Navigation – Plan du site
L’itinérance des cours (fin XIe siècle - milieu XVe siècle): un modèle ibérique?

Las residencias de Carlos III el Noble en París a comienzos del siglo XV : el Hôtel de Clisson y el Hôtel de Navarre

María NARBONA CÁRCELES

Résumés

L’un des sujets concernant l’itinérance de la cour est celui de l’installation dans une grande ville. Et, parmi les grandes capitales du moment, Paris était, de façon indiscutable, le lieu de passage ou de destination privilégiée de beaucoup de ces princes « itinérants ». Charles III, le Noble, roi de Navarre (1387-1425), a été l’un de ces princes étrangers qui l’ont fréquentée, y demeurant pendant des longs séjours, entre 1378 et 1411, pour lesquels on conserve une intéressante documentation. La question abordée ici sera celle du logement du roi de Navarre à Paris, à partir des documents conservés autant dans des archives françaises que navarraises. De plus, la réapparition d’un « Hôtel de Navarre » à Paris dans les dernières années du XIVe siècle, est un clair symptôme de la présence, à nouveau, des Navarre-Évreux au sein de la cour de France.

Haut de page

Texte intégral

1La itinerancia de las cortes de la Baja Edad Media hacía necesaria una red palaciega que albergara convenientemente a los grandes señores en los lugares de destino. El París de 1400 fue una de las ciudades que se especializaron en el alojamiento de príncipes «a gran escala», y Carlos III el Noble (1387-1425), rey de Navarra de la dinastía Évreux, fue uno de los grandes príncipes foráneos que frecuentaron la ciudad del Sena, realizando allí largas estancias. Hijo y sucesor de Carlos II, este monarca hizo de la recuperación del patrimonio y el renombre de su familia en Francia una de sus principales líneas de actuación para lo cual se hacíaimprescindible su presencia física en la capital francesa. Una vez conseguido su objetivo, a raíz de la creación del ducado de Nemours en 1404, su condición de príncipe de sangre fue un nuevo motivo para desplazarse a dicha ciudad.

  • 1  Conservada principalmente en los fondos del Archivo Real y General de Navarra (AGN), Sección de Co (...)

2Carlos III realizó cuatro largas estancias en París de las cuales se ha conservado una interesante documentación1. La primera entre 1378 y 1381, siendo aún infante, y las otras tres, ya siendo rey, entre 1397 y 1411. El alojamiento del rey de Navarra en París en dichas estancias será la cuestión que se pretende abordar en este trabajo.

Las estancias del rey de Navarra en París entre 1378 y 1411

  • 2  María NARBONA CÁRCELES, La corte de Carlos III el Noble, rey de Navarra (1376-1415). Espacio domés (...)

3En 1378, en el sitio de Bernay, el infante de Navarra era hecho prisionero por Carlos V. Fue conducido a la corte de Francia, donde pasó tres años en calidad de rehén aunque con tratamiento de príncipe hasta 13812. Durante esta etapa, pudo disfrutar de un hostal y un alojamiento propios en la capital francesa.

  • 3  «On attendait le prince [le roi de Navarre] vers le commencement du mois de juillet. Afin de lui f (...)
  • 4  M. NARBONA CÁRCELES, La corte de Carlos III, p. 93 y ss. Id., « Sobre una representación de Carlo (...)

4Casi veinte años después, tuvo lugar la primera de sus estancias como rey en la capital de Francia, la de 1397-1398. Carlos III fue invitado a participar en la reunión con la que se pretendía encontrar una solución Cisma y aprovechó dicha invitación para exponer ante su primo, el rey de Francia, sus reclamaciones territoriales. Así, en los primeros días del mes de julio de 1397 un gran séquito de navarros encabezados por su rey hacía su aparición en la ciudad del Sena3. Era el comienzo de una estancia de más de un año de duración en la capital de Francia, para la que el despliegue de medios realizado fue desmesurado y dejó exhaustas las arcas navarras4.

5La siguiente estancia se desarrolló entre 1403 y 1406 y, aunque fue organizada con más premura fue, sin embargo, más fructífera que la primera: en 1404 el rey de Francia compensaba económicamente a Carlos III por las tierras normandas y creaba para él el ducado de Nemours. Aunque seguía siendo una compensación pequeña, teniendo en cuenta la importancia estratégica de aquellas tierras, el navarro se tuvo que dar por satisfecho. En aquella ocasión el rey permaneció en París hasta comienzos de 1406 participando activamente como príncipe de sangre en el Consejo real y comportándose ya como un príncipe francés.

  • 5  Sobre esta cuestión se desarrolló la estancia de investigación postdoctoral que llevé a cabo en el (...)

6En 1408, finalmente, Carlos III emprendía su tercer y último viaje a la corte de Francia y, en esta ocasión, para jugar un papel de relevancia al frente del gobierno, a la sombra del duque de Borgoña. Pero, curiosamente, de esta estancia, en lo que se refiere a su instalación en la ciudad y a sus gastos, se conserva mucha menos información. En 1411 Carlos III regresaba a su reino definitivamente. Nunca más volvería a Francia. La muerte de su hermano Pedro, en 1412, y su apoyo decidido al bando borgoñón, caído en desgracia a partir de 1414, fueron factores decisivos: en adelante, el rey de Navarra se iba a centrar fundamentalmente en los asuntos peninsulares hasta su muerte en 14255.

Las residencias de Carlos III el Noble en París

  • 6  Quiero agradecer a Boris Bove y Guillaume Salles la ayuda que me han prestado para la correcta ubi (...)
  • 7  No obstante, mientras vivió la reina de Navarra, Juana, hermana de Carlos V, los reyes navarros pu (...)

7A fines de la década de 1370, cuando el infante de Navarra llegó a París bajo vigilancia real, no existía un «Hôtel de Navarre» como tal en la ciudad6. Los múltiples enfrentamientos mantenidos entre Carlos II y los reyes de Francia durante más de veinte años habían hecho que las numerosas residencias pertenecientes a los reyes de Navarra en París hubieran ido pasando a otras manos a lo largo de los años7.

  • 8  (Año 1376) «Madame la royne Blanche, pour sa maison, pour la tour et appartenance, qui jadis fut à (...)

8Por su parte, otros integrantes de la familia Évreux vivían en París a fines de los años 1370. La reina viuda de Francia, Blanca de Navarra, vivía en un gran palacio abierto a la rue de la Tixeranderie conocido como el «Hôtel de la Reine Blanche»8. También vivían en París en aquellas fechas sus hermanos, Pedro y Bona, retenidos en la corte de Francia desde niños a causa de la enemistad entre su padre y Carlos V, pero no es posible determinar el lugar en el que se alojaban, ni siquiera si tenían un hôtel propio.

9Sin embargo, a pesar de su condición de rehén, cuando el infante Carlos de Navarra llegó a la capital de Francia en 1378 pudo contar con un hostal y un palacio propios, palacio que con el tiempo pasaría a ser el punto de referencia de la residencia de los Navarra-Évreux en París.

El Hôtel de Navarre, rue du Chaume

  • 9  M. NARBONA CÁRCELES, La corte de Carlos III…,p. 157.
  • 10  Gaulle de JOURSANVAULT, Catalogue analytique des archives de M. le baron de Joursanvault, 1, París (...)

10Las primeras referencias a un Hôtel de Navarre situado en la rue du Chaume pertenecen a la llegada del infante Carlos en 1378 en que un documento relativo a la organización del hostal del heredero del trono de Navarra para su estancia en París menciona por primera vez la ubicación de un palacio situado « près de la porte du Chaume»9. Ese mismo año, dicho infante Carlos pagaba cierta cantidad a un tal Hermant de Trenes que limpió los escombros «placés devant la maison dudit seigneur, rue des Bouchiers du Temple»10.

  • 11  H. CURZON, La maison du Temple…,p. 219-220.
  • 12  Ver el plano en Anexo 2. Ciertos autores vienen repitiendo la idea de que el Hôtel de Navarre esta (...)

11Muy probablemente se trataba del mismo edificio que desde fines del siglo XIV y hasta la segunda mitad del siglo XV figura como hôtel del rey de Navarra, un «grand hôtel, contenant plusieurs edifices auquel a deux manoirs tous entretenans»11, en el llamado «chantier du Temple»12. La puerta principal estaba, en efecto, en la rue du Chaume, pero hacía esquina con la rue des Bouchers por un lado y con la rue de l’Échelle du Temple por el otro a través de un edificio pequeño anexo. Por el sur estaba enfrente de la capilla de Braque y, por el este, de la puerta del hôtel del señor de Clisson.

  • 13  Léon MIROT, «Communication sur l’histoire de l’ancien hôtel de Navarre, rue Braque n° 2 et rue des (...)

12En 1925, con ocasión de la remodelación de dicho rincón del Marais, el historiador Léon Mirot redactó un artículo en el que narraba de manera escueta los avatares que había sufrido el solar en el que se elevaba el Hôtel de Navarre desde la época de Carlos V13. Entre los años 1367 y 1375 el duque de Berry había comprado «touttes les places ou maisons depuis le coing de la rue des Bouchiers sur la ditte rue du Chaume, en venant au coing de la rue de l’Eschielle», en la zona norte de la muralla donde los principales personajes del Gobierno real estaban construyendo grandes palacios –Nicolas Braque, Bureau de la Rivière u Olivier de Clisson eran sus vecinos más inmediatos–. El duque no llegó a vivir allí, sino que alquilaba las mansiones que se elevaban en aquellos terrenos. Es bastante probable, como ahora veremos, que el hôtel en el que se alojaba Carlos de Navarra entre 1378 y 1381, «près de la rue du Chaume», fuera propiedad del duque de Berry, con quien tuvo siempre una relación especialmente cercana. Según continúa relatando Mirot, en 1381, el rey de Francia compró al duque el hôtel «sis vers l’Echelle du Temple» para donarlo a Amadeo VII de Saboya, casado con Bona de Berry, la hija del duque. Los condes de Saboya disfrutaron de dicho palacio durante sus estancias en París al menos hasta la muerte de Amadeo en 1391. Mirot añade que «on ignore quel en fut le sort après la mort d’Amé VIII [sic] et au XVe siècle on retrouve cet hôtel aux mains de la maison de Navarre».

  • 14  «Item une autre viele masure qui est de l’autre costé de la dicte maison, par devers la rue du Tem (...)
  • 15  Léopold DELISLE,«Testament de Blanche de Navarre, Reine de France», Mémoires de l’Histoire de Pari (...)
  • 16  Étienne-François VILLAIN, Histoire critique de Nicolas Flamel et de Pernelle sa femme, París : Des (...)
  • 17  Guillebert de METS, Description de Paris sous Charles VI (1407). A. LE ROUX DE LINCY y L.-M. TISSE (...)

13Sin embargo, a través de algunos documentos es posible comprobar cómo, a partir de la muerte de Amadeo VII, dicho hôtel pasó (¿de nuevo?) a las manos de la familia real de Navarra, cuya cabeza, desde 1387, era Carlos III el Noble. En noviembre de 1391, el mismo año de la muerte del conde de Saboya, un documento menciona una casa situadaen esa misma manzana «en la rue aus Bouchers du Temple, à l’opposite de l’ostel monseigneur Pierre de Navarre»14. Sin embargo, no parece que fuera propiedad de Pedro puesto que en 1398 la reina Blanca le dejó en testamento su palacio de la rue de la Tixeranderie especificando claramente «pour ce que nostre dit neveu n’a à present point de maison à Paris que sienne soit»15. Otro documento que muestra cómo el gran palacio de la rue du Chaume era considerado propiedad del rey de Navarra, y no de su hermano, es relativo a la ejecución del testamento de Pernelle, mujer de Nicolas Flamel, en 1398, en el que se tomaban los muros del «Ostel du roy de Navarre» como punto de referencia para situar una casa16. En 1407 en la Description de Paris sous Charles VI, Guillebert de Metz mencionaba así mismo el «Ostel du Roy de Navarre» en su relación de los palacios de los principales príncipes17.

  • 18  H. CURZON, La maison du Temple…, p. 316-318 y L. MIROT, « Communication… », p. 52-53.

14El que dicho hôtel fuera el mismo que había pertenecido al duque de Berry y, entre 1381 y 1391, al conde de Saboya, se comprueba por un documento de 1448 en el que el Príncipe de Viana, nieto de Carlos III, había pagado una cantidad en el censo del Temple por dicho palacio: «a monseigneur Charles de Navarre, pour son hostel, court, salles, greniers, cuisine, cave, salles, avec jardins, qui furent Monseigneur le duc de Berry»18.

  • 19  El Hôtel de Navarre fue uno de los palacios pertenecientes a la jurisdicción del Temple que mayore (...)

15De qué manera dicho palacio pudo haber llegado a ser propiedad del rey de Navarra es algo que nos escapa; quizás fuera una donación real como lo había sido para el conde de Saboya. Lo cierto es que este palacio fue propiedad de los Navarra-Évreux hasta muchos años después del fallecimiento de Carlos III en 142519.

Carlos III y el Hôtel de Clisson (1397-1407)

  • 20  Se trata del actual Hôtel de Soubise, emplazamiento de los Archivos Nacionales desde 1808, emplaza (...)
  • 21  AGN, caj. 76, n. 30 (año 1398).

16Sin embargo, y a pesar de contar con dicha residencia, en las estancias de 1397 y 1403 Carlos III se alojó en el Hôtel de Clisson, palacio ocupaba la esquina de la rue du Chaume con la rue des Quatre-Fils, justo enfrente del Hôtel de Navarre20. Las razones de que se alojara aquí y no en su propio palacio se desconocen, lo cierto es que el Hôtel de Clisson albergó por dos veces la corte de Navarra en París, como figura en el documento del acto de homenaje del señor de Agramont en el verano de 1398, fechado «en la cibdat de Paris en el palacio del seynnor de Cliçon, do el rey mi dicho seynnor loga a present…»21.

17Se trataba de un palacio propiedad de Olivier de Clisson, el antiguo Condestable de Francia, a quien Carlos V había hecho donación de unos terrenos en la zona del norte de la muralla de Felipe Augusto. Entre finales de 1370 y comienzos de 1371, el rey le había dado 4 000 libras para comprar una casa, y en 1375 el señor de Clisson ya figura en el censo del Temple. Sin embargo, el condestable no pudo gozar durante mucho tiempo de su nuevo palacio, puesto que abandonó la capital en 1392 tras haber sido destituido como condestable; por ello, su residencia en París estaba vacía desde hacía tiempo.

  • 22  AGN, reg. 240, fol. 59 (año 1398): «A Chaupas concierge de l’ostel de Cliçon de don une foiz pour (...)

18El Hôtel de Clisson fue la residencia principal de Carlos III desde julio 1397 hasta el mes de septiembre de 139822. Tras la partida del rey de Navarra en septiembre de 1398, el palacio fue ocupado por el conde de Derby, que permaneció alojado en dicho hôtel durante el invierno de 1398-1399 según relata Froissart:

  • 23  Jean FROISSART, Chroniques, Jean A. C. BUCHON (ed.), 14, París : Verdière, J. Carez, 1826, p. 142, (...)

Le comte Derby qui se tenoit à Paris à l’hôtel de Clisson, moult près du Temple, y fût volontiers allé pour moins coûter au roi de France; car toutes les semaines il avoit, en derniers appareillés, pour payer ses menus frais cinq cents couronnes d’or; et les recevoient ses gens au nom de lui […]. Ces paroles et informations retardèrent grandement le comte Derby de nulle part voyager; mais se tint tout coi à Paris à l’hôtel de Clisson, lequel étoit tout ordonné pour lui et ses gens à la fois. Et moult souvent il alloit voir le roi et le duc d’Orléans et leurs oncles et s’ébattre avecques eux; et lui faisoient toute la meilleure compagnie qu’ils pouvoient […]. Vous devez savoir que quand le comte de Derby fut revenu à l’hôtel de Clisson, il fut amèrement courroucé, et bien y eut cause, quand il, qui se tenoit en la présence du roi de France qui moult l’aimoit et avoit fait de grands courtoisies et faisoit encore tous les jours, on l’avoit réputé pour un traître23.

  • 24  AGN, caj. 91, nº 8. Este pillaje debió de haberse producido entre 1399 en que partió el conde de D (...)

19En 1403, Carlos III volvería a alojarse en dicho palacio de Clisson, que había sido sometido al pillaje y al vandalismo –por razones que se desconocen–, según se relata en un documento procedente de los archivos navarros que asegura que el hôtel había sido «pillé par les bretons qui logaron», como se verá más adelante24.

La corte navarra en la rue du Chaume

20Sobre la vida de la corte de Navarra en París durante las estancias de Carlos III de entre 1397 y 1407 la información está bastante descompensada. Por un lado, hay principalmente noticias sobre las compras realizadas, tanto de alimentación como de objetos suntuarios. Pero la información es parca en detalles que sería interesante conocer como la distribución del personal, la eventual contratación de servidumbre local, o el alojamiento de los animales de montura y de carga.

  • 25  Principalmente : AGN, reg. 240, 241, 292; AGN, carp. 75, y AGN, caj. 91, nº 8.
  • 26  AGN, reg. 240, fol. 58r°: «[…] une chambre de tapicerie blanche semée d’ymages et glays garnie de (...)
  • 27  AGN, reg. 241, fol. 1:«pour estoupes orinaulx et autres menues choses qu’il a achaté pour le retra (...)

21En su primer viaje, de 1397-1398, Carlos III no reparó en gastos para poner a su gusto su residencia en París, el Hôtel de Clisson, que hizo que el rey tuviera que pedir préstamos y ayudas extraordinarias para poder hacer frente a todos los pagos, muy bien documentados en la documentación de la Cámara de Comptos de Navarra25. Eran gastos necesarios para mantener durante su estancia el tono de vida que había que exigía el alojarse en el Marais. Así, el navarro no reparó en gastos para su atuendo personal, el de las gentes de su séquito, el equipamiento de su casa, en regalos y donaciones que hizo durante más de un año en París, e incluso algunos caprichos personales, como la gran cantidad de relojes que mandó elaborar en aquellos meses. También se conocen algunos de los elementos de mobiliario que compró para el palacio, desde una gran cama con dosel de tapicería blanca «sembrada de imágenes», tres cortinas y un tapiz en oro, con imágenes del dios Amor entre otras, por la que pagó una cantidad astronómica, hasta unos tapices que compró a un tapicero de renombre en París, Colin Bataille, uno de ellos con la historia de «Salomón y la conquista de Bretaña», quizás para halagar a su anfritrión26. También se compraron utensilios corrientes, como orinales y otras menudas cosas para el retrait del rey27.

  • 28  AGN, caj. 91, nº 8. Se trata de un único documento en un pergamino asabanado (ver fragmentos en el (...)

22El rey de Navarra volvería a alojarse en el palacio de Clisson en su viaje de 1403, del que se conservan interesantes referencias gracias a un excelente documento que refleja los gastos realizados por su secretario Johan Ceilludo28. En efecto, en 1401 Carlos III, previendo ya una nueva estancia en París había enviado por adelantado a su secretario a preparar el edificio que, como se ha dicho anteriormente, había sufrido grandes desperfectos. Ceilludo permaneció en el palacio haciendo reparaciones durante casi dos años: se arreglaron todas las cerraduras y se compraron colchones nuevos porque «los lechos fueron rompidos por los bretones qui logaron», así como grandes cantidades de paja para rellenarlos. También se contrató personal para limpiar todo el hôtel a fondo en dos ocasiones, así como para limpiar la calle, una de las veces el día del Corpus Christi, tal y como se había acordado anteriormente con el maestre del hostal del «condestable». También se adecentó el jardín, se sembraron semillas y se repararó la fuente que estaba rota. Además, se contrató a un pintor para pintar en el palacio «la deuissa de las fueillas del rey», es decir, la divisa de la hoja de castaño del rey de Navarra.

  • 29  En el apartado de «Expensa», están incluidos en este orden los gastos por compra de vino así como (...)

23En el documento se cuenta también cómo se aprovisionó el palacio para la nueva llegada del rey. Entre otras cosas, el secretario compraron cantidades ingentes de vino que se fueron introduciendo en la bodega del hostal de Clisson; de hecho, más tarde, para poder hacer frente a ciertas deudas, y viendo que la llegada del rey de Navarra se dilataba, gran parte de los barriles tuvieron que ser vendidos. Por otro lado, también se compraron grandes cantidades de tocino que más tarde se echarían a perder: «los quoales tocinos se son todos perdidos et podrido porque han seydo dos aynnos et mas sin ser comidos»29.

El alojamiento de Carlos III a partir de 1407

  • 30  Durante la dominación inglesa, el hôtelde Clisson fue propiedad del duque de Clarence y, tras su m (...)

24En 1407, fallece el señor de Clisson y su palacio de la rue du Chaume pasó por herencia a su hija Beatriz, casada con el conde de Penthièvre, lo cual provocó una fuerte disputa entre los familiares del condestable, los Rohan y los Penthièvre, que no se resolvió hasta 141530. Así las cosas, Carlos III no volvería a alojarse en dicho palacio en su última estancia en París, entre 1408 y 1411 o, al menos, no ha quedado constancia de ello. Se trata del período de mayor protagonismo del navarro en la escena política francesa y, sin embargo, no se han podido encontrar noticias relativas a su lugar de alojamiento durante estos tres largos años.

  • 31  Esta teoría fue apuntada ya por É. PRIVAT, Charles III…,p. 230-231.

25Lo que sí parece cierto es que el Hôtel de Navarre, por razones que se desconocen, no cumplía las expectativas del nuevo duque de Nemours. A través de un pasaje de la Chronique du Religieux de Saint-Denys, es posible pensar que, a partir de 1404, una vez creado duque y par de Francia y nuevamente con capacidad económica, Carlos III pudo haber querido hacerse con una residencia propia en París31: en ese mismo año se ofreció al rey de Navarra la compra del magnífico palacio que el señor de Savoisy tenía en la ciudad, junto al hôtel del rey de Sicilia

  • 32  L. Bellaguet (ed.), Chronique du religieux…, 3, p. 187-189.

qui par la beauté de son architecture, par sa grandeur et son merveilleux entablement de pierre pouvait rivaliser avec les maisons royales serait détruit en fond de comble; que l’emplacement en serait converti en une place publique […]. Les amis de l’accusé, qui étaient en grand nombre trouvèrent cette sentence rigoureuse. Pour le sauver d’un tel déshonneur, ils supplièrent instamment le roi de demander qu’on laissait acheter la maison de Charles de Savoisy au roi de Navarre, son bien aimé cousin, qui la paierait comptant32.

26La destrucción del Hôtel de Savoisy, finalmente, se llevó a cabo a modo de castigo ejemplar. Pero la idea de que Carlos de Navarra apareciera en la Chronique como un eventual comprador de la mansión nos lleva a creer, en efecto, que sería conocida la idea de que buscaba en París una residencia de dichas características, por lo que quienes protegían al señor de Savoisy acudieron a él directamente. Sin embargo, en este punto no es posible pasar de la simple conjetura. Lo cierto es que no hay noticias de la existencia de otro «hôtel de Navarre», aparte del de la rue du Chaume, a partir de estos años.

27En definitiva, las estancias de Carlos III de Navarra en París en torno a 1400 muestran cómo la situación de provisionalidad, e incluso de itinerancia dentro de la propia cuenca del Sena, no permitía el que un gran príncipe de sangre, un rey en este caso, pudiera prescindir de un palacio en la capital de Francia. Además, la reaparición de un Hôtel de Navarre en París a partir de los últimos años del siglo XIV será la manifestación física de esta nueva presencia de los Navarra-Évreux en el seno de la corte francesa.

Anexo 1

28Archivo Real y General de Navarra (Pamplona), Comptos, caj. 91, nº 8
[fragmentos]

29[…] Como en el primero dia doctobre laynno mil CCCCº et uno Nos ouiessemos imbiado a nuestro amado et fiel secretario maestre Johan Ceilludo enta Paris encargado de nuestras partes de fazer alli prouisiones pora nos pora la despensa de nuestro ostal et robas et otras cosas pora nuestra persona et tanbien por otras cosas que tocauan nuestra honrra et servicio. En el quoal viage nuestro secretario finco por nuestro expreso mandamiento ata el XVº dia dagosto laynno M CCCCº et tres postremerament passado que eill veno deuers nos en la Puent de la Reyna, el quoal tiempo faze XXII meses et XXVº dias, por las quoalles prouisionnes robas et otras cosas fazer nuestro dicto secretario recebio a su partimiento cierta quoantia de dineros et tanbien eill seyendo en Paris li hauemos imbiado otros dineros tanto a eill como a Nicholas Picaco por pagar las dictas prouisiones et robas. De todas las quoalles receptas de las expenssas, compras et messiones fechas por el dicto Johan Ceilludo nos aya requerido dobladas vezes que quisiessemos faz veer et examinar et concluir su compto. Fazemos saber que nos, veyendo que requiere razon et por quoanto et dicto compto no se puede render en nuestra cambra de los comptos por algunas causas que sian luengas de exprimir, avemos fecho veer et examinar en nuestra presencia por algunas gentes de nuestro conseillo et otros nuestros servidores qui se cognoscen en talles cosas las receptas et exppensas que ha fechas por nos en este viage nuestro dicto secretario.

30[…] Otras expensas menudas. A Johan de Malleuille por IIc de pailla por fazer los lechos en las cambras de Clicon XXXII s vallen II francos. A eill por por otros IIc de pailla venida XVIIº dia de nouiembre XXXII s parisis montan II francos. A eill por otros IIc de pailla venida el XVIIIº dia ensiguient XXXII s parisis vallen II francos. A eill por una caretada de pailla por retiestar los lechos fueron rompidos por los bretones qui logaron et por las bodas de maestre Jehan Jahe VXV[sic] s t. A Jehan de Mont Lilla por limpiar la casa de Clicon por II bezes V s t. A Bituan[?] por pintar la deuissa de las fueillas del rey et del harnes XV d t. A Santoui cauaillero por una carrailla pora la cappiella de Clicon VI s parisis valen VII s VI d t. A eill pora una carrailla con dos claues pora el grant ceillero IX s parisis vallen XI s III d t. A eil por II cerraillas una pora la cambra do los tocinos estan et lotra por la panateria XII s parisis valen XV s t. A eill por una cerrailla de la entrada baixa de la panateria hera VI s parisis vallen VII s VI d t. Item por VII ciento de borreas et fagotes por mossen Johan le carpentier el quoal hera venido por ayudar a comprar el vino por la goarnizon et por portage de los dos fagotes et borreas XIII s VIII d parisis vallen XVII s I d t. Item por el loguero de un lecho por XIII dias que finco en Paris por comprar los vinos IIII s VIII d parisis vallen V s [X d t]. Item por la espensa del dito mossen Johan et de su rocin por XIII dias et fue por los villages por comprar los vinos por dia IIII s vallen LII s parisis que vallen III francos V s t. Item por medio ciento de crochetes por los tocinos colgar V s X d t. Item por puyar e colgarlos en la tor IIII s III d t. Item por limpiar la rua de Clicon el dia de Corpore Christi II s VI d t. Item por limpiar la dita rua en el dito mes de Jullio por nuestra partetacxada por el maestre dostal del connestable XX s t. […]. A Anthoni por las mesuras a mesurar el vino por menudo et por las signar VII s parisis. Al fontanero por appeillar la fuent qui hera rompida et por meter lagoa de fuera et por un tuel que fezo por imbiar a Nauarra XII s VI d t. A I gardinero por XI dias que labro en el gardin de Clicon por dias II s VI d parisis, vallen los XI dias XXIX s d[sic] parisis vallen XXXVI s IX d t. A Johan Dordan jardinero por III dias que labro en el dito jardin et por yerbas et semeças que eill y sembro X s VIII d parisis vallen XIII s IIII d t. A eill por medio quarton de sehalar por leuantar las tallas qui heran todas en tierra et por le portage XX s parisis vallen XXV s t. Item por appareillar la puerta del jardin II s VI d t. A Johan de Malle Ville por leuar unas letras a Vernon a mossen Johan le Carpentier capellan por que veniesse a Paris por comprar el vino de la goarnizon XVII s t. A Pero Morel mulatero por leuar las robas nuestras et las siellas de Paris a Poitiers en el mes de Junio CCCCc et tres V escudos vallen V francos XII s VI d t. A Johan Michiel carpentiero por II coffres a meter las ditas robas XXV s t. A Perrin Espero por VII aulnas de tella a cobrir los dictos coffres et la harnes de las sieillas las Vº a Vº blancos a las II a VI blancos vallen [X] II s IIII d parisis que vallen XV s V d t. A un fardelier por trossar et ligar las dictas robas et sieillas et por la cuerda IIII s VIII d parisis que vallen V s X d t. A Dagart brodador en Paris que Johan Ceilludo li pago XVº dia de abril sobre lo que deuemos al dito Dagart por la brodaderia que ha fecho en dos hoppas nuestras en las mangas XII fr […].

Anexo 2

  • 33  Se ha tomado como base el plano llamado «del CNRS». Jacqueline LEURIDAN y Jacques-Albert MALLET, P (...)

Plano de la situación del Hôtel de Navarre y el Hôtel de Clisson, residencias de Carlos III de Navarra en París, en torno a 140033

Plano de la situación del Hôtel de Navarre y el Hôtel de Clisson, residencias de Carlos III de Navarra en París, en torno a 140033
Haut de page

Notes

1  Conservada principalmente en los fondos del Archivo Real y General de Navarra (AGN), Sección de Comptos, así como en los Archivos Nacionales de Francia (ANF). Se utilizarán también las regestas del Catálogo de la Sección de Comptos. Documentos (José Ramón Castro y Florencio Idoate, Pamplona : Aramburu, 1954-1972), cuyas siglas serán citadas como«CAGN», seguido del número de volumen y documento.

2  María NARBONA CÁRCELES, La corte de Carlos III el Noble, rey de Navarra (1376-1415). Espacio doméstico y escenario del poder, Pamplona : Eunsa, 2006, p. 84-88.

3  «On attendait le prince [le roi de Navarre] vers le commencement du mois de juillet. Afin de lui faire un accueil plus honorable, le duc de Berri alla à sa rencontre, par ordre du roi, jusqu’aux frontières du royaume, l’amena à Paris, et l’introduisit dans cette capitale au milieu d’un brillant cortège de nobles et de bourgeois. Le roi, qui était alors en bonne santé, accueillit avec courtoisie son bien aimé cousin ; il le pria de séjourner quelque temps à sa cour, et de visiter familièrement ses proches et les princes de la fleur de lis. Chacun s’empressa de le traiter avec magnificence et de le combler de présents. Il fut ensuite convenu que le roi lui donnerait audience pour entendre ses réclamations.», Louis BELLAGUET (ed.), Chronique du religieux de Saint-Denys, contenant le règne de Charles VI, de 1380 à 1422, liv. 18, 2, París : Impr. Crapelet, 1842, p. 537-539.

4  M. NARBONA CÁRCELES, La corte de Carlos III, p. 93 y ss. Id., « Sobre una representación de Carlos III el Noble en las Chroniques d’Angleterre de Jean Wavrin (hacia 1470) », in : Navarra : Memoria e imagen : Actas del VI Congreso de Historia de Navarra [Pamplona, septiembre 2006], Pamplona : Eunate, 2006, p. 191-202.

5  Sobre esta cuestión se desarrolló la estancia de investigación postdoctoral que llevé a cabo en el LAMOP de Paris I/CNRS entre 2005 y 2007. Los resultados de dicha investigación relativos al no retorno de Carlos III a Francia a partir de 1411 están todavía en proceso de publicación.

6  Quiero agradecer a Boris Bove y Guillaume Salles la ayuda que me han prestado para la correcta ubicación de dichos palacios en el París de fines del XIV.

7  No obstante, mientras vivió la reina de Navarra, Juana, hermana de Carlos V, los reyes navarros pudieron disfrutar del Hôtel de Nesle que se les había concedido el Delfín en 1357 puesto que «n’ont point d’Ostel dedans la Forterece de la Ville de Paris». La concesión fue ratificada en 1366, pero no se tienen más noticias en fechas posteriores. El palacio era vendido por Carlos VI al duque de Berry en 1381. Véase Denis-François Secousse, Mémoires pour servir à l’histoire de Charles II, roi de Navarre et comte d’Évreux, Académie des Inscriptions et Belles-Lettres, París : Durand, 1758, p. 72-73 (año 1357) y ANF, K 47, n. 48, 3 (año 1366). Otro documento da a entender que Carlos II se habría alojado en 1360«en son hostel en la grande rue de la Harpe à Paris, que l’on dit à l’enseigne de l’escu S. Georges», aunque no hay más datos al respecto. El propio Secousse manifestó su extrañeza por la mención aislada de este palacio : Mémoires…, p. 198. Véase también Boris BOVE, « Les palais royaux à Paris au Moyen Âge (XIe-XVe siècles) », in : Marie-Françoise AUZÉPY y Joël CORNETTE (dir.), Palais et pouvoirs. De Constantinople à Versailles, París : Presses Universitaires de Vincennes, 2003, p. 45-79.

8  (Año 1376) «Madame la royne Blanche, pour sa maison, pour la tour et appartenance, qui jadis fut à sire Jehan Billouart, et depuis à Poillevillain, et après au comte de Poitiers, qui depuis fut duc de Berry. Laquelle maison est au bout d’icelle rue aux deux portes, et est à présent la maître entrée en viez tisseranderie», Henri CURZON, La maison du Temple de Paris. Histoire et description, avec deux planches, París : Hachette, 1888, p. 325.

9  M. NARBONA CÁRCELES, La corte de Carlos III…,p. 157.

10  Gaulle de JOURSANVAULT, Catalogue analytique des archives de M. le baron de Joursanvault, 1, París : Techener, 1838, p. 185 (año 1378) : «Hermant de Trenes reçoit de monseigneur Charles de Navarre certaine somme pour avoir fait ôter à ses frais les terres, fiens et gravois, placés devant la maison dudit seigneur, rue des Bouchiers du Temple» .

11  H. CURZON, La maison du Temple…,p. 219-220.

12  Ver el plano en Anexo 2. Ciertos autores vienen repitiendo la idea de que el Hôtel de Navarre estaba situado en la misma manzana que el Hôtel de Clisson, al lado y no enfrente de dicho palacio como es en realidad. Por esta razón ha sido mal situado en diversos mapas del París bajomedieval, que lo emplazan en la esquina entre la rue du Chaume y la rue du Paradis, error que destaca Boris Bove en un reciente trabajo. Boris BOVE, «À la recherche des hôtels princiers de Paris: un inventaire impossible ?», in : Murielle GAUDE-FERRAGU, Bruno LAURIOUX y Jacques PAVIOT (eds.), La cour du prince. Cour de France, cours d’Europe (XIIIe-XVe siècles), París, 2009 (en prensa). Véase Antoine LE ROUX DE LINCY y Lazare-Maurice TISSERAND, Paris et ses historiens aux XIVe et XVe siècles, [s. l.] : [s. n.], 1867, p. 197.

13  Léon MIROT, «Communication sur l’histoire de l’ancien hôtel de Navarre, rue Braque n° 2 et rue des Archives n° 49», Procès-verbaux de la Commission municipale du Vieux-Paris, 1925, p. 51-54.

14  «Item une autre viele masure qui est de l’autre costé de la dicte maison, par devers la rue du Temple, qui tient à Yvonnet le Breton, laquele maison, masures, court et petit jardin cy dessus designez aboutissent par derriere à un autre jardin cy après declaré, tout ce que dit est assis en la rue aus Bouchers du Temple, à l’opposite de l’ostel monseigneur Pierre de Navarre». L. MIROT, « L’hôtel… », p. 315.

15  Léopold DELISLE,«Testament de Blanche de Navarre, Reine de France», Mémoires de l’Histoire de Paris et de l’Île-de-France, 12, 1885, p. 44-45. Tras la muerte de Pedro en 1412, el palacio quedó en las manos de su viuda, Catherine d’Alençon, que lo vendió en 1415. Véase Auguste LONGNON, Paris pendant la domination anglaise (1420-1463), París : Champion, 1878, p. 62-63.

16  Étienne-François VILLAIN, Histoire critique de Nicolas Flamel et de Pernelle sa femme, París : Desprez, 1761, p. 337-338 (año 1398) : «rente sur la maison Pierre Hazart, Pasticier, en la rue du Temple, tenant d’une part à Jehan Testart, et d’autre part à une maison qui est Guillaume de Condé, aboutissant par derrière aux murs de l’Ostel du Roy de Navarre».

17  Guillebert de METS, Description de Paris sous Charles VI (1407). A. LE ROUX DE LINCY y L.-M. TISSERAND, Paris et ses historiens…, p. 195.

18  H. CURZON, La maison du Temple…, p. 316-318 y L. MIROT, « Communication… », p. 52-53.

19  El Hôtel de Navarre fue uno de los palacios pertenecientes a la jurisdicción del Temple que mayores problemas presentó a la hora de pagar el censo, por lo que se ha conservado mucha documentación al respecto. Esta documentación resulta del mayor interés para seguir la pista al destino de dicho palacio de los reyes de Navarra en el centro neurálgico del París del siglo XV. A la luz de estos documentos, se observa cómo, de manera irregular, estos reyes continuaron pagando el censo al Temple hasta, al menos, los años 1450. En 1443, por ejemplo, el palacio fue sacado a subasta pública, aunque no vendió en dicha ocasión. En 1464 se advierte ya que «riens n’en fut piéça receu, pour ce que dès piéça ledit hostel avoit esté mis en criées par faulte de paiement. Il nous fut fait deffence de par le Roy que nous ne poursuivions les habitants audit hostel, et que le prince de Navarre a ses causes commises aux requestes». En los años que siguieron el palacio pasaba a las manos del nuevo duque de Nemours (título que había recaído en el conde de Armagnac, nieto de Carlos III, por la vía de su hija pequeña, Isabel). Tras la muerte de este último, el hôtel fue confiscado por Luis XI en 1478. De hecho, en 1482 se advierte de la «désolacion dudit lieu». H. CURZON, La maison du Temple…,p. 316-318 y L. MIROT, «Communication…», p. 52-53.

20  Se trata del actual Hôtel de Soubise, emplazamiento de los Archivos Nacionales desde 1808, emplazado entre la rue des Archives (antigua rue du Chaume) y la rue des Quatre-Fils. También fue sede de l’École des Chartes. Sobre la historia de dicho palacio, véase Paul RAYMOND, «Pièces sur l’hôtel de Clisson, aujourd’hui Palais des archives et École des chartes», Bibliothèque de l’École des Chartes, 20 (1), 1859, p. 516-518 y 21 (1), 1860, p. 447-454, Léon MIROT, «Notes et documents pour servir à l’histoire de la formation topographique des Hôtels de Rohan-Soubise au Marais», Annuaire-Bulletin de la Société de l’Histoire de France, 1919, p. 163-169, así como Charles-Victor LANGLOIS, Les Hôtels de Clisson, de Guise et de Rohan Soubise au Marais: Archives et Imprimerie nationales,París : J. Schemit, 1922. Sobre la instalación de los Archivos Nacionales, véase Henri Bordier, Les Archives de la France, París : Dumoulin, 1855, p. 16-17.

21  AGN, caj. 76, n. 30 (año 1398).

22  AGN, reg. 240, fol. 59 (año 1398): «A Chaupas concierge de l’ostel de Cliçon de don une foiz pour les bons services qu’il a faiz au roy en dit hostel en quel il a esté logé par l’espace d’un an XXX frans».

23  Jean FROISSART, Chroniques, Jean A. C. BUCHON (ed.), 14, París : Verdière, J. Carez, 1826, p. 142, 148 y 160-161.

24  AGN, caj. 91, nº 8. Este pillaje debió de haberse producido entre 1399 en que partió el conde de Derby, y 1401 en que llegó el secretario del rey de Navarra. No se han podido averiguar las causas que pudieron haber llevado a este grupo de bretones a tomar el palacio de manera violenta.

25  Principalmente : AGN, reg. 240, 241, 292; AGN, carp. 75, y AGN, caj. 91, nº 8.

26  AGN, reg. 240, fol. 58r°: «[…] une chambre de tapicerie blanche semée d’ymages et glays garnie de ciel, dossier […]. Et assi un grant tapi de haute lisse aor d’ymages oui est le dieu d’amours et eur et avanture et plusieurs autres ymages et coustent ensemble la dite chambre et tapis de haute lisse…». Los tapices que compró a Colin Bataille, de Salomón y la conquista de Bretaña, los Nueve Preux, las tres Marías, y el Advenimiento de Nuestro Señor, «les quelx IIII tapis ont cousté la somme de XIIIc l frans», Id., fol. 57v°.

27  AGN, reg. 241, fol. 1:«pour estoupes orinaulx et autres menues choses qu’il a achaté pour le retrait du Roy…».

28  AGN, caj. 91, nº 8. Se trata de un único documento en un pergamino asabanado (ver fragmentos en el Anexo 1). Los gastos realizados en esta ocasión no fueron presentados para su audición en la Cámara de Comptos de Navarra, «por algunas causas que sian luengas de exprimir». Pero, al parecer, el secretario había « requerido dobladas vezes que quisiessemos faz veer et examinar et concluir su compto ». Por esta razón, el rey accedió a revisar el compto en presencia únicamente de «algunas gentes de nuestro conseillo et otros nuestros servidores qui se cognoscen en talles cosas las receptas et exppensas que ha fechas por nos en este viage nuestro dicto secretario». La audición del compto está fechada en Pamplona en septiembre de 1410. Véase también Édouard PRIVAT, Charles III de Navarre et ses rapports avec la France, 2, Thèse inédite de l’École des Chartes, 1897, p. 227-228.

29  En el apartado de «Expensa», están incluidos en este orden los gastos por compra de vino así como «por el carreo delos dictos vinos et por adoillar, religar, et meter en caua del ostal del seynnor de Clicon», y de «tocinos comprados pora la prouision de nuestro ostal». También compró Ceilludo objetos para el rey como paños de lana y de seda, pieles y sombreros. El apartado de «Otras expensas menudas», cuyo fragmento se incluye en el Anexo 1, contiene la mayor parte de los gastos que se realizaron para la mejora del palacio del señor de Clisson. El compto se cierra con otras dos expensas detalladas por mensajeros así como por los gajes del propio secretario durante su viaje y estancia.

30  Durante la dominación inglesa, el hôtelde Clisson fue propiedad del duque de Clarence y, tras su muerte en 1424, del regente, el duque de Bedford, hasta que Carlos VII lo devolvió a los Penthièvre, que lo mantuvieron hasta el siglo XVI. Posteriormente fue propiedad del duque de Guisa y, ya en el siglo XVIII, del príncipe de Soubise, quien llevó a cabo la remodelación que hoy puede contemplarse en el edificio que alberga los actuales Archivos Nacionales. H. CURZON, La maison du Temple…, p. 321 y L. MIROT, «Notes et documents…», p. 163-169, y A. LONGNON, Paris…, p. 135-13.

31  Esta teoría fue apuntada ya por É. PRIVAT, Charles III…,p. 230-231.

32  L. Bellaguet (ed.), Chronique du religieux…, 3, p. 187-189.

33  Se ha tomado como base el plano llamado «del CNRS». Jacqueline LEURIDAN y Jacques-Albert MALLET, Paris vers la fin du XIVsiècle : plan restitué de Paris en 1380 (realizado en 1975, 1ª ed. 1991), París : CNRS, 1999.

Haut de page

Table des illustrations

Titre Plano de la situación del Hôtel de Navarre y el Hôtel de Clisson, residencias de Carlos III de Navarra en París, en torno a 140033
URL http://e-spania.revues.org/docannexe/image/18699/img-1.jpg
Fichier image/jpeg, 42k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

María NARBONA CÁRCELES, « Las residencias de Carlos III el Noble en París a comienzos del siglo XV : el Hôtel de Clisson y el Hôtel de Navarre », e-Spania [En ligne], 8 | décembre 2009, mis en ligne le 27 mai 2010, consulté le 21 novembre 2017. URL : http://e-spania.revues.org/18699 ; DOI : 10.4000/e-spania.18699

Haut de page

Auteur

María NARBONA CÁRCELES

Universidad de Zaragoza, Dpto. de Historia Medieval

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
Les contenus de la revue e-Spania sont mis à disposition selon les termes de la Licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo CLEA
  • Logo GDRE AILP
  • Logo DOAJ
  • Revues.org