significativa la ya célebre misiva enviada el 12 de Octubre de 1393 por fray Marí, Ministro de la Orden de frailes menores de la provincia de Aragón, donde insta al monarca a acometer con decisión la situación política de la isla de Sicilia:

  • 11 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…,2, p. 335-336, doc. CCC (...)

E pendre força e virtut, segons que antigament han fet los vostres pares passats. e iatssia que vos primeramente vos degats aiustar ab nostre senyor Deus e haver lo devant los vostres ulls, empero en semblant temps de guerres, mils serveix a Deu lo princep ab la spa e ab la lança iustament pugnant contra los enemichs e ab lo libre e balança de justicia sobre ls pobles, que no ab libres de orations e oynt moltes misses, qui s pertany a nosaltres, qui pregam Deus per vos…11.

  • 12 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón… ,p. 86, nota 2.
  • 13 Este asunto fue retomado años más tarde por la reina María de Castilla, esposa de Alfonso el Magnán (...)

5María de Luna hizo suya la causa de los campesinos en 1402, un año después de ser designada lugarteniente del reino de Valencia. El poeta Ausias March llamaba esclavo al hombre de “remensa” y el jurisconsulto Mieres buscaba en los textos bíblicos la condena de los malos usos12. La política de la monarquía fue generalmente favorable a las tentativas de emancipación del campesinado. En la Corona de Aragón las negociaciones para la abolición de los malos usos remontan al reinado de Juan I y resulta especialmente relevante el empeño que pusieron para conseguirlo, tanto este monarca como la reina María de Luna, quienes debieron intuir que este problema debidamente encauzado hubiera reforzado la autoridad regia. En este asunto destacan las reiteradas súplicas de la reina a Benedicto XIII, pontífice con el que le unían lazos de parentesco y en especial una comunicación epistolar, redactada el día 21 de Mayo de 1402, cuyo contenido plasma con crudeza las pésimas condiciones de vida y el oprobio sufrido por las gentes del campo. Las súplicas al Santo Padre no obtuvieron resultado positivo, al menos en la vida de la reina13.

  • 14 D. GIRONA LLAGOSTERA, “L’Extinció del casal de Barcelona e capvespre de la nació catalana, Homenatg (...)

6Las gestiones de la soberana revelan su papel como intercesora y negociadora al frente de su reino, ejerciendo un papel protagonista solo un poco por detrás de su esposo, el rey Martín. De hecho, la muerte le sobrevino cuando se disponía a apaciguar las luchas entre los bandos que existían en la ciudad de Valencia. La reina María estaba enferma desde el mes de Julio, causa por la cual no pudo reunirse con su consorte en la ciudad del Turia, situación agravada por los fuertes calores estivales. Ante el cariz que adquirían los enfrentamientos, convaleciente y sin poder esperar más el regreso del rey, partió desde Barcelona a mediados de Diciembre. El día Navidad y con estado de salud precario, a causa de una pleuresía, su comitiva se detuvo en Vila-real. A pesar de ser asistida por los médicos Pere Soler y Domingo Ros, falleció el día 29 de Diciembre14.

La reina María y la “devotio moderna”

  • 15 Albert G. HAUF, “L’espiritualitat catalana medieval i la Devotio moderna”, in: Actes del V Col.loqu (...)
  • 16 Bernat OLIVER, Excitatori de la pensa a Déu, texto y anotación porPere Bohigas, Barcelona: Barcino, (...)
  • 17 Antoni CANALS, Scala de Contemplació, introducción y transcripción por Juan Roig GIRONELLA, Barcelo (...)
  • 18 A. G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena…, p. 37-38.
  • 19 Ibid., p. 250-251.

7María de Luna fue una dama piadosa que cultivaba de forma deliberada una imagen pública de virtud. No obstante, bajo esta actitud estereotipada en el contexto de la época, subyace una soberana que gozó con las lecturas pías y que además impulsó, junto con su consorte regio, la nueva sensibilidad religiosa propugnada por la “devotio moderna”. Esta espiritualidad, basada en la necesidad del retorno a las raíces del cristianismo más auténtico, recomendaba recitar el oficio divino con el corazón y con la mente, frente a la tradicional plegaria oral. Algunos de sus teóricos más destacados organizaron su discurso aplicando un tipo de ascensión alegórica, mediante peldaños formados por virtudes. Idea en absoluto novedosa que remontaría, en última instancia, a la Scala Paradisi de Juan Clímaco, a los textos de San Agustín (Pseudo-Agustín) y a los opúsculos místicos de San Buenaventura, entre otros15. En la Corona de Aragón el verdadero introductor de la “devotio moderna” fue Bernat Oliver, religioso agustino valenciano fallecido en 1348. Su obra Excitatori de la pensa a Déu es una selección de materiales devotos para la lectura y la meditación diarias, al alcance de seglares con ciertas inquietudes espirituales16. Juan Roig Gironella apuntaba que Antoni Canals con su obra Scala de Contemplació había sido el introductor de este movimiento religioso en los dominios de la Corona de Aragón, gracias a una estancia en la abadía parisina de San Víctor, en 138217. Sin negar el carácter pionero de Oliver, no debemos descuidar que el dominico Canals dedicó su texto al rey Martín I de Aragón, monarca que junto con su esposa y otros personajes de la corte mostraron un destacado interés hacia un tipo de literatura teológica compleja, redactada por religiosos con notables cualidades intelectuales que supera con creces la piedad desarrollada en los libros de horas y otros devocionarios al uso18. Estas obras de espiritualidad son testimonio de un curioso proceso de transferencia y adaptación de un sistema de valores propio de la vida conventual a comunidades religiosas seglares que coincide, en este caso, con la corte regia19.

8El sentimiento religioso descrito se desarrolla en el ciclo de los salmos del Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529). El salmo LIX (fol. 42r) se ilustra con una visión teofánica compuesta por Cristo que emerge de medio cuerpo a través de una mandorla formada por densas nubes, bendiciendo y sosteniendo el orbe.

Fig.1 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Salmo LIX, fol. 42r

Fig.1 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Salmo LIX, fol. 42r
  • 20 La complejidad semántica del ciclo de los salmos perteneciente al Breviario del rey Martín (París, (...)

9En un registro inferior, seis figuras masculinas –entre las que resulta posible identificar a un monarca, a un obispo y a un cardenal- imploran su clemencia. El eje de la composición está formado por una escalera, símbolo del sentido ascensional hacia la divinidad que recuerda al sueño de Jacob relatado en el Génesis (28, 12-15) y a otros autores místicos20. Canals en su obra Scala de Contemplació ofrece la clave para comprender el significado de esta escena:

  • 21 Antoni CANALS, Scala de Contemplació, p. 60.

E molt alt senyor, com per puiar de loch bax a loch alt sia necessari de haver Scala, a la vall de Ihesu Christ sia loch bax segons la sua intitulación de vall, e paradís sia molt alt, al qual desigen puiar los habitadós de la dita vall, per ço foír a la vostra digna senyoria lo present libre, qui propriament deu esser intitulat scala de contemplació21.

  • 22 A. G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena…,p. 251 y 265. Jordi RUBIÓ, “Hug de St. Víctor de A (...)

Fra Antoni Canals dedicó a la reina María de Luna el Tractat de confessió y la traducción de la obra de Hugo de San Víctor De arra de ànima22.

  • 23 N. SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo…, p. 141-143.
  • 24 Martí AURELL, “Messianisme Royal de la Couronne d’Aragon (XIV-XVs.)”, Annales, Histoire,Sciencies S (...)
  • 25 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, I, p. 446, doc. DXII.
  • 26 A través de la documentación sabemos que fra Eiximeno, en 1401, caligrafió y tradujo un libro llama (...)

10En este escenario político-religioso destaca la presencia de la orden franciscana junto a la realeza, siguiendo una tradición arraigada desde el siglo XIV. La influencia de los franciscanos en la corte creó una estrecha relación entre la monarquía y la orden, a la que también se sumaron otras órdenes mendicantes, como los dominicos, los canónigos agustinos y los padres carmelitas quienes recibían donativos de la reina23. Los franciscanos fueron llamados a la corte real, ganando la confianza del rey y de sus parientes próximos. Algunos, como es el caso de Joan Eiximeno (1360-1420) fue confesor de Martín I de Aragón y desde 1401 de la reina María de Luna, adquiriendo un protagonismo que fue más allá de las meras atribuciones espirituales. Este franciscano mallorquín, licenciado en teología por la Universidad de Toulouse, defendió la candidatura de Jaume d’Urgell a la Corona de Aragón24, cuando ya había sido elevado al obispado de Malta25. Eximeno fue el traductor al catalán del Arbor vitae crucifixus de Ubertino de Casale (1259-1330), religioso que defendía la pobreza absoluta, frente a la actitud intolerante del Papa Juan XXII26.  

  • 27 El día 1 de Febrero de 1404 el rey Martín solicitaba, con gran reverencia, a Benedicto XIII el orig (...)
  • 28 José POU I MARTÍ, O.F.M., Visionarios, beguinos y fraticelos catalanes (siglos XIII-XV), estudio pr (...)
  • 29 Ibid.,p. 618. A. G. HAUF, “Fra Joan Eiximeno, OFM i la seva Quarentena de contemplación. Aproximaci (...)

11La lectura de textos escogidos con la ayuda de un director espiritual, según las necesidades individuales, se consideraba una práctica auxiliar de la oración mental. La densidad teológica del Arbor vitae crucifixae Jesu impulsó la necesidad de verter en lengua vernácula los fragmentos de la obra de Ubertino que se avinieran con el espíritu de Cuaresma27. Este proyecto dio como resultado el libro denominado “Quarentena de contemplacio” que ofrecía materiales para la meditación útiles durante los cuarenta días que duraba la “quadragesima”, añadiendo seis místicas guirnaldas para los domingos de la misma Cuaresma28. No es seguro que este ambicioso proyecto fuera concluido antes de la muerte de la reina María, ya que en Agosto de 1406 el rey Martín escribió a Eiximeno instándole a continuar con su obra si la había suspendido29.

  • 30 Este texto fue dedicado a Pere d’Artés, maestro racional del rey Martín. Según un testimonio docume (...)
  • 31 Josep VIVES, “Exposición medieval del “Pater Noster” en traducción catalana de Fray Antonio Canals” (...)
  • 32 J. PLANAS, El Breviario del rey Martín el Humano. Un códice de lujo …, p. 110-113.

12Eiximeno en esta obra, de forma similar a como lo había hecho Antoni Canals en la Exposició del Pare Nostre30, hace una serie de indicaciones útiles en el momento de realizar la contemplación y la oración correctamente. Fra Eiximeno especifica que debe hacerse en un lugar recoleto, bien sea en una estancia privada o en una capilla, cuando el vientre esté vacío y la persona esté bien dispuesta31. Una de las ilustraciones del Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529), en concreto, la correspondiente a la Anunciación (fol. 326r) plasma el interior de una estancia que corresponde, sin duda alguna, al lugar apartado que promueve el rezo contemplativo defendido por los teólogos coetáneos32.

Fig. 2 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Anunciación, fol. 326r.

Fig. 2 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Anunciación, fol. 326r.
  • 33 M. AURELL, “Messianisme Royal de la Couronne d’Aragon…”, p. 119-155.
  • 34 Jaume MASSÓ TORRENTS, “Inventari dels bens mobles…”, p. 428, nº 101. Martin AURELL, “Escatologie, s (...)

13En este escenario descrito, no debemos olvidar que las experiencias evangélicas también se habían llevado a cabo en la isla de Sicilia. Federico III, esposo de Constanza de Aragón y hermano de la reina Leonor de Sicilia, en cuya corte se había educado la condesa María de Luna, protegió a Ubertino de Casale y a otros franciscanos espirituales, promoviendo la renovación religiosa del reino de Trinacria33. Estas experiencias religiosas sirven para argumentar la presencia de las Revelaciones del beato Cirilo entre los bienes del rey Martín el Humano34.

  • 35 Otro franciscano próximo a la reina fue Bartolomé Borrás, ferviente defensor de la restauración rel (...)
  • 36 Andrés IVARS, “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero- (...)
  • 37 La advocación bajo la cual fue puesto el monasterio franciscano es una alusión a algunos de los pre (...)
  • 38 El simbolismo numérico (12 +1) recuerda a los doce apóstoles más Cristo y a la perfección del crist (...)
  • 39 N. SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo…, p. 135-138.
  • 40 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 369, doc. CCCLXX (...)
  • 41 El abad de Montserrat García Jiménez de Cisneros en su Exercitatorio de la vida spiritual, obra cla (...)

14Si las inquietudes espirituales de María de Luna la habían llevado a contactar con Antoni Canals o Joan Eiximeno, ella era hija espiritual de otro ilustre franciscano: Francesc Eiximenis35. Eiximenis, oriundo de Girona, se había instalado en Valencia desde 1383 y en este entorno intelectual y áulico, escenario de las tensiones existentes entre los nobles, confluyó con la tarea pacificadora de María de Luna. Las relaciones entre ambos habían comenzado cuando todavía era duquesa de Montblanc y perduraron hasta la desaparición de la soberana36. A su iniciativa se debe la fundación del monasterio del Santo Espíritu situado a las afueras de Morverdre, actual Sagunto37. Este  centro monástico, pionero en acatar los principios del movimiento reformista de la observancia estaría integrado por trece frailes38 y buscaba el aislamiento al margen de los preceptos de la orden franciscana, a la vez que reafirmaba el poder feudal de la reina en Valencia. Doña María dotó a este monasterio con una generosidad abrumadora y contradictoria con respecto a los postulados de la reforma que ella impulsaba39. En 1402 donó un misal a esta comunidad, adquirido a Gabriel Moliner “curritori librorum civitatis Valencie” que Eiximenis se encargó de transportarlo hasta el monasterio. Ignoramos si este códice había recibido iluminación, no obstante el precio estipulado en el documento hace sospechar que se trataba de un ejemplar de lujo40. Eiximenis correspondió a la reina dedicándole el tratado devocional Scala Dei que recopila materiales utilizados previamente en el Llibre de les dones41.

  • 42 El rey Martín, en perfecta sintonía con el sentido de piedad que tenía su esposa, fundó el monaster (...)

15El régimen piadoso que se había impuesto la reina incluía el peregrinaje expiatorio a centros de la envergadura de Santa María de Montserrat –monasterio hacia el que había manifestado sus preferencias Juan I de Aragón– o Santa María de la Serra en Montblanc42.

  • 43 En el inventario de bienes relictos a la muerte del rey Martín consta “un altro libre scrit en perg (...)
  • 44 Juan I había ordenado copiar L’Ofici de la Verge sobre’l pujament dels quinze Graus de Mont de Sion(...)
  • 45 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 158-160.
  • 46 En el mes de Enero de 1399 hizo pagar un libro de canto para su capilla, titulado Officier Santoral(...)
  • 47 Áurea L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…,p. 160.
  • 48 N. SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo…, p. 134-135. Resulta significativ (...)

16El funcionamiento de la capilla privada de María de Luna se regía por las Ordenaciones del rey Pedro el Ceremonioso, estableciendo un programa de pago de limosnas y donativos piadosos. Estas ordenanzas determinaban los colores con los que se debía decorar la capilla durante determinadas festividades, directrices que siguió María de Luna, personalizando su oratorio particular con muebles, adornos y devocionarios43. Los documentos citan como pertenecientes a la capilla de la reina un retablo “ab la historia del Sant Spirit y de Sancta Maria de Munt de Sion44, dos relicarios de oro, uno de ellos para un lignum Crucis, una imagen de Santa Catalina y diversos objetos de orfebrería entre los que destaca un porta paz de plata dorada y esmaltada y una magnífica naveta de plata dorada con esmaltes45. La documentación exhumada testimonia la existencia de diversos manuscritos relacionados con su capilla que a juzgar por las cantidades abonadas, debieron ser suntuosos46, entre los que destaca la existencia de un misal con cubiertas de terciopelo rojo bordadas en seda y oro47. Las Ordenaciones también indicaban el protocolo que debía seguir la corte durante las principales festividades del calendario cristiano. La Cuaresma estaba entre los períodos litúrgicos más importantes. La capilla real se decoraba de color azul y era el marco idóneo para escenificar el lavado de los pies a trece menesterosas en recuerdo de la última cena. Para la ocasión la reina se cubría con una austera vestidura, acorde con la solemnidad del acto. Estos ritos continuaban durante el día de viernes Santo, fecha en la que María de Luna vestía una sencilla indumentaria y prodigaba sus dádivas48. La actitud pía de la reina se complementaba con la práctica del ayuno durante el tiempo de Cuaresma, las vísperas de fiestas solemnes o el viernes de cada semana.

La paz a través de las lecturas piadosas

  • 49 A. CANALS, Scala de Contemplació, p. 58.
  • 50 Su trayectoria profesional comienza con una posible estancia en Barcelona durante un período de for (...)
  • 51 Con anterioridad, el 20 de Abril de 1401, Pere Blanch, calígrafo, había recibido veinticuatro flori (...)
  • 52 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 373, doc. CCCLXX (...)
  • 53 Juan dez Vall, iluminador del rey Martín también realizó un breviario para la reina. Á. L. JAVIERRE (...)

17Las lecturas de María de Luna son un claro testimonio de estas inquietudes religiosas, definidas magistralmente por Antoni Canals como “libres de spiritual intelligentia49. La reina promovió la decoración de suntuosos manuscritos, costeando especialmente lecturas piadosas integradas en la incipiente “devotio moderna”. En este contexto y al contrario de lo que ocurre en otros centros de creación artística europeos, los libros de horas quedan relegados a un segundo plano, quizás por aglutinar un conjunto de oraciones devotas un tanto estereotipadas, de escaso contenido teológico. La reina María, en contrapartida, promovió la realización de varios breviarios, seguramente porque el contenido del breviario sintoniza de forma directa con el Oficio Divino. En noviembre de 1402 Pedro Soler, un afamado miniaturista valenciano que recibió encargos de promotores de la categoría de Benedicto XIII, había iluminado, historiado y decorado en oro las letras capitales de un breviario para la reina50. Todo hace suponer que Simón Ballester había intervenido en este códice realizando una serie de iniciales caligráficas con tinta azul o carmín51. Dos años más tarde, Pedro Soler ilustró un libro de oraciones por el que cobró doce florines de oro52. La reina María contaba, además, con un lujoso breviario ilustrado con setecientas treinta y tres letras capitales, caligrafiado por Guillem Salvatge en 140653.

  • 54 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 373-374, doc. CC (...)
  • 55 p. MARTÍ DE BARCELONA, “Fra Francesc Eiximenis, O.M.”, Estudis Franciscans, 238-239, 1928, p. 480. (...)

18Las descripciones efectuadas por la documentación permiten intuir la riqueza material de estos códices: la esposa de Martín I de Aragón poseyó un libro iluminado y encuadernado con cierres de plata, que contenía la Pasión de Jesucristo y las meditaciones de San Bernardo. Esta obra puede relacionarse con la “Quarentena de Contemplació” de Joan Eiximeno, cuyo núcleo central potenciaba la divulgada contemplación de los miembros de Cristo atribuida a San Bernardo54. Con toda probabilidad, se trata del mismo códice caligrafiado y traducido por Guillem Fontana “scrivà de lletra formada” a instancias de la reina55.

  • 56 Esta denominación se utiliza por primera vez en el manuscrito 92 de la Biblioteca Nacional de Españ (...)
  • 57 A. IVARS, “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero-Amer (...)
  • 58 Id., “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero-Americano(...)

19Fruto de la estrecha relación mantenida con Francesc Eiximenis es un tratado devocional y ascético que el padre franciscano acabaría de ultimar con motivo del acceso al trono de la soberana. Se trata de la obra denominada “Scala Dei”56. Andrés Ivars apoya esta hipótesis en base al pago de veinticuatro sueldos barceloneses y seis dineros, al escriba Mateo de Rada, por los gastos de iluminar y encuadernar un “libro de oraciones” para la reina57. El mismo autor considera, no sin dudas, que se alude a otra copia de este ejemplar en un documento fechado el día 17 de Septiembre de 1404 donde consta el pago, por parte de la reina María, al miniaturista Pedro Soler de un “libre de oracions58. Por nuestra parte, ratificamos las dudas del padre Ivars referentes a la identidad de los manuscritos citados por la documentación, debido a la diversidad de títulos y a la imprecisión de los mismos.

  • 59 Francesc EIXIMENIS, Scala Dei. Devocionari de la reina Maria, Curt WITTLIN (ed.), Barcelona: Public (...)
  • 60 Parece ser que otras oraciones redactadas por Eiximenis circularon aparte, posiblemente entre las d (...)
  • 61 Se trata del ms. 92 (Madrid, BnE) (1444); el ms. 88 de la Biblioteca de la Universidad de Barcelona (...)

20El tratado devocional Scala Dei es una obra personal, escrita expresamente para la futura reina. En la dedicatoria Eiximenis se dirige a María de Luna en los siguientes términos: “Diverses vegades la vostra gran senyoria, per edificació de la vostra vida espiritual m’ha estimulat que us compilés un breu volum del qual es pogués prendre llum i direcció59. El texto se organiza mediante un conjunto de oraciones y letanías con algunas contemplaciones modélicas, a las que se suman una serie de recomendaciones que ayudan a la preparación de una buena muerte, y una sucesión de reflexiones sobre las virtudes, los mandamientos, los pecados y la penitencia60. En la actualidad sobreviven tres ejemplares que no recibieron ilustración61. El único códice de lujo del que existen noticias es un ejemplar que hasta el año 1923 permaneció en la Biblioteca Imperial de San Petersburgo (ms. Hisp. Q.I.7.)

Fig. 3 Francesc Eiximenis. Scala Dei (Barcelona, Institut Municipal d’Història, Arxiu Fotogràfic, C-2967).

Fig. 3 Francesc Eiximenis. Scala Dei (Barcelona, Institut Municipal d’Història, Arxiu Fotogràfic, C-2967).
  • 62 J. MASSÓ TORRENTS, “Les obres de Fra Francesc Eiximenis”, p. 61, nota A.
  • 63 Pierre Dubrowsky, funcionario de la embajada rusa en París (1754-1816) creó una importante colecció (...)
  • 64 C. J. WITTLIN, ed. cit., p. 146.

21En el primer folio de los dos añadidos por el encuadernador, había una inscripción efectuada por Pierre Dubrowsky, bibliotecario de la Biblioteca Imperial de Rusia, a principios del siglo XIX: Francisci de Ximenes Tractati theologici cum orationibus codex originalis in lengua arragonica, ms. original du XVe siècle dédié à la Reine Izabelle d’Arragon62. En el primer folio aparece una anotación manuscrita: Arra Aragoniae que corrobora su paso por la colección privada de los condes polacos J. y A. Zaluski, quienes habían transferido sus fondos a la biblioteca rusa en curso de constitución63. La segunda Guerra Mundial obligó el traslado forzoso de este ejemplar de nuevo a Varsovia, junto con otros manuscritos, siendo consumido por las llamas a causa de un incendio provocado por un ataque alemán en 194464.

  • 65 J. MASSÓ TORRENTS, “Les obres de Fra Francesc Eiximenis”, p. 61 nº 125.
  • 66 Es una idea defendida por Massó Torrents de la que se han hecho eco, entre otros, Andrés Ivars y Cu (...)
  • 67 J. PLANAS, “Los códices ilustrados de Francesc Eiximenis: análisis de su iconografía”, Anuario del (...)
  • 68 J. MASSÓ TORRENTS, “Les obres de Fra Francesc Eiximenis”, p. 63 nº 131.
  • 69 En esta relación se alude a otro ejemplar de este mismo devocionario, en los siguientes términos: (...)
  • 70 A. IVARS “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, art.  cit., p. 265- (...)
  • 71 Andrés BALAGUER Y MERINO, “D. Pedro el condestable de Portugal, considerado como escritor, erudito (...)

22El prólogo comienza con la letra capital “A” en cuyo interior se representa a la reina María de Luna flanqueada por dos ángeles dispuestos sobre el “ductus” de la inicial, mientras un tercero que sostiene un libro abierto en las manos, se sitúa sobre el trazo superior de la misma. Frente a la reina un padre franciscano, con toda probabilidad Eiximenis, le entrega un pequeño volumen, qualche poch volumet, según especifica la dedicatoria, en una escena de donación habitual en los códices bajo-medievales65. Algunos autores opinan que el códice de San Petersburgo pudo ser el original regalado a la esposa de Martín el Humano66. Por nuestra parte, y pese a la dificultad que entraña la valoración de una simple reproducción en blanco y negro (Institut Municipal d’Història, cliché C-2967), hemos considerado plausible creer que se trata de una obra realizada para otro cliente con posterioridad a la defunción de la reina, quizás para la reina María de Castilla67. La esposa del Magnánimo había encargado en 1421 la copia del tratado a Dalmau Colomes calígrafo de Tarragona. En una carta de pago, fechada el 25 de Junio de 1421 se define como “Un libre que feu maestre Eximenis, frare Menor, tractant de contemplacions68. A través de su inventario tenemos constancia de la existencia de dos ejemplares de Scala Dei en su librería particular69. En la dedicatoria del ejemplar conservado en San Petersburgo se lee el apellido del autor con una forma generalizada por esas fechas en el reino de Valencia, dato que se puede esgrimir a favor de esta hipótesis. Menos sólida es la opinión de Andrés Ivars cuando relaciona la ilustración de este códice con el iluminador áulico Pedro Soler, ya que no existe obra alguna conservada de este importante miniaturista y la reproducción deja entrever las trazas de un artista poco afortunado70. En el inventario de libros de Pedro, Condestable de Portugal, figura también un libro titulado Contemplacio de la Reyna, procedente sin duda, de las colecciones regias71.

  • 72 De la lectura de los inventarios regios se desprende la existencia de un conjunto de códices caligr (...)
  • 73 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 1, p. 429, doc. CCCCXC
  • 74 Francisco MIQUEL ROSELL, Inventario general de manuscritos de la Biblioteca Universitaria de Barcel (...)

23La reina María de Luna y su esposo intercambiaban lecturas pías. En este sentido, resulta significativo destacar que los inventarios regios, realizados a la muerte de Martín I de Aragón, no reflejan con nitidez estas inclinaciones espirituales, y más cuando se sabe que la biblioteca privada de la reina María se uniría a la de su esposo a raíz de su óbito72. Testimonio de esta afirmación es la misiva dirigida por el monarca a la reina María de Luna el 4 de Marzo de 1404, desde El Puig. En ella, de acuerdo con el tono familiar habitual entre los consortes regios, el monarca solicita “tramet nos, si us plau, lo Ignocent, sobre ls psalms, que tenits nostre, per que ns hi puxam deportar per lo camí73. Este códice compartido por los reyes se relaciona con el ms. 70 de la Biblioteca de la Universitat de Barcelona “Exposició dels set Salms Penitencials, feta per lo Papa Ignocent terç e trasladada de latí en romans per frare Johan Romeu, O.P.74

Fig.4 Exposició del Set Salms Penitencials (Barcelona, B.U.B., ms. 70, fol. 1r).

Fig.4 Exposició del Set Salms Penitencials (Barcelona, B.U.B., ms. 70, fol. 1r).
  • 75 La presencia de la corona fue advertida por Gemma Avenoza. Debo reconocer la amabilidad de la profe (...)
  • 76 Durante este período, una de las personalidades artísticas más atractivas es la de Mateu Calderons. (...)
  • 77 Id., “El alfabeto del estilo Internacional en Cataluña”, Fragmentos, 17-18-19,1991, p. 73-84. De un (...)
  • 78 El traductor dedicó su copia al Maestro de Montesa, Berenguer March, quien accedió a esta dignidad (...)

24En el margen inferior del folio que actúa de frontispicio se observan, bastante deterioradas, las armas de la Corona de Aragón sostenidas por dos ángeles timbradas, a juzgar por los tratamientos técnicos a los que ha sido sometido este manuscrito, por una corona regia de cinco florones75. El lenguaje formal adoptado por los dos seres angélicos que sujetan la insignia evoca la participación de un refinado artista inmerso en el lenguaje figurativo del gótico internacional catalán. Sin alcanzar el elevado grado de lirismo manifiesto en las obras de Rafael Destorrents, el delicado tratamiento de las formas y la sutil aplicación de los colores, revelan la tarea de un iluminador virtuoso que tuvo el mérito de recibir encargos por parte de uno de los promotores artísticos más importantes del momento: la realeza. A pesar de la bancarrota, en la que se hallaba sumida la corona, los reyes gozaban con la promoción de exquisitas creaciones artísticas76. La letra capital que inaugura el prólogo pertenece a un tipo iniciales proyectadas con un sentido tridimensional sobre pan de oro bruñido, características de este período77. Este comentario se hace extensivo a la decoración marginal, dispuesta mediante segmentos rectilíneos que se cortan en ángulo recto sobre los cuatro márgenes del folio, a los que se suma una decoración vegetal formada por hojas de acanto y flores trilobuladas, acompañadas por pequeños circulitos dorados que se superponen a las anotaciones marginales. La hermosa caligrafía en letra gótica “rotunda” confiere mayor homogeneidad a este frontispicio. La traducción del Commentarium in Septem psalmos poenitentiales al catalán fue realizada por el dominico gerundense Joan Romeu, con posterioridad al año 138278.

  • 79 Eufemià FORT I COGUL, Margarida de Prades (2ª edición), Barcelona: Rafael Dalmau, 1998.
  • 80 La propia reina Margarita acabó sus días como abadesa del monasterio de Bonrepós, situado en las mo (...)
  • 81 Ramón D’ALÓS, “Documenti per la storia della biblioteca d’Alfonso il Magnanimo”, Miscellanea France (...)

25Si el primer posesor de este códice fue un miembro de la familia real, más problemático resulta pronunciarse con respecto a las alteraciones sufridas por el emblema regio en una fecha posterior, puesto que la voluntad de anular el recuerdo de la realeza hizo que se añadiera un repintado por encima del diseño original. Gemma Avenoza considera que esta alteración pudo realizarse con el objetivo de sobreponer el escudo de una abadesa. Esta hipótesis se antoja sumamente interesante porque Margarita de Prades, segunda esposa de Martín I de Aragón, se hizo cargo de todos los bienes del monarca dispersos en la librería, la capilla real y en el guardarropa, a raíz de su muerte en 1410. Margarita de Prades formada en la corte de María de Luna, había sido dama de la reina y participaba de las mismas prácticas espirituales, a la vez que sentía idéntico amor por los libros, aunque se vio obligada a desprenderse paulatinamente de la librería regia debido a las estrecheces económicas que la acuciaron desde la muerte de Martín I. En 1420 fue acogida en el monasterio cisterciense de Valldonzella regido por una hermana de su madre, religiosa que le ayudó a cancelar sus deudas y a pagar a los acreedores79. ¿Pudo ser en este momento cuando el manuscrito objeto de nuestro estudio pasó a manos de la abadesa Constança de Cabrera, quien deseó anular cualquier testimonio relativo a su antiguo promotor?80 Este razonamiento cobra sentido cuando se analiza un documento dirigido por parte de Alfonso V de Aragón a Margarita de Prades convertida, por estas fechas, en abadesa del monasterio de Bon Repós. En la citada carta, el Magnánimo le solicita el envío de un oficio, perteneciente a la capilla real que la segunda esposa de Martín I se había llevado consigo al citado monasterio en 142881.

  • 82 El rico comerciante barcelonés, Antoni Cases, poseía un ejemplar de esta obra que fue inventariada (...)
  • 83 Se habla de ancestros arraigados en el mundo babilónico, egipcio o mitraico. El rey Carlos el Noble (...)
  • 84 Ana DOMÍNGUEZ RODRÍGUEZ, Iconografía de los libros de horas del siglo XV en la Biblioteca Nacional, (...)
  • 85 El cristocentrismo práctico de los “devocionalistas” de la Corona de Aragón les llevó a meditar dia (...)

26El manuscrito analizado es el único ejemplar conservado de la traducción al catalán de la obra del Papa Inocencio82. Los siete salmos penitenciales, a los que Inocencio III dedica su comentario, encierran sentimientos de penitencia y fueron escogidos para expresar el dolor por los pecados cometidos y solicitar el perdón. Durante los siglos bajo-medievales se erigieron en uno de los elementos esenciales de los libros de horas. La recitación de los salmos penitenciales es muy antigua83, asociándose con San Agustín quien, según Posidius, los recitaba en su lecho de muerte. Casiodoro en su Expositio in Psalterium fue el primero en denominarlos Salmos Penitenciales (6, 31, 37, 50, 101, 129 y 142), pasando sin alteraciones a la Edad Media. A mediados del siglo VIII se leían en la abadía de Monte Casino con motivo de alguna defunción y en el siglo X se incorporaron en el Oficio Divino, rezado diariamente en los monasterios. A lo largo del siglo XII adquirieron mayor difusión, siendo invocados por los clérigos de las catedrales y colegiatas, pasando al Breviario84. Inocencio III mandó que se recitaran en Cuaresma por ser tiempo propio de penitencia85.

  • 86 Unicamente Pere Bohigas da cuenta de su existencia en una breve cita. P. BOHIGAS, La ilustración y (...)

27Un códice que ha pasado inadvertido a los historiadores del arte es un pequeño devocionario redactado en catalán, custodiado en Bologna (Biblioteca dell’Archiginnasio, ms. A-275)86.

Fig. 5 Soliloquia de Pseudo-Agustín y otros textos devocionales (Bologna, Biblioteca dell’Archiginnasio, ms. A-275, fol. 1r).

Fig. 5 Soliloquia de Pseudo-Agustín y otros textos devocionales (Bologna, Biblioteca dell’Archiginnasio, ms. A-275, fol. 1r).
  • 87 Este devocionario está integrado por las siguientes plegarias: (fol. 39v)“Oracions molt sollempnes (...)
  • 88 El original fue escrito en latín “Excitatorium mentis ad Deum” y fue traducido al catalán a princip (...)

28Su contenido lo convierte en un devocionario práctico al alcance de seglares con ciertas inquietudes espirituales. Está formado por un Soliloquia de pseudo-Agustín (fols. 1r-31r); un Speculum peccatoris, atribuido erróneamente al obispo de Hipona (fols. 31r-39r); un devocionario laico (fols. 39v-45r)87 y el Excitatori de la pensa a Déu (fols. 45r-103r) de Bernat Oliver, agustino valenciano que rigió los obispados de Huesca, Barcelona y Tortosa, y uno de los autores pioneros en el uso de materiales devotos para la lectura y la meditación diarias88.

29La única ilustración del códice aparece en el interior de la letra capital “S” que inaugura el primer capítulo del Soliloquio (fol.1r). San Agustín, de acuerdo con la tradición iconográfica establecida, viste ornamentos pontificales, dada su condición de obispo de Hipona. Sedente sobre lo que se intuye una sobria cátedra episcopal de madera que ayuda a definir la tercera dimensión, bendice con la mano derecha, mientras que con la contraria sostiene un volumen con cubiertas de color carmín. Cubre su cabeza con una mitra episcopal y le rodea un nimbo, símbolo de santidad. El doctor de la iglesia latina se proyecta sobre un fondo neutro formado por una retícula y se dispone ante el espectador, mediante un juego óptico un tanto inverosímil, ante el trazo sinuoso de la inicial. De los extremos de la letra surgen hojas de acanto que se disponen con parquedad sobre los márgenes del folio. Esta representación, ignorada en los repertorios bibliográficos dedicados a la ilustración del libro en la Corona de Aragón, muestra el lenguaje formal de un miniaturista inmerso en los postulados del gótico Internacional realizado en el reino de Valencia, interpretado de forma un tanto sumaria, especialmente si lo equiparamos con las grandes creaciones de este período.

  • 89 Albano SORBELLI, Inventari dei manoscritti delle Biblioteche d’Italia, 50 t., Florencia: Leo O. Ols (...)
  • 90 M. BATLLORI, “Un devozionario catalano del ‘400 in Bologna”, p. 492.
  • 91 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 112.
  • 92 Emili CASANOVA, “L’Espill del pecador, traducción del Speculum Peccatoris, atribuïble a Antoni Cana (...)
  • 93 El día 7 de Junio de 1402, desde Valencia, el rey Martín solicitaba a la ermita de San Antonio de D (...)
  • 94 Ibid., p. 238-239. En el inventario de los bienes muebles realizados en 1410, con motivo de la muer (...)

30El colofón (fol. 103r) informa que este manuscrito fue iniciado el día 8 de Febrero y acabado el día 1 de Abril de 1417: “Ego Guillermus de Pasinis de Orta scripsi Olive. Aquell qui aço ha scrit en parays ell sia beneyt. Aquell qui aço ha trobat en parays sia per los angels acompanyat. Amen: In re terena non est aliud misi pena89 Este volumen procedente del convento de Santo Domingo de Bologna es copia de un texto anterior, compuesto alrededor del año 1400. Se desconoce la fecha de su ingreso en la biblioteca de los padres predicadores. Batllori cree que pudo ser el copista, Guillermo de Pasinis oriundo de Orta, localidad próxima a Novara quien lo donó a los dominicos de Bologna. Una nota caligrafiada en letra cursiva, legible en el folio 103v, revela que Pasinis era maestro del joven Francesc de Gilabert, hijo de Bernat de Centelles, señor de Oliva en el reino de Valencia y que durante los meses de marzo y abril de 1417, realizó la copia de este ejemplar, a partir de del códice que Elionor de Queralt había prestado al humanista italiano, mientras su esposo se hallaba en Sicilia al servicio del rey Fernando90. Esta nota revela el éxito de esta obra entre las clases acomodadas y nobles de la época, como demuestra la presencia de Elionor de Queralt, una de las damas de la corte de la reina María de Luna, esposa de Bernat de Centelles, miembro de un linaje valenciano que disfrutó del favor de la soberana91. En definitiva, si el códice comentado corresponde a una fecha posterior a la muerte de la reina, no cabe duda que la traducción de algunos de sus contenidos al catalán o la simple existencia de otros, obedecen al impulso ejercido por el clima espiritual existente en la corte de María de Luna92. Bertini cree que el Soliloquio que el rey Martín I de Aragón manda restituir a la ermita de San Antonio de Denia, junto a otros objetos y libros litúrgicos, pudo haber servido de fuente de inspiración para la copia que la esposa de Bernat de Centelles puso a disposición de Pasinis93. Sea cierta esta hipótesis o no, en el inventario de bienes catalogados a la muerte de Martín el Humano consta la existencia del texto atribuido a Pseudo-Agustín, ratificando la circulación de diversos ejemplares en la corte. Todo hace pensar que la traducción al catalán de este texto de origen francés, debió ser realizada por expreso deseo del monarca o de su entorno más próximo94.  

La paz a través de la contemplación divina

  • 95 Con respecto al Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) remitimos a nuestro estu (...)

31El Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529) (c.1400), una de las obras más atractivas del período bajo-medieval en la Corona de Aragón, se decora con una elaborada organización iconográfica sin precedentes en Cataluña por estas fechas95. El ambicioso programa icónico desplegado entre sus folios refleja las inquietudes religiosas de la realeza, canalizadas a través de algún teólogo que facilitaría las pautas ilustrativas a los miniaturistas. El breviario, realizado para ser depositado en el monasterio cisterciense de Santa María de Poblet, panteón de la casa reinante, se estructura grosso modo, alrededor de dos ideas esenciales: la exaltación de la dinastía y la devoción particular de la monarquía. Las inquietudes religiosas de la realeza y la espiritualidad de la época que sintoniza con las nuevas corrientes introducidas en los territorios de la Corona de Aragón se reflejan, con mayor o menor intensidad, en los ciclos que constituyen el Salterio, el Propio del Tiempo y el Propio de los Santos. Estas tendencias también se manifiestan a través de la importancia concedida a cuatro escenas dedicadas a rememorar los episodios más importantes de la vida de la Virgen, de acuerdo con los propios intereses de una monarquía que anhelaba exaltar el Misterio de la Purísima Concepción de María.

  • 96 A. G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena…, p. 44-47. En Italia las Meditationes Vitae Christ (...)

32Una de las particularidades de esta piedad devocional es la meditación diaria efectuada durante la celebración de la misa en torno a la vida de Cristo. El objeto de esta meditación era la búsqueda de una constante familiaridad entre el Hombre-Dios Cristo con la finalidad de que culmine con una visión afectiva sensible a la contemplación de la divinidad. Geert Groote, el fundador de la “devotio moderna” considera que la fiesta de Navidad afirma el valor de la vida de Cristo como “via regia” para llegar a la perfección y al modelo de virtud. Según San Bernardo y San Buenaventura meditar la vida de Jesucristo permite una participación directa en los hechos evocados mentalmente: acompañar a la Virgen María, hablar o habitar con Jesús, etc.…El original catalán de la Vita Christi de Francesc Eiximenis, de finales del siglo XIV, incide en el acto de la meditación, mostrando gran afinidad con la faceta contemplativa esgrimida por Ubertino da Casale96. Esta base religiosa permite interpretar correctamente una representación plasmada en el Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) que hasta la fecha solo habíamos sido capaces de sugerir. Se trata de la escena de la Natividad de Cristo (fol. 134r) una de las más hermosas del manuscrito.

  • 97  Las reproducciones correspondientes al Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) (...)

Fig.6 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de Cristo, fol. 134r97.

Fig.6 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de Cristo, fol. 134r97.
  • 98 Los orígenes de esta fuente sobrenatural de iluminación parecen derivar de Filóstrato y su descripc (...)
  • 99 Jean Gerson, teólogo y canciller de la Universidad de París, hizo esfuerzos para potenciar el culto (...)
  • 100 La reina María de Luna era amante de las perlas. En cierta ocasión solicita que se le envían las pe (...)

33El acontecimiento sagrado se escenifica bajo un cobertizo a dos aguas: en el centro focal de la composición y envuelto en finas fajas de hilo, Jesús permanece inmóvil en el pesebre, mientras su cuerpo resplandece con una luz inmaterial, inspirada en los evangelios apócrifos de Pseudo-Mateo, cap. XIII y en el Evangelio árabe de la infancia, cap. III98. Desde sus respectivos establos, el buey y la mula calientan el cuerpo de recién nacido. En el extremo de la derecha San José, marginado del núcleo más sagrado de la composición aparece cocinando –nutritor domini–, creando una imagen entrañable que establece paralelismos con la mentalidad franciscana de la Corona de Aragón, puesto que ni Francesc Eiximenis ni sor Isabel de Villena, autores respectivos de una Vita Christi, pretendieron en modo alguno ridiculizar al esposo de la Virgen e, incluso, Eiximenis propagó eficazmente su culto99. Frente al anciano San José, la Virgen adora al recién nacido. Detrás de María se observa la presencia de una refinada dama que lleva sobre su cabeza un tipo de tocado francés o borgoñón, de cuernos con velos y una hermosa guirnalda de perlas100.

Fig. 7 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de Cristo, fol. 134r.

Fig. 7 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de Cristo, fol. 134r.
  • 101 Sixten RINGBOM, “Devotional images and imaginative devotion. Notes of the place of Art in late medi (...)
  • 102 En 1401 María de Luna tuvo noticia de que había muerto en Barcelona una beguina que poseía el cilic (...)

34El hecho de que la elegante dama no vaya acompañada del nimbo correspondiente la aleja de su identificación con la partera inspirada en los evangelios apócrifos. Probablemente, la soberana en calidad de consorte regio participó en la elaboración del ambicioso programa iconográfico de este manuscrito, haciéndose representar, de acuerdo con las teorías religiosas contemporáneas, en una actitud meditativa que facilitaba, a través de la contemplación, la percepción de la divinidad101. La devoción profesada por la reina María de Luna hacia Santa Brígidaes otro dato que se debe tener en cuenta102. Según las Visiones de la santa oriunda de Vadstena, escritas en Roma en 1373, viajó hasta los Santos Lugares y contempló directamente el nacimiento de Jesús.

  • 103 J. PLANAS, “El Llibre de la Confraria del Senyor Rei, un manuscrito miniado del monasterio de Poble (...)

35Una inflexión iconográfica digna de mención son los cuatro episodios dedicados a la vida de la Virgen representados en el Santoral del Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Estas representaciones ponen de manifiesto el interés mostrado por la monarquía catalana hacia la exaltación religiosa del Misterio de la Purísima Concepción, devoción que desembocó en la creación de la denominada Cofradia de la Casa del Señor Rey, por parte de Pedro el Ceremonioso el día 8 de Mayo de 1333 en Zaragoza, y el protagonismo adquirido por sus dos descendientes en tal congregación. El culto a esta festividad mariana alcanzó su punto álgido con la celebración de esta fiesta solemne en la Capilla Real de Barcelona. A la promoción del rey Martín I se asocia la elaboración de un ejemplar de lujo del Llibre de la Confraria del Senyor Rei (Poblet, biblioteca del monasterio, ms. 1.35) decorado con dos ilustraciones, de las cuales la primera, evidencia un notorio acento concepcionista103.

Fig. 8 Libro de la Cofradía del Señor Rey (Poblet, biblioteca del monasterio, ms. 1.35). Caricias de San Joaquín y Santa Ana, fol. 4r.

Fig. 8 Libro de la Cofradía del Señor Rey (Poblet, biblioteca del monasterio, ms. 1.35). Caricias de San Joaquín y Santa Ana, fol. 4r.
  • 104 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 21.
  • 105 Ibid., p. 161.

36La inclinación de la monarquía y en especial, de María de Luna hacia el culto mariano y la exaltación del dogma de la Purísima Concepción de la Virgen, se tradujo en la visita y las constantes donaciones a importantes santuarios marianos. La reina visitaba con frecuencia la imagen de la Virgen venerada en la capilla de la casa del rey Martín en Valldaura y en reverencia a la santa Encarnación del Señor, todos los sábados del año mandaba decir siete misas y daba de comer a siete pobres, que recibían, además, cuatro sueldos y un dinero104. Esta devoción también se alimentó a través de la plegaria cotidiana, razón por la cual entre los bienes inventariados a la muerte de Martín el Humano se describen diversos draps de ras tejidos con historias de la Virgen, piezas de marfil u oratorios de oro dedicados a la misma advocación. La reina guardaba los ornamentos de su capilla en un arca forrada de cuero blanco y su altar portátil en un cofre de color verde. Durante los desplazamientos se protegían con dos cubiertas rojas adornadas con cinco escudos reales, confeccionadas por p. Doménech, maestro de draps de senyals105.

  • 106 Aurelio de SANTOS OTERO, Evangelios apócrifos: colección de textos griegos y latinos, Madrid: La Ed (...)

37La Natividad de la Virgen María, representada en el Breviario de Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529, fol. 381v) se inspira en los textos apócrifos difundidos por la Leyenda Dorada de Santiago de la Vorágine y, más concretamente, en el proto-evangelio de Santiago106.

Fig. 9 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de la Virgen María, fol. 381v.

Fig. 9 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de la Virgen María, fol. 381v.
  • 107 Francesc EIXIMENIS, Com usar bé de beure e menjar, Barcelona: Curial, 1983, cap. XXII, p. 71.
  • 108 El color carmesí del vestido recuerda al vellut pla carmesí, una tela aterciopelada, empleada en tr (...)
  • 109 En nuestro estudio dedicado al Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) solo nos (...)
  • 110 Seguramente su estancia en la corte de la reina Leonor de Sicilia fue decisiva a la hora de adquiri (...)

38En la ilustración, Santa Ana, extendida sobre un lecho cubierto con una rica colcha adamascada recibe las atenciones de varias sirvientas. Las asistentas situadas detrás del lecho ofrecen a la madre de la Virgen alimentos considerados especialmente nutritivos después del parto –huevos o volatería– de acuerdo con las recomendaciones efectuadas por Francesc Eiximenis107. En primer término, dos matronas preparan el baño de la recién nacida y vierten agua en un barreño, reproduciendo una práctica aplicada a los neonatos, teñida de simbolismo. En esta escena, llama la atención la elegante dama que posa sus manos sobre el almohadón donde descansa Santa Ana. Viste un suntuoso vestido de mangas desbocadas, decorado en la zona inferior con vistosas líneas que crean acertados juegos cromáticos, a tono con los gustos de la época, y recoge sus cabellos con una delicada diadema108. El refinamiento emanado por su figura contrasta con el aspecto mucho más cotidiano de las sirvientas que participan en la escena sagrada. De nuevo, creemos que estamos ante una representación de María de Luna109 reina que al margen de la religiosidad descrita, tuvo gran preocupación por la indumentaria y la calidad de los tejidos con los que se confeccionaban sus trajes110.

Fig. 10 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de la Virgen María, fol. 381v.

Fig. 10 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de la Virgen María, fol. 381v.

39Las joyas fueron otro destacado complemento utilizado para exaltar su imagen regia. Además, el patronímico de la reina –María– encaja perfectamente con la festividad representada.

  • 111 Charles STERLING, La peinture mèdiévale à Paris, 1300-1500, 2 t., París: Fondation Wildenstein: Bib (...)

40En las Horas Sobieski (Windsor Castle, Royal Library, nº RCIN 1142248, fol. 104v) iluminadas por el Maestro de Bedford, el Maestro de Fastolf y el Maestro de la Leyenda Dorada de Munich, y más concretamente en un conjunto de escenas que ilustran la oración en francés correspondiente a los Siete Gozos de la Virgen, observamos la presencia de una figura femenina. Se trata de una dama que cubre su cabeza con un tocado borgoñón que asiste, en calidad de espectadora, ante cada uno de los pasajes sagrados asociados con los gozos de la Virgen María, de forma muy similar a como se observa en el Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529). No obstante, el ejemplo galo es posterior al breviario regio, ya que estas horas fueron encargadas por John de Lancaster, duque de Bedford, para su cuñada Margarita de Borgoña en 1423111.

  • 112 Joan NAUGHTON, “A Minimally-intrusive Presence: Portraits in Illustrations for Prayers to the Virgi (...)
  • 113 En la Epifanía (fol. 145r) del Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529), hemos tr (...)
  • 114 Un ejemplo sumamente interesante, mucho más tardío al período analizado, aparece en las Horas Ince- (...)

41Las imágenes analizadas, por su carácter devoto y contemplativo se convierten en una metáfora visual mediante un proceso empático que trasciende más allá de los límites materiales del códice, para convertirlas en vehículo conductor de las emociones experimentadas por los personajes sagrados representados y el creyente que las contempla. En los libros de horas es de uso corriente el recurso representativo que acoge al donante invocando a la divinidad ante determinadas plegarias112. La diferencia con respecto al Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) es que la reina María se sumerge en las escenas de la vida de Cristo y de la Virgen como un personaje activo, coetáneo al acontecimiento, frente a las representaciones extemporáneas de los libros de horas113. En este último caso, salvo ejemplos excepcionales, la figura del donante reza frente a un oratorio, mientras contempla la visión sagrada, situada en unas coordenadas espaciales y temporales independientes114.


   

42Finaliza nuestro discurso centrado en analizar diversas facetas de la reina María de Luna vinculadas con la paz. La paz que buscó como reina frente a diversos acontecimientos políticos acaecidos durante su reinado y el de su esposo, Martín I de Aragón; la paz a través de un tipo de lectura piadosa de elevado contenido teológico que relega a un segundo término a los libros de horas considerados, seguramente un tanto recurrentes y finalmente, la paz intelectual a través de la contemplación de los acontecimientos más relevantes de la vida de Cristo y de la Virgen.

Haut de page

Notes

1 Carta dirigida por Francesc Eiximenis al rey Martín el Humano, el día 15 de Julio de 13, con motivo de su triunfo en la isla de Sicilia. Antoni RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval (1ª edición Barcelona 1908), Barcelona: Institut d’Estudis Catalans, 2000, 2, p. 403, Apéndice, doc. IX. Deseo agradecer a Francesca Manzari el envío de un artículo en prensa, para su inclusión en este estudio, y la lectura de este texto cuando todavía estaba en una fase incipiente.

2 Áurea L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón, Madrid: CSIC, Instituto Jerónimo Zurita, 1942.

3 Núria SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo de una reina bajomedieval,Zaragoza: CSIC,Institución Fernando el Católico, 2012.

4 El título original es: Power, Piety, and Patronage in Late Medieval Queenship. María de Luna, Nueva York: Palgrave Macmillan, 2008.

5 Este factor propició la existencia de una nobleza superior dentro de la alta nobleza. Bonifacio PALACIOS MARTÍN, La Coronación de los Reyes de Aragón (1204-1410), Aportación al estudio de las estructuras políticas medievales, Valencia: Anubar, 1975, p. 276.

6 Daniel GIRONA LLAGOSTERA, “Itinerari del Rey en Martí (1403-1410)”, Anuari de l’Institut d’Estudis Catalans, 1913-1914, p. 556-557, doc. 69.

7 La reina María empeñó objetos que pertenecían al rey Juan I y también dio a los diputados la villa de Montblanc con todos los derechos de la misma. Maria VILAR BONET, “Empenyorament de joies i objectes del rei Joan I, fet per la reina Maria de Luna (1396)”, Medievalia, 8, 1989, p. 329-348.

8 El rey Martín pasó previamente por Aviñón, ciudad donde se entrevistó con Pedro Martínez de Luna (Benedicto XIII). En Aviñón recibió del Papa la Rosa de Oro y algunos fragmentos de la cruz de Cristo que Santa Elena había donado al emperador Constantino y éste a su vez a San Silvestre, Papa. La máxima autoridad de la iglesia ofreció esta reliquia al futuro rey de la Corona de Aragón con la finalidad de establecer una línea de legitimidad doble entre el soberano y el pontífice. Salvatore FODALE,”Le Reliquie del re Martino”, Aspetti e momenti di storia della Sicilia, secc. IX-XIX, Studi in memoria di Alberto Boscolo, Palermo: Accademia Nazionale di Scienzie, Lettere e Arti, 1989, p. 121-135.

9 N. SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo…, p. 105.

10 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…,p. 11.

11 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…,2, p. 335-336, doc. CCCXLVIII. A este carácter flemático se unía un físico poco atractivo. El cronista Pere MIQUEL CARBONELL lo describió como un hombre de poca estatura y grueso. La fisonomía obesa y el aspecto enfermizo que debía tener Martín I de Aragón queda plasmado en el Rollo genealógico de los condes de Barcelona y reyes de Aragón (Monasterio de Santa María de Poblet) (c.1400). Sus inquietudes espirituales le debieron inducir a representarse con un libro de oraciones abierto en el que se podía leer antes de su deterioro definitivo “Miserere mei”, primeras palabras de un salmo que lo relacionan con el rey David. A tenor de la religiosidad profesada por el rey Martín podemos interpretar que hace referencia al Salmo 50, uno de los salmos de penitencia por excelencia en la liturgia de palacio. Miquel CARBONELL, Chroniques de Espanya fins ací no divulgades que tracta dels nobles e invictissims reys dels Gots y gestes de aquells y dels comtes de barcelona e reys de arago amb moltes coses dignes de perpetua memoria, Barcelona: Carles Amoros, mossen Jaume Manescal y mossen Raphael Deuder Major y mossen Jonot Gordiola y mossen Jonot Trinxer, 1547, fol. CCVII. Josefina PLANAS, El esplendor del gótico catalán. La miniatura a comienzos del siglo XV, Lleida:Publicacions de la Universitat de Lleida, 1998, p. 196. Id., “Culto e iconografía regia: El Breviario de Martín I de Aragón y el ciclo de los salmos”, Rivista di Storia della Miniatura, 11, 2007, p. 191-202.

12 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón… ,p. 86, nota 2.

13 Este asunto fue retomado años más tarde por la reina María de Castilla, esposa de Alfonso el Magnánimo cuando fue lugarteniente general de Cataluña (1432-1453), estallando en una guerra civil durante el reinado de Juan II y de Juana Enríquez. Finalmente, el hijo de ambos –Fernando el Católico– dictó la sentencia de Guadalupe en 1486 que fue el resultado final de una serie de esfuerzos hechos por los reyes de la Corona de Aragón para poner fin a la enconada lucha entre señores y remensas. Ibid.,p. 86-87.

14 D. GIRONA LLAGOSTERA, “L’Extinció del casal de Barcelona e capvespre de la nació catalana, Homenatge a la memòria del rei Martí (Vè Centenari de la seva mort)”, Butlletí del Centre Excursionista de Catalunya, 23, 1913, p. 28-29. Joaquín TUIXANS, “Epistolario de la reina Dª María de Luna, esposa de D. Martín”, Las Provincias. Diario de Valencia, Almanaque, 1924, p. 235-238.

15 Albert G. HAUF, “L’espiritualitat catalana medieval i la Devotio moderna”, in: Actes del V Col.loqui de Llengua i Literatura Catalanes, Barcelona: Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1980, p. 85-121. Id.,D’Eiximenis a sor Isabel de Villena. Aportació a l’estudi de la nostra cultura medieval, Barcelona: Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1990, p. 20-30.

16 Bernat OLIVER, Excitatori de la pensa a Déu, texto y anotación porPere Bohigas, Barcelona: Barcino, 1929. De esta obra existen versiones castellanas antiguas y tres catalanas. Entre estas últimas, una de las más interesantes es la custodiada en la Biblioteca Communale del Archiginnasio de Bologna (ms. A-275) sobre la que incidiremos más adelante.

17 Antoni CANALS, Scala de Contemplació, introducción y transcripción por Juan Roig GIRONELLA, Barcelona: Fundación Balmesiana, 1975, p. 1-57.

18 A. G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena…, p. 37-38.

19 Ibid., p. 250-251.

20 La complejidad semántica del ciclo de los salmos perteneciente al Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) se advierte en el salmo 73 (fol. 48v). La ilustración alude a los primeros versículos en los que el salmista pregunta a Yahvé porque ha abandonado a las ovejas que forman su grey, es decir el pueblo de Israel. Esta imagen literaria permite establecer paralelismos entre el rey David y la monarquía reinante en la Corona de Aragón. Además, un autor un tanto enigmático, asociado al monasterio observante del Santo Espíritu fundado por María de Luna, revestía con toques escatológicos la figura de un rey identificado con el Nuevo David o pastor angelicus que renovaría la iglesia y la prepararía para la llegada de lo que en términos proféticos se denominó la época del Espíritu. J. PLANAS, “Culto e inconografía regia: El Breviario de Martín I de Aragón y el ciclo de los Salmos”, p. 191-202. Id.,El Breviario del rey Martín el Humano. Un códice de lujo para el monasterio de Poblet, Valencia:Publicacions de la Universitat de València, 2009, p. 69. María Isabel TORO PASCUA, “Milenarismo y profecía en el siglo XV: La tradición del libro de Unay en la Península Ibérica”, Península. Revista de Estudios Ibéricos, 2003, p. 29-37.

21 Antoni CANALS, Scala de Contemplació, p. 60.

22 A. G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena…,p. 251 y 265. Jordi RUBIÓ, “Hug de St. Víctor de Arrha Animae, traducció de fra Antoni Canals”, Estudis Universitaris Catalans, 4, 1910, p. 450-475. Antoni CANALS, Scipió e Anibal. De providència (de Sèneca. De arra de ànima /d’Hug de Sant Víctor, M. de RIQUER (ed.),Barcelona: Barcino, 1935, p. 121. Canals también vertió al catalán las exposiciones del “Ave María” y “Salve”. José VIVES, “Exposiciones del “Ave María” y “Salve” en traducción catalana de fray Antonio Canals”, Analecta Sacra Tarraconensia, 29, 1956, p. 79-94. El contenido religioso de estas plegarias se manifestaba en objetos que habían permanecido a la muerte de Martín I en el Palacio Mayor de Barcelona. En el inventario de los bienes muebles realizado a su muerte, consta: “Item un altre uanoue gran de .VI. teles brodada de diuerses figures de homens bestions aucells e d altres fullatges ab une vie de letres entorn en que es scrite la salve Regine de drap de li ab la sotane del di drap”. Jaume MASSÓ TORRENTS, “Inventari dels bens mobles del Rey Martí d’Aragó”, Revue Hispanique, 12, 1905, p. 517, nº 1107.

23 N. SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo…, p. 141-143.

24 Martí AURELL, “Messianisme Royal de la Couronne d’Aragon (XIV-XVs.)”, Annales, Histoire,Sciencies Sociales, 52/1, 1987, p. 119-155.

25 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, I, p. 446, doc. DXII.

26 A través de la documentación sabemos que fra Eiximeno, en 1401, caligrafió y tradujo un libro llamado Dialogus en Mallorca. Ibid., I, p. 417-418, doc. CCCCLXXV. Entre los bienes inventariados a la muerte de Martín I el Humano aparece “un altre libre appellat Dialogorum en cathala” que posiblemente hace alusión a la traducción del franciscano mallorquín. J. MASSÓ TORRENTS, “Inventari dels bens mobles…”, p. 435, nº 155.

27 El día 1 de Febrero de 1404 el rey Martín solicitaba, con gran reverencia, a Benedicto XIII el original en latín necesario para la traducción. A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, I, p. 428-429, doc. CCCCLXXXIX.

28 José POU I MARTÍ, O.F.M., Visionarios, beguinos y fraticelos catalanes (siglos XIII-XV), estudio preliminar de A. HAUF I VALLS, Alicante: Instituto de Cultura Juan Gil-Albert: Diputación Provincial de Alicante, 1996,p. 615-618.

29 Ibid.,p. 618. A. G. HAUF, “Fra Joan Eiximeno, OFM i la seva Quarentena de contemplación. Aproximació a l’home, i l’obra”, Randa, 17, 1985, p. 15-63.

30 Este texto fue dedicado a Pere d’Artés, maestro racional del rey Martín. Según un testimonio documental, el rey Martín solicitaba en tono agrio un ejemplar de este tratado a Pere d’Artés quien había partido sin retornarlo. En el inventario de libros de la reina María de Castilla se describe esta obra. A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, I, p. 417, doc. DII. “Inventari dels llibres de la senyora Donna Maria reina de les Sicilies e d’Aragó, Colección de documentos históricos”, Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1, 1872, p. 30, nº 43.

31 Josep VIVES, “Exposición medieval del “Pater Noster” en traducción catalana de Fray Antonio Canals”, Analecta Sacra Tarraconensia, 28, 1956, p. 133-156. En este sentido, deseamos traer a colación un documento redactado por el rey Martín en 1408, dirigido al obispo de Valencia, a la sazón Hugo de Llupià i Bages. En esta carta el monarca solicita que le envíe un retablo elaborado en Flandes “fort gentil”. Según se especifica, el rey deseaba depositarlo en la capilla que había mandado construir en el jardín del Palacio Mayor de Barcelona, ámbito idóneo para practicar la espiritualidad propugnada por la “devotio moderna”. El documento silencia cualquier dato referente a las características del retablo de origen flamenco, pero intuimos que podría ser similar a algunos de los retablos portátiles conservados en el Museo Mayer van den Bergh de Amberes y en la Walters Art Gallery de Baltimore. D. GIRONA LLAGOSTERA, “Epistolari del Rey En Martí d’Aragó (1396-1410)”, Revista de la Asociación ArtísticoArqueológica Barcelonesa, 9, 1910, p. 303, nº 56. Henk VAN OS con Eugène HONÉE, Hans NIEWDORP y Bernard RIDDERBOS, The Art of Devotion in the Late Middle Ages in Europe 1300-1500, Amsterdam: Rijksmuseum; Londres: Merrell Holberton, 1994, p. 137-150.

32 J. PLANAS, El Breviario del rey Martín el Humano. Un códice de lujo …, p. 110-113.

33 M. AURELL, “Messianisme Royal de la Couronne d’Aragon…”, p. 119-155.

34 Jaume MASSÓ TORRENTS, “Inventari dels bens mobles…”, p. 428, nº 101. Martin AURELL, “Escatologie, spiritualité et politique dans la confédération catalano-aragonaise (1282-1412), Fin du monde et signes des temps visionnaires et prophètes en France méridionale (fin XIIIe-début XVe siècle)”, Cahiers de Fanjeaux, 27 (1992), p. 191-235.

35 Otro franciscano próximo a la reina fue Bartolomé Borrás, ferviente defensor de la restauración religiosa en la Custodia Franciscana de Valencia y uno de sus albaceas testamentarios. Borrás fue el primer guardián y vicario del convento observante del Santo Espíritu y fue propuesto para ocupar el cargo de Ministro Provincial de los Frailes Menores de la Provincia de Aragón, sucediendo a Pedro Marí.

36 Andrés IVARS, “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero-Americano, 34, 1931, p. 568-594; Archivo Ibero-Americano, 36, 1933, p. 255-281 y 416-432. A. IVARS y J. WEBSTER, “Franciscanismo de la reina de Aragón Doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero-Americano, 42, 1982, p. 81-123.

37 La advocación bajo la cual fue puesto el monasterio franciscano es una alusión a algunos de los preceptos más comunes defendidos por la nueva espiritualidad. Canals en la Exposició del Pare Nostre define en estos términos el tipo de actitud que debe tener el fiel cuando ora: “…ço és, que lo cor, tota cogitació s’escalfen en la oració, la qual sia encesa ab lo vent del San Sperit. E per ço diu Sant Bernat: “tota oració és tèbea si no l’ancén lo flat o lo vent de Sant Sperit”. En este contexto espiritual que acoge profecías sobre el final de los tiempos, debemos recordar que de acuerdo con las teorías de Joaquín de Fiore (+1202) que inspiran el tratado De Triplici Statu Mundi, relacionado no sin controversia, con Francesc Eiximenis, se asocia cada una de las tres edades del mundo con las tres personas de la Santísima Trinidad y el ángel del evangelio eterno (Apoc. XIV, 6) con la llegada inminente del reino del Espíritu Santo. En este tercer ciclo franciscanos y dominicos serán los nuevos apóstoles, tiempo pre-apocalíptico que se correspondería con la apertura del sexto sello, ya que San Francisco estaba considerado como el ángel de sexto sello del Apocalipsis, portador de los signos de Cristo vivo, restaurador de la vida evangélica, que abrió, junto con Santo Domingo la Tercera Edad o del Espíritu Santo, dando paso a una fase previa al Juicio Final. Albert G. HAUF, “El De Triplici Statu Mundi de Fr. Francesc Eiximenis, O.F.M.”, Estudis Universitaris Catalans, 23, 1979, p. 265-283. J. POU Y MARTÍ, O.F.M., Visionarios, beguinos y fraticelos…, p. 568.  

38 El simbolismo numérico (12 +1) recuerda a los doce apóstoles más Cristo y a la perfección del cristianismo. El mismo simbolismo impulsó a Ramón Llull a fundar el monasterio de Miramar con trece frailes. Albert G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena..., p. 118, nota 93.

39 N. SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo…, p. 135-138.

40 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 369, doc. CCCLXXXII. Dos años más tarde, la reina mandaba pagar doscientos setenta y cuatro sueldos barceloneses al orfebre valenciano Jaume de Veta por un incensario de plata que tenía el mismo destino. A. IVARS y J. WEBSTER, “Franciscanismo de la reina de Aragón… ”, p. 89 nº 16; p. 90 nº 17 y p. 96-97 nº 34. El día 12 de Marzo de 1404 la reina María ordenaba pagar a Francesc Eiximenis doscientos florines por misales y ornamentos adquiridos, destinados al mismo monasterio. Francesc Eiximenis i la Casa Reial. Diplomatari 1373-1409, p. 55 nº 83.

41 El abad de Montserrat García Jiménez de Cisneros en su Exercitatorio de la vida spiritual, obra clave para comprender la reforma impulsada por los reyes Católicos se inspira en textos de Francesc Eiximenis precursores de la “devotio moderna”. A. G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena…, p. 39, nota 58.

42 El rey Martín, en perfecta sintonía con el sentido de piedad que tenía su esposa, fundó el monasterio de Valldecrist en Altura (Castellón) regido por la orden de la cartuja. En este monasterio se enterraron los restos de sus hijos fallecidos en temprana edad y en 1400 el monarca envió al prior de la cartuja un obituario donde constaban los decesos de sus predecesores con un sentimiento dinástico similar al calendario del Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529). J. PLANAS, El Breviario del rey Martín el Humano. Un códice de lujo …, p. 59. El monasterio de la cartuja se asentó en un lugar ameno, similar al valle de Josafat y el día 18 de Marzo de 1385, vigilia del Domingo de Pasión, se formalizó el acto de fundación del mismo. El sentido escatológico concedido a esta fundación puede ponerse en paralelo con los términos en los cuales concluye el tratado apocalíptico De Triplici statu mundi y se reafirma mediante la existencia de una pintura del día del Juicio Final, actualmente desaparecida, situada en el claustrillo vecino a la capilla de San Martín. Esta representación estaba acompañada por un “un letrero alrededor del claustro que dice: que el rey don Martín en el año 1384 tuvo una extasi [sic] y que en ella vio una representación del día del Juicio, y que movido de ella edificicó esta casa no con título de Valle de Josafat sino de Christo, esperando por esto se le daría asiento en compañía de su muger María de Luna, ayudadora para tan grande obra, a la mano derecha de Christo”. Francisco DIAGO, Apuntamientos recogidos por el P.M. Fr. Francisco Diago, O.P., para continuar los Anales del Reyno de Valencia desde el rey Pedro III hasta Felipe II, Valencia: Imp. Hijo de F. Vives Mora, Acción Bibliográfica,  Valenciana, 1946, 2, p. 177. Cita extraída de Amadeo SERRA DESFILIS y Matilde MIQUEL JUAN, “La capilla de San Martín en la Cartuja de Valldecrist: construcción, devoción y magnificiencia”, Ars Longa, 18, 2009, p. 65-80. En la actualidad se conservan tres códices que recopilan los privilegios concedidos al monasterio de Valldecrist, entre los que se incluyen algunas donaciones de María de Luna, realizadas entre 1385 y 1387. Al respecto, vide: J. PLANAS, “Un códice inédito conservado en el Archivo Capitular de Zaragoza y su filiación con el gótico Internacional de la Corona de Aragón”, in: Mª del Carmen LACARRA (dir.), La miniatura y el grabado de la Baja Edad Media en los archivos españoles, Zaragoza: Institución Fernando el Católico, 2012, p. 197-199. En este contexto, no podemos negligir la representación de un rey y una reina en la tabla del Juicio Final atribuida a Starnina conservada en Munich (Bayerische Staatsgemäldesammlungen-Alte Pinakothek, c. 1400) que se han querido relacionar con el rey Martín y con la reina María de Luna. Sin embargo, la ausencia de un criterio unánime por parte de la crítica hace que no nos pronunciemos al respecto, al menos por el momento.

43 En el inventario de bienes relictos a la muerte del rey Martín consta “un altro libre scrit en pergamins continent en si les Ordinacions de la Capella del Senyor Rey D arago en Barchinona e en lo qual ha registrades diverses bulles papals”. J. MASSÓ TORRENTS, “Inventari dels bens mobles…”, p. 482 nº 610.

44 Juan I había ordenado copiar L’Ofici de la Verge sobre’l pujament dels quinze Graus de Mont de Sion, fundando en Barcelona una iglesia bajo la misma advocación. Su esposo, Martín el Humano, hizo reproducir esta festividad mariana en el Breviario iluminado en el monasterio de Poblet (París, BnF, ms. Rothschidl 2529, fol. 312r). J. PLANAS, “El Salterio-Libro de Horas del rey Alfonso V de Aragón: algunas reflexiones sobre su organización textual y el programa iconográfico que lo ilustra”, in: Mercats de luxe, mercats de l’art. La Corona d’Aragó i la Mediterrànea en els segles XIV i XV, congreso organizado en la Universitat de València, los días 7 al 10 de Septiembre de 2010 (en prensa).

45 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 158-160.

46 En el mes de Enero de 1399 hizo pagar un libro de canto para su capilla, titulado Officier Santoral que costó veinte florines de oro. El 8 de Julio de 1404 abonó quince florines de oro por un libro que contenía Cant dorgue e de motets. Para uso de la capilla hizo copiar e iluminar al monje cisterciense de Valencia, Guillermo Carbonell, un misal cuyo coste ascendió a setecientos cincuenta y tres sueldos y un libro titulado Ordinari dels sagraments, valorado en seis florines de oro. El día 1 de Julio de 1405 fueron abonados al presbítero barcelonés, Pedro Ros, ciento ochenta y nueve sueldos en concepto de un libro destinado a la capilla de la reina, llamado Hymner. A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 350 doc. CCCLXIII; p. 372 doc. CCCLXXXV y p. 372-373 doc. CCCLXXXVI. A. IVARS, “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero-Americano, 34, 1931, p. 580.

47 Áurea L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…,p. 160.

48 N. SILLERAS FERNÁNDEZ, María de Luna. Poder, piedad y patronazgo…, p. 134-135. Resulta significativo destacar que las conmemoraciones de Semana Santa también adquirieron notable protagonismo en la capilla del Castelnuovo napolitano en época de Alfonso V de Aragón, quizás en un afán, por parte del Magnánimo, de perdurar y legitimar la dinastía. J. PLANAS, “El Salterio-Libro de Horas del rey Alfonso V…”.

49 A. CANALS, Scala de Contemplació, p. 58.

50 Su trayectoria profesional comienza con una posible estancia en Barcelona durante un período de formación. En el escritorio papal de Peñíscola fue uno de los miniaturistas mejor considerados, enclave artístico significativo, puesto que sirvió de nexo de unión entre las aportaciones provenientes de más allá de los Pirineos y el reino de Valencia. El aprecio hacia su labor prosiguió con el advenimiento de la dinastía Trastámara, ya que para María de Castilla iluminó una Summa predicabilium en colaboración con Domingo Adzuara, otro prestigioso iluminador valenciano. Josep GUDIOL, Els Trescentistes. La pintura mig-eval catalana, 2ª parte, Barcelona: S. Barbra, s.d. (1926), p. 337. A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 373, doc. CCCCLXXXVII; p. 368, doc. CCCXXI, nota 1. José SANCHÍS SIVERA, Pintores medievales en Valencia, Barcelona: Tip. L’Avenc, 1914, p. 43. Josep PERARNAU I ESPELT, “Tres notes entorn de la Biblioteca Papal. III. “Scriptores (illuminatores) librorum domini nostri Pape” a Peñíscola, 1411-1413”, Arxiu de Textos Catalans Antics, 6, 1987, p. 308-311. J. PLANAS, “Un manuscrito desconocido perteneciente a la Biblioteca Pontificia de Pedro Martínez de Luna (Benedicto XIII)”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, 108, 2011, p. 285-330. Id., “Benedicto XIII y el scriptorium papal instado en Peñíscola: nuevas reflexiones”, in: Libri miniati per la chiesa, per la città, per la corte in Europa, a cura di Giordana Mariani Canova-Alessandra Perriccioli Saggese, Padova: Il Poligrafo, 2014, p. 375-400. De la misma autora: “Valence, Naples et les routes de la méditérranée: le Psautier-Livre d’Heures d’Alphonse le Magnanime”, in: Des Heures pour prier. Les Livres d’heures en Europe méridionale du Moyen Âge a la Renaissance, Textes réunis et mis en forme par Christiane Raynaud. Préface de Michel Pastoureau, Cahiers du Léopard d’Or, 17, 2014, p. 65-102.

51 Con anterioridad, el 20 de Abril de 1401, Pere Blanch, calígrafo, había recibido veinticuatro florines de oro por copiar el texto de un salterio que se intuye lujoso a juzgar por el precio abonado. Años más tarde, en 1407, el mismo amanuense había huido con cincuenta florines destinados a copiar un breviario de forma mayor para la reina que por estas fechas había fallecido. A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 368, doc. CCCLXXXI; p. 362, doc. CCCLXXIV; p. 368, doc. CCCLXXXI y p. 387-388, doc. CDVIII. En una carta fechada en Valencia, el día 6 de Junio de 1402, redactada con tono familiar, la reina recababa información sobre este miniaturista a la abadesa del monasterio de Valldonzella. Antonio Aguat scriba de letra formada recibió seiscientos sesenta sueldos barceloneses por caligrafiar otro breviario para la reina. Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 18 y 251-252 doc. LXXIV.

52 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 373, doc. CCCLXXXVII.

53 Juan dez Vall, iluminador del rey Martín también realizó un breviario para la reina. Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 18 y 287, doc. CXVII. J. PLANAS, El esplendor del gótico catalán…, p. 41-42. Id.,El Breviario del Martín el Humano…, p. 24-26.

54 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 373-374, doc. CCCLXXXVIII.

55 p. MARTÍ DE BARCELONA, “Fra Francesc Eiximenis, O.M.”, Estudis Franciscans, 238-239, 1928, p. 480. Curt WITTLIN, “Un centernar de oraciones del “Psalterium (alias Laudatorium)” de Francesc Eiximenis traducidas al catalán por Guillem Fontana en 1416, con una oración original”, Boletín de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, 41, 1987-1988, p. 169-170.

56 Esta denominación se utiliza por primera vez en el manuscrito 92 de la Biblioteca Nacional de España, datado en 1444. Curt J. WITTLIN, “De “Lo Libre de les Dones” a la “Scala Dei””, in: Actes del TercerCol.loqui d’Estudis Catalans a Nord-Amèrica, Barcelona: Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1983, p. 146.

57 A. IVARS, “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero-Americano, 33, 1933, p. 262, nota 3.

58 Id., “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero-Americano, 34, 1931, p. 579, nota 4.

59 Francesc EIXIMENIS, Scala Dei. Devocionari de la reina Maria, Curt WITTLIN (ed.), Barcelona: Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1985, p. 8.

60 Parece ser que otras oraciones redactadas por Eiximenis circularon aparte, posiblemente entre las damas de la corte, imbuidas por las mismas inquietudes espirituales. Por ejemplo, L’Oració feta per lo reverente Mestre Francesch Eiximeneç patriarcha, caligrafiada en los folios 150r-152r del libro de horas ms. 875 de la Biblioteca Nacional de España. Curt Wittlin cree que este libro de horas pudo haber pertenecido a la propia reina María o alguna dama de su entorno, según se desprende de la lecturade una serie de inflexiones textuales. En el folio 143r se lee: “Suscipere dignare, domine Deus omnipotens, hos septem psalmos consecrates quos ego, indigna peccatrix, decantare cupio… pro me misera famula tua nimia peccatrice…”. En el folio 146v: “… persecucio en la qual yo so posada…” El calendario de este libro de horas, aparte de estar incompleto es anterior al resto del manuscrito, como prueba el tipo de caligrafía empleado y la ausencia del traslado de San Severo, solemne acontecimiento que tuvo lugar el día 4 de Agosto de 1405. El resto de conmemoraciones se ciñen básicamente al calendario de la iglesia de Barcelona a las que se suman las celebraciones más significativas de las órdenes franciscana y dominica. La ausencia de figuración resta interés a este códice, aunque algunas de las iniciales que lo decoran remiten a ejemplos catalanes del primer decenio del siglo XV. Jesús DOMÍNGUEZ BORDONA, Manuscritos con pinturas: notas para un inventario de los conservados en colecciones públicas y particulares de España, 2 t., Madrid: Centro de Estudios Históricos, 1933, 1, p. 255 nº 519. Manuel de CASTRO, Manuscritos franciscanos de la Biblioteca Nacional de Madrid, Madrid: Servicio de Publicaciones del Ministerio de Educación y Ciencia, 1973, p. 64-65 nº 54. José JANINI, José SERRANO con la colaboración de Anscario M. MUNDÓ, Manuscritos litúrgicos de la Biblioteca Nacional de Madrid, Madrid: Dirección General de Archivos y Bibliotecas, 1969, p. 60-61 nº 43. Inventario general de Manuscritos de la Biblioteca Nacional, 15, Madrid: Ministerio de Educación Nacional. Dirección General de Archivos y Bibliotecas, 2, 1956, p. 484-485, nº 875. Francesc EIXIMENIS, Psalterium alias Laudatorium Papae Benedicto XIII dedicatum, C. WITTLIN (ed.), Toronto: Pontifical Institute of Mediaeval Studies, 1988, p. 16.

61 Se trata del ms. 92 (Madrid, BnE) (1444); el ms. 88 de la Biblioteca de la Universidad de Barcelona, procedente del monasterio de Escaladei y el ms. 1804 de la barcelonesa Biblioteca de Catalunya que había pertenecido al obispo de Barcelona Joan Ermengol. En la biblioteca del monasterio de Santa María de Poblet se localizaba otra copia de esta obra. Jaime VILLANUEVA, Viage literario a las iglesias de España, 22 t., Madrid: Imprenta de la Real Academia de la Historia, 1851, 20, p. 152. Curt J. WITTLIN, ed. cit., p. 147. J. MASSÓ TORRENTS, “Les obres de Fra Francesc Eiximenis (1340?-1409?) assaig d’una bibliografia”, Anuari de l’Institut d’Estudis Catalans, 3, 1909-1910, p. 61-62 nº 126. p. MARTÍ DE BARCELONA, ”Notes descriptives dels manuscrits franciscans medievals de la Biblioteca Nacional de Madrid”, Estudis Franciscans, 256-257, 1933, p. 342-343 nº 92. J. DOMÍNGUEZ BORDONA, Catálogo de los manuscritos catalanes de la Biblioteca Nacional, Madrid: Tip. Blass s.a., 1931, p. 12 nº 92. Id.,Manuscritos con pinturas, 1, p. 236 nº 420. Inventario general de Manuscritos de la Biblioteca Nacional, 1, Madrid: Ministerio de Educación Nacional. Dirección General de Archivos y Bibliotecas,1953, p. 89. M. de CASTRO, Manuscritos franciscanos de la Biblioteca Nacional de Madrid, p. 20-21 nº 9. Con repecto a Joan Ermengol, vide: J. PLANAS, “El poder religiós: llibres il.luminats per als bisbes catalans baixmedievals (segles XIV-XV)”, Ars Longa, 20, 2011, p. 37-48.

62 J. MASSÓ TORRENTS, “Les obres de Fra Francesc Eiximenis”, p. 61, nota A.

63 Pierre Dubrowsky, funcionario de la embajada rusa en París (1754-1816) creó una importante colección de manuscritos, que pasó a la biblioteca del zar Alejandro I y en 1805 a la biblioteca pública Saltykov-Chtchedrine, futura biblioteca nacional de Rusia. Tamara VORONOVA, “Histoire de la collection des manuscrits enluminés occidentaux de la Bibliothèque Nationale de Russie”, in: T. VORONOVA y Andreï STERLIGOV, Les Manuscrits enluminés occidentaux du VIIIe au XVIe siècle à la Bibliothèque nationale de Russie de Saint-Pétersbourg, Bournemouth-Saint-Pétersbourg: Parkstone-Aurora, 1996, p. 29-37.

64 C. J. WITTLIN, ed. cit., p. 146.

65 J. MASSÓ TORRENTS, “Les obres de Fra Francesc Eiximenis”, p. 61 nº 125.

66 Es una idea defendida por Massó Torrents de la que se han hecho eco, entre otros, Andrés Ivars y Curt Wittlin. J. MASSÓ TORRENTS, ibid., p. 61 nº 125. A. IVARS, “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, Archivo Ibero-Americano, 36, 1933, p. 265.

67 J. PLANAS, “Los códices ilustrados de Francesc Eiximenis: análisis de su iconografía”, Anuario del Departamento de Historia y Teoría del Arte, 9-10, 1997-1998, p. 73-90. Id.,El esplendor del gótico catalán. La miniatura a comienzos del siglo XV, p. 151. Id.,El Breviario de Martín el Humano. Un códice de lujo para el monasterio de Poblet, p. 26. “La ilustración del libro en la Corona de Aragón en tiempos del Compromiso de Caspe: 1396-1420”, Artigrama, 26, 2011, p. 458, nota 75.

68 J. MASSÓ TORRENTS, “Les obres de Fra Francesc Eiximenis”, p. 63 nº 131.

69 En esta relación se alude a otro ejemplar de este mismo devocionario, en los siguientes términos: “Item, un altre libre intitulat: Libre de dona Maria reyna Daragó”. Inventari dels llibres de la senyora Donna Maria reina de les Sicilies e d’Aragó, p. 14 y 28, nº 15 y 16, respectivamente.

70 A. IVARS “Franciscanismo de la reina de Aragón doña María de Luna (1396-1406)”, art.  cit., p. 265-266, nota 5. Pere Bohigas reconoce que se trata de una miniatura mucho más tosca que la producción artistica del miniaturista que decoró el Liber Instrumentorum del archivo capitular de Valencia (ms. 162). Pere BOHIGAS, La ilustración y la decoración del libro manuscrito en Cataluña. Contribución al estudio de la historia de la miniatura catalana. Período gótico y renacimiento, 3 t., Asociación de bibliófilos de Barcelona: Barcelona 1965, 1, p. 263.

71 Andrés BALAGUER Y MERINO, “D. Pedro el condestable de Portugal, considerado como escritor, erudito y anticuario”, Revista de Ciencias Históricas, 2, 1881, p. 404. La obra Scala Dei también fue objeto de imprenta en 1494, 1501 y 1523. En el inventario del adinerado mercader Antoni Cases, efectuado en 1448 se describe un ejemplar de esta obra. El día 2 de Abril de 1538 estaba a la venta un libro de la herencia de Joan Ribes correspondiente al tratado Scala Dei. Josep Mª MADURELL I MARIMON, “Manuscrits Eiximenians. Petit repertori documental”, Martínez Ferrando Archivero,Miscelánea de estudios dedicados a su memoria, Madrid: Asociación nacional de Bibliotecarios, Archiveros y Arqueólogos, 1968, p. 303, doc. 25 y p. 312 doc. 71.

72 De la lectura de los inventarios regios se desprende la existencia de un conjunto de códices caligrafiados en francés que procederían, con toda probabilidad, del legado de su hermano Juan I. Esta afirmación se hace en base a la temática, dedicada en su mayoría a libros de caballerías o la astrología, temas especialmente gratos al hermano de Martín I.

73 A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 1, p. 429, doc. CCCCXC.

74 Francisco MIQUEL ROSELL, Inventario general de manuscritos de la Biblioteca Universitaria de Barcelona, 4 t., Madrid: Direcciones Generales de Enseñanza Universitaria y de Archivos y Bibliotecas. Servicio de Publicaciones de la Junta Técnica, 1958, 1, p. 79. Catàleg.ub.edu/Catàleg de les biblioteques universitàries de Barcelona.

75 La presencia de la corona fue advertida por Gemma Avenoza. Debo reconocer la amabilidad de la profesora Avenoza por haberme permitido consultar el estudio dedicado a este manuscrito que aparecerá integrado en la obra Tresors del CRAI Biblioteca de Reserva de la UB,Neus VERGER (corord.), Barcelona: Universitat de Barcelona (en prensa). La misma investigadora, junto con Pedro Rueda Ramírez, organizó una Jornada d’estudi sobre Filologia, patrimoni bibliogràfic i ciència (el palimpsest revelat) en la Universitat de Barcelona, cuyo eje fueron una serie de reflexiones y análisis centrados en este códice iluminado.

76 Durante este período, una de las personalidades artísticas más atractivas es la de Mateu Calderons. Gracias a la documentación exhumada por José Mª Madurell i Marimon, conservada en el Arxiu de Protocols de Barcelona, sabemos que este miniaturista alcanzó un nivel económico envidiable, gracias a una herencia y a unas aptitudes más que notorias para los negocios. El precio por su labor se manifiesta en una carta dirigida por el rey Martín a Joan Dezplà, encuadernador de libros, el día 20 de Abril de 1403. En el texto se alude a Joan de Casanova, calígrafo, quien había informado al soberano “que aquí ha un fadri qui esta ab Matheu Calderons, lo qual es assat abte illuminador…” Obviamente, no podemos relacionar directamente al miniaturista que iluminó el primer folio de la Exposición de los Siete Salmos Penitenciales (B.U.B., MS. 70) con Calderons, pero si reconocer que estamos ante una composición elaborada por un miniaturista que aceptó encargos de la monarquía, hacia el que el rey sentiría idéntico aprecio. A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 1, p. 425, doc. CCCCLXXXV. J. PLANAS, El esplendor del gótico catalán. La miniatura a comienzos del siglo XV, p. 35-49. En el margen inferior del folio 16v el calígrafo y miniaturista representó un ángel con trazos esquemáticos. En sus manos sostiene una filacteria que actúa de reclamo. A pesar del carácter reductivo de esta representación conecta, en líneas generales, con los seres angélicos representados en el folio 1r y más concretamente, con el deteriorado ángel de la derecha, del cual, gracias a la desaparición de las diversas capas de pigmento que lo cubrían, permiten observar el dibujo subyacente.

77 Id., “El alfabeto del estilo Internacional en Cataluña”, Fragmentos, 17-18-19,1991, p. 73-84. De uno de los trazos de la inicial pende un rostro profano de los que existe constancia desde el reinado de Pedro IV el Ceremonioso. Rosa ALCOY, “Rostres profans i marginalia a Catalunya. Qüestions d’enfocament”, D’Art, 15, 1989, p. 77-93.

78 El traductor dedicó su copia al Maestro de Montesa, Berenguer March, quien accedió a esta dignidad en 1382. G. AVENOZA, Tresors del CRAI Biblioteca de Reserva de la UB (en prensa). En el inventario de los bienes muebles de Martín I de Aragón, consta la siguiente descripción: “Item un altro libre scrit en pregamins appellat Saltiri en lo començament del qual es lo compter e ha en la fi de cascun salm una expositio e oracio del dit psalm cubert de posts quaix descornat e feneix lo llibre “gratiam et veritas”. Estas palabras permiten suponer que se trata de una exposición de los salmos en latín. J. MASSÓ TORRENTS, “Inventari dels bens mobles del Rey Martí d’Aragó”, p. 486, nº 641.

79 Eufemià FORT I COGUL, Margarida de Prades (2ª edición), Barcelona: Rafael Dalmau, 1998.

80 La propia reina Margarita acabó sus días como abadesa del monasterio de Bonrepós, situado en las montañas de Prades. Jaime Villanueva sitúa a este manuscrito en el convento de San Francisco de los Padres Observantes de Barcelona, comunidad monástica que adquirió códices pertenecientes a la biblioteca del rey Martín, entre ellos dos volúmenes de un “Reductori moralis” por cien florines de Aragón. Sin embargo, ingresó en la Biblioteca de la Universitat de Barcelona procedente de la Biblioteca Provincial del convento barcelonés de Sant Josep. Miquel Rosell lo reconoce entre los manuscritos registrados en el catálogo del convento de Sant Josep del Carme Descalç con la signatura Q.335, ms. 1359, p. 566. Este último dato permite suponer que el códice permanecía en el convento de los padres franciscanos cuando lo identificó Jaime Villanueva pasando, en una fecha previa al año 1835, al de Sant Josep. Joaquim MIRET Y SANS, ”Llibres y joyes del Rey Martí no inventariats en 1410 per la reyna Margarida”, Revista de la Asocación Artístico Arqueológica de Barcelona, 9, 1910, p. 225. J. VILLANUEVA, Viage literario a las iglesias de España, 18, p. 169-170. G. AVENOZA, Tresors del CRAI Biblioteca de Reserva de la UB (en prensa).

81 Ramón D’ALÓS, “Documenti per la storia della biblioteca d’Alfonso il Magnanimo”, Miscellanea Francesco Ehrle: scritti di storia e Paleografia pubblicati in occasiones dell’ottantesimo natalizio dell’e. mo. Cardinale Francesco Ehrle, Roma: Biblioteca apostólica Vaticana (“Studi e Testi” 41), 1924, 5, p. 415, doc. XIX.

82 El rico comerciante barcelonés, Antoni Cases, poseía un ejemplar de esta obra que fue inventariada entre sus bienes relictos. J. Mª MADURELL I MARIMON, “Manuscrits Eiximenians”, p. 13.

83 Se habla de ancestros arraigados en el mundo babilónico, egipcio o mitraico. El rey Carlos el Noble de Navarra usó entre sus rezos diarios los siete salmos alegorizados por Cristina de Pizan. Ruth R. RAINS, Les sept psaumes allegorisés of Christine de Pisan a critical edition from the Brussels and Paris Manuscripts, Washington: The Catholic University of America Press, 1965.

84 Ana DOMÍNGUEZ RODRÍGUEZ, Iconografía de los libros de horas del siglo XV en la Biblioteca Nacional, 2 t., Madrid: Editorial de la Universidad Complutense de Madrid 1992, 1, p. 518-520.

85 El cristocentrismo práctico de los “devocionalistas” de la Corona de Aragón les llevó a meditar diariamente, durante la celebración del Santo Oficio, sobre la Vida de Cristo. En este sentido, las diferentes versiones de las Vitae Christi son un claro testimonio. Al reinado de Martín I el Humano y a iniciativa regia parece obedecer una Vita Christi (Salamanca, Bibl. de la Universidad, ms. 2665) que hasta 1954 formó parte de los fondos de la Biblioteca de Palacio. El texto es un extracto y adaptación de las Meditaciones de la Vita Christi de Pseudo-Buenaventura incorporadas en la Vita Christi de Ludolfo de Sajonia. Su vinculación con la monarquía viene avalada por la existencia de un emblema heráldico en losange (fol. 2r) con fondo de oro bruñido que, por sus características, recuerda a la disposición de la heráldica regia. La relevancia del miniaturista que iluminó dos de los episodios más significativos de la vida de Jesucristo: la Encarnación (fol. 3v) y la Crucifixión (fol. 48v) y en especial la elegante imagen de Santa Cecilia (fol. 2r), conecta con otras ilustraciones barcelonesas realizadas hacia 1400. La notable factura del códice, decorado con un bello frontispicio y una esmerada caligrafía ponen en evidencia la existencia de un refinado promotor. J. PLANAS, El esplendor del gótico catalán. La miniatura a comienzos del siglo XV, p. 139-141. Id., “Lecturas pías de los reyes: El libro de uso devocional durante los siglos del gótico”, Maravillas de la España medieval. Tesoro sagrado y monarquía, 2 t., León: Junta de Castilla y León-Caja España, 2001, 1, p. 464. La ilustración del libro en la Corona de Aragón en tiempos del Compromiso de Caspe: 1396-1420, p. 139-141. Lawrence F. HUNDERSMARCK, “Preaching the Passion: Late Medieval “Lives of Christ” as Sermon Vehicles”, in: Thomas L. AMOS, Eugene A. GREEN, Beverly MAYNE KIENZLE, De Ore Domini. Preacher and Word in the Middle Ages, Michigan: Medieval Institute Publications, Kalamazoo 1989, p. 147-167.

86 Unicamente Pere Bohigas da cuenta de su existencia en una breve cita. P. BOHIGAS, La ilustración y la decoración del libro manuscrito en Cataluña, 2, p. 147 nº 25.

87 Este devocionario está integrado por las siguientes plegarias: (fol. 39v)“Oracions molt sollempnes e de gran devocio contre les .vii. peccats mortals”, (fol. 42r)“Exposició del chàntich de la Verge Maria qui comença:”, (fol. 42v)“Exposició del chàntich de Simeon qui comença”, (fol. 42v)“Exposicio de la fe catholica scrita per sant Athanasi, qui comença”, (fol. 43r)“Aquestes són los .xii. articles de la fe”, (fol. 43v)“Exposició del càntich qui comença: Te Deum laudamus”, (fol. 44r)“Comença l’avangeli de sent Luch”, (fol. 44v)“Comença l’avangeli de sent Johan”, (fol. 45r)“Comença la antifona de la verge Maria, ço es de la Salve regina”. Miguel BATLLORI, “Un devozionario catalano del ‘400 in Bologna”, Archivium Romanicum, 32, 1938, p. 490- 509. Giovanni Mª BERTINI, “I Soliloquia e lo Speculum peccatoris dello Pseudo Agostino in Catalano”, Homenatge a Antoni Rubió i Lluch: Miscel.lània d’Estudis Literaris, Històrics i Lingüistics, 2 t., Barcelona: [s. n.], 1936, 2, p. 233-263.

88 El original fue escrito en latín “Excitatorium mentis ad Deum” y fue traducido al catalán a principios del siglo XV. En la Biblioteca Nacional de Francia (ms. esp. 240) se conserva un interesante ejemplar, de mediados del siglo XV, en pergamino ornamentado con decoración marginal y tres iniciales iluminadas. Bernat OLIVER, Excitatori de la pensa a Déu, texto y anotaciones por Pere Bohigas. François AVRIL et altera, Manuscrits enluminés de la Péninsule Ibérique, París: Bibliothèque Nationale, 1982, p. 119 nº 133, lám. LXX y CXIV. La reina María de Castilla poseía un Excitatorium mentis ad Dominum del padre Oliver. Inventari dels llibres de la senyora Donna Maria reina de les Sicilies e d’Aragó, p. 12 nº 6.

89 Albano SORBELLI, Inventari dei manoscritti delle Biblioteche d’Italia, 50 t., Florencia: Leo O. Olschiki, 1930, 30, p. 113-114.

90 M. BATLLORI, “Un devozionario catalano del ‘400 in Bologna”, p. 492.

91 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 112.

92 Emili CASANOVA, “L’Espill del pecador, traducción del Speculum Peccatoris, atribuïble a Antoni Canals”, Quaderns de Filologia. Estudis Literaris, 8, 2003, p. 77-118.

93 El día 7 de Junio de 1402, desde Valencia, el rey Martín solicitaba a la ermita de San Antonio de Denia que le devolvieran algunos objetos y libros entre los que se especifica “.i. libre apellat soliloqui”. A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 1, p. 422-423, doc. CCCCLXXXI. G. Mª BERTINI, “I Soliloquia e lo Speculum peccatoris dello Pseudo Agostino in Catalano, p. 237-238.

94 Ibid., p. 238-239. En el inventario de los bienes muebles realizados en 1410, con motivo de la muerte de Martín I de Aragón consta la existencia de un ejemplar de los Soliloquia en latín. Quizás se trata del ejemplar utilizado para verter su contenido al catalán: “Item un altre libre appellat Solisloqui de sent Agusti en lati scrit en pergamins ab posts de fust et cuberta de cuyro blanch sens tancadors…”. J. MASSÓ TORRENTS, “Inventari dels bens mobles…”, p. 431 nº 121.

95 Con respecto al Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) remitimos a nuestro estudio: El Breviario de Martín el Humano. Un códice de lujo para el monasterio de Poblet, Valencia: Universitat de València, 2009.

96 A. G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena…, p. 44-47. En Italia las Meditationes Vitae Christi invitaban al lector a participar en los acontecimientos narrados, a llorar con la Virgen y a visualizar con sus ojos los sufrimientos de Cristo en la Pasión, mediante la ayuda de textos e imágenes. Francesca MANZARI, “Devozione private, spiritualità franciscana e confraternite a Padova nel tardo Trecento: il Libro d’ore lat. 1352 (Parigi, Bibliothèque nationale de France)”, in: Federica TONIOLO-GENNARO TOSCANO (ed.), Miniatura. Lo sguardo e la parola. Studi in onore di Giordana Mariani Canova, Milán: Cinisello Balsamo, 2012, p. 170-178. Id., “Migration de textes et images entre livres d’heures et livres de dévotion en Italie (XIII-XVe siècles), in: Des Heures pour prier. Les Livres d’heures en Europe méridionale du Moyen Âge a la Renaissance, Textes réunis et mis en forme par Christiane Raynaud. Préface de Michel Pastoureau, Cahiers du Léopard d’Or, 17, 2014, p. 269-299.

97  Las reproducciones correspondientes al Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) han sido extraídas del libro de Josefina PLANAS, El Breviario de Martín el Humano. Un códice de lujo para el monasterio de Poblet, Valencia: Publicacions de la Universitat de València, 2009.

98 Los orígenes de esta fuente sobrenatural de iluminación parecen derivar de Filóstrato y su descripción del nacimiento de Dionisos. Erwin PANOFSKY, Early Netherlandish Painting: its origins and character, 2 t., New York: Icon ed., 1971, 1, p. 126, nota 3 y p. 409.

99 Jean Gerson, teólogo y canciller de la Universidad de París, hizo esfuerzos para potenciar el culto a San José en Francia. p. Mgr. GLORIEUX, Jean Gerson (OEuvres complètes), 10 t., París: Desclée & Cie, 1, 1960, p. 127-133. A. G. HAUF, D’Eiximenis a sor Isabel de Villena…, p. 345-346.

100 La reina María de Luna era amante de las perlas. En cierta ocasión solicita que se le envían las perlas que posee para lucirlas durante las fiestas de Navidad. Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 144. Por otra parte, sabemos que premió a una de sus tejedoras de velos con la divisa de la Corretja, creada por su esposo, por el aprecio que tenía hacia su labor. J. PLANAS, “El trabajo y la mujer en la Barcelona del siglo XV: estudio de sus representaciones artísticas en la pintura y miniatura del estilo Internacional”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, 38, 1989, p. 103-104.

101 Sixten RINGBOM, “Devotional images and imaginative devotion. Notes of the place of Art in late medieval private piety”, Gazette des Beaux-Arts, 73, 1969, p. 159-170. Estos comentarios los habíamos anticipado en: J. PLANAS, El Breviario de Martín el Humano. Un códice de lujo para el monasterio de Poblet, p. 77.

102 En 1401 María de Luna tuvo noticia de que había muerto en Barcelona una beguina que poseía el cilicio, las disciplinas y la correa que fueron de esta santa. La reina ordenó recogerlas para que fueran tratadas con la reverencia y el honor que merecían. Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 21.

103 J. PLANAS, “El Llibre de la Confraria del Senyor Rei, un manuscrito miniado del monasterio de Poblet”, Locus Amoenus, 1, 1995, p. 95-105. Un poco anterior en el tiempo es el tratado de Francesc Martí Compendium Veritatis Conceptionis Virginis Mariae Dei Genitricis (colección del Dr. Robert Brooker), caligrafiado por Galserandus, según reza el colofón situado en el folio 57v. La única miniatura que lo ilustra (fol. 1r) representa al autor del texto, en el interior de una letra capital un tanto deteriorada, vestido con el hábito blanco de la orden carmelita, sosteniendo el volumen correspondiente a este compendio. El concepto tridimensional de la inicial, así como la marginalia, formada por hojas de acanto que se desbordan por los márgenes del folio, pese a su tosquedad, remiten a ejemplos catalanes elaborados durante los últimos años del siglo XIV, en los límites previos a la irrupción del gótico Internacional. Este religioso catalán se formó en París gracias al soporte de la monarquía de la Corona de Aragón y del papa Clemente VII, quien en 1380 se dirigía al canciller de la Universidad de París para que concediera al padre Martí, bachiller en teología, el honor del magisterio y el permiso para ejercer la docencia. Dos meses antes, el rey Juan I de Aragón había efectuado la misma solicitud. Estos datos corroboran el interés de la monarquía de la Corona de Aragón por la defensa del dogma de la Purísima Concepción de la Virgen. Los papas desde Aviñón también se mostraron partidarios de este dogma teológico, siguiendo las teorías de Ramón Llull, en especial Benedicto XIII (Pedro Martínez de Luna), sucesor en el solio pontificio de Clemente VII. E incluso se ha atribuido a la autoría de Francesc Eiximenis un Tractat de la Concepció de la Verge Maria, escrito por un franciscano, conservado en una parroquia de Morella. A. RUBIÓ Y LLUCH, Documents per l’Història de la Cultura Catalana Mig-eval…, 2, p. 216, doc. CCXXVIII. Manuel BETÍ, “Notícies de dos manuscrits de l’Arxiu de l’Arxiprestal de Morella”, Butlletí de la Biblioteca deCatalunya, 4, 1917, p. 47.

104 Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 21.

105 Ibid., p. 161.

106 Aurelio de SANTOS OTERO, Evangelios apócrifos: colección de textos griegos y latinos, Madrid: La Editorial Católica, 1985, 2, “Protoevangelio de Santiago”, cap. V, p. 144.

107 Francesc EIXIMENIS, Com usar bé de beure e menjar, Barcelona: Curial, 1983, cap. XXII, p. 71.

108 El color carmesí del vestido recuerda al vellut pla carmesí, una tela aterciopelada, empleada en trajes de gala, procedente de Florencia muy apreciada por la reina. María de Luna había heredado de su suegra, la reina Leonor, una diadema morisca adornada con piedras preciosas. Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón…, p. 133-138.

109 En nuestro estudio dedicado al Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529) solo nos habíamos atrevido a identificar a una “dama contemporánea”. J. PLANAS, El Breviario de Martín el Humano. Un códice de lujo para el monasterio de Poblet, p. 126.

110 Seguramente su estancia en la corte de la reina Leonor de Sicilia fue decisiva a la hora de adquirir elegancia y refinamiento. Á. L. JAVIERRE MUR, María de Luna, reina de Aragón, p. 132.

111 Charles STERLING, La peinture mèdiévale à Paris, 1300-1500, 2 t., París: Fondation Wildenstein: Bibliothèque des arts, 1987, 1, fig. 320. Zofja AMEISENOWA, “Godzinki Sobieskich & Windsorze”, Nadbitka z Biuletynu Historii Sztuki, 21, 1959, 3-4, p. 243-263 (existe un extracto en francés entre las páginas 260-263).

112 Joan NAUGHTON, “A Minimally-intrusive Presence: Portraits in Illustrations for Prayers to the Virgin”, Medieval Texts and Images. Studies of Manuscripts, from the Middle Ages, Margaret M. MANION y Bernard J. MUIR (ed.), Chur y Sydney: Harwood Academic Publishers y Craftsman House, 1991, p. 111-126. Nigel MORGAN, “Patrons and Devotional Images in English Art of the International Gothic c. 1350-1450”, Reading Texts and Images. Essays on Medieval and Renaissance Art and Patronage in honour of Margaret M. Manion, B. J. MUIR (ed.), Exeter: University of Exeter Press, 2002, p. 93-121.

113 En la Epifanía (fol. 145r) del Breviario del rey Martín (París, BnF, ms. Rothschild 2529), hemos tratado de reconocer la presencia del rey Martín y de su hijo Martín el Joven en las representaciones de los reyes Gaspar y Baltasar. Al respecto vide: J. PLANAS, El Breviario de Martín el Humano. Un códice de lujo para el monasterio de Poblet, p. 79.

114 Un ejemplo sumamente interesante, mucho más tardío al período analizado, aparece en las Horas Ince-Blundell (Colección Heribert Tenschert, Ramsem) ilustradas por el Maestro de las escenas de David en el Breviario Grimani y taller (c. 1510). La promotora de este manuscrito, una dama llamada seguramente Magdalena, ora ante la dramática escena de la Lamentación, a la vez que sus rasgos faciales parecen duplicarse en la imagen de María Magdalena. Thomas KREN y Scot McKENDRICK, Illuminating the Renaissance: The Triumph of Flemish Manuscript Painting in Europe, Los Angeles y Londres: The Paul Getty Museum y Royal Academy of Arts, 2003, p. 387-389.

Haut de page

Table des illustrations

Titre Fig.1 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Salmo LIX, fol. 42r
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 196k
Titre Fig. 2 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Anunciación, fol. 326r.
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-2.jpg
Fichier image/jpeg, 1,4M
Titre Fig. 3 Francesc Eiximenis. Scala Dei (Barcelona, Institut Municipal d’Història, Arxiu Fotogràfic, C-2967).
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-3.jpg
Fichier image/jpeg, 464k
Titre Fig.4 Exposició del Set Salms Penitencials (Barcelona, B.U.B., ms. 70, fol. 1r).
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-4.jpg
Fichier image/jpeg, 1,3M
Titre Fig. 5 Soliloquia de Pseudo-Agustín y otros textos devocionales (Bologna, Biblioteca dell’Archiginnasio, ms. A-275, fol. 1r).
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-5.jpg
Fichier image/jpeg, 112k
Titre Fig.6 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de Cristo, fol. 134r97.
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-6.jpg
Fichier image/jpeg, 1,2M
Titre Fig. 7 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de Cristo, fol. 134r.
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-7.jpg
Fichier image/jpeg, 72k
Titre Fig. 8 Libro de la Cofradía del Señor Rey (Poblet, biblioteca del monasterio, ms. 1.35). Caricias de San Joaquín y Santa Ana, fol. 4r.
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-8.jpg
Fichier image/jpeg, 352k
Titre Fig. 9 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de la Virgen María, fol. 381v.
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-9.jpg
Fichier image/jpeg, 1,4M
Titre Fig. 10 Breviario del rey Martín I de Aragón (París, BnF, ms. Rothschild 2529). Natividad de la Virgen María, fol. 381v.
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/24155/img-10.jpg
Fichier image/jpeg, 262k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Josefina Planas, « La paz de las plegarias: lecturas religiosas de la reina María de Luna », e-Spania [En ligne], 20 | février 2015, mis en ligne le 13 février 2015, consulté le 21 octobre 2017. URL : http://e-spania.revues.org/24155 ; DOI : 10.4000/e-spania.24155

Haut de page

Auteur

Josefina Planas

Universitat de Lleida, Departamento de Historia del Arte e Historia Social

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les contenus de la revue e-Spania sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo CLEA
  • Logo GDRE AILP
  • Logo DOAJ
  • Revues.org